El Gobierno inició conversaciones con la UE luego de que Argentina fuera removida de la lista de países desde los que se puede viajar sin restricciones

Lo confirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti. Los argumentos ante la Unión Europea por el aumento exponencial de los contagios de COVID-19

La ministra de Salud, Carla Vizzotti (NA)
La ministra de Salud, Carla Vizzotti (NA)

El Gobierno nacional inició conversaciones con la Unión Europea a raíz de la decisión de remover a la Argentina de la lista de países desde los que se podía viajar sin restricciones, debido al aumento exponencial de contagios de coronavirus registrados el último mes. Lo confirmó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien explicó que, en parte, el incremento de infectados ocurre también porque se modificaron los parámetros de testeo.

Argentina había ingresado a la nómina de países seguros el 29 de octubre. Sin embargo, el Consejo de la UE revisa todas las semanas la situación epidemiológica y la respuesta general al COVID-19, así como la confiabilidad de la información y las fuentes de datos disponibles en cada país. Con la decisión oficializada en las últimas horas, las condiciones para viajar desde Argentina a los diferentes países de la Unión Europea podrían cambiar (testeo, cuarentena, tipo de vacuna, etc).

Este martes la cartera sanitaria Nacional reportó 120.982 nuevos contagios de COVID-19, con 165.124 hisopados. La tasa de positividad registrada es del 73.26%, siete veces más de lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Frente a la alarmante situación epidemiológica, Vizzotti expresó que “hay activos alrededor de 800 mil casos”, y explicó que “al testear a las personas con condiciones de riesgo y sintomáticas, inmediatamente el porcentaje de positividad aumenta” ya que de acuerdo a la última decisión ya no se testea más a los contactos estrechos.

“Hay muchísimas personas que antes se testeaban y eran negativas porque eran contactos estrechos que no se contagiaban; se está confirmando por nexo un número muy importante de pacientes”, agregó.

La Argentina había ingresado a la nómina de países seguros el 29 de octubre (EFE)
La Argentina había ingresado a la nómina de países seguros el 29 de octubre (EFE)

En este marco informó que ayer “desde Cancillería se hizo la consulta a la Unión Europea” sobre “si están pensando en cambiar los indicadores, atento a los países que están en la lista blanca, que tienen requisitos para ingresar, porque la situación epidemiológica es totalmente distinta... Uno cierra las fronteras, o intenta minimizar el ingreso cuando no tiene la variante, no tiene circulación comunitaria, o la situación es de mucha gravedad”.

Para la ministra de Salud, la positividad de contagios en la Argentina sufrió graves alteraciones debido a la modificación en los parámetros sobre quienes deben hisoparse. “Como se está replanteando en muchísimos lados, la estrategia de testeo, el porcentaje de positividad, como el número de casos pasa a ser más relativo”, fundamentó.

En declaraciones a la señal C5N, remarcó que “Argentina cumple con el testeo por millón de habitantes que requiere la Unión Europea, pero la incidencia y porcentaje de positividad está muy por arriba” por esta decisión.

Uno de los puntos de testeo de Capital Federal (EFE/Demian Alday Estévez)
Uno de los puntos de testeo de Capital Federal (EFE/Demian Alday Estévez)

Por otra parte, si bien la funcionaria advirtió que “todavía falta”, señaló que “en los grandes aglomerados urbanos, donde empezó el aumento de casos, podemos decir que se está transitando el pico de contagios (de la tercera ola); por primera vez, de una semana a la otra, no tenemos un aumento exponencial”.

“Esta semana tuvimos menos de 400 fallecidos cuando llegamos a tener cuatro mil por semana, 10 veces menos en cantidad de fallecidos con tres veces más de casos”, dijo en relación a la situación epidemiológica. No obstante, alertó que “están aumentando las internaciones” por lo que “vamos a ver un aumento en la cantidad de fallecidos”.

“La cantidad de fallecidos sobre los confirmados es muchísimo mas baja que en las olas anteriores, si tuviéramos la misma letalidad que en la ola anterior nuestro sistema de salud no estaría dando respuesta”, aseguró, e indicó que a la fecha “la mayoría de las camas de terapia intensiva están ocupadas por otras patologías”, no por COVID-19.

Consultada sobre si la vacuna contra el coronavirus podría ser obligatoria en el futuro, la ministra dijo que “todavía no está clara la situación epidemiológica, ni la duración de la inmunidad, ni la necesidad de los refuerzos, ni qué variante quedará como estacional, como para decidir cuáles son los grupos a vacunar y si hace falta incorporarla a calendario y en ese caso que pase a ser obligatoria”.

“Cuando se incorpora una vacuna al calendario es para que sea un derecho adquirido y no venga alguien después y la saque”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: