Quienes se hayan vacunado en el exterior podrán recibir la segunda dosis de otra vacuna

Así lo aseguró la ministra Carla Vizzotti quien, junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibieron la primera partida de las vacunas Sputnik V de primera y segunda dosis fabricada en Argentina que serán distribuidas para su aplicación en todo el país

Vizzotti y Cafiero recibieron la primera partida de Sputnik V fabricadas en el país
Vizzotti y Cafiero recibieron la primera partida de Sputnik V fabricadas en el país

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, recibieron hoy la primera partida de más de un millón de dosis de ambos componentes de la vacuna contra el COVID-19 Sputnik V fabricadas en Argentina que serán rápidamente distribuida en los 24 distritos con el objetivo principal de completar esquemas de vacunación de los mayores de 50 años que ya tengan cumplido el plazo de tres meses dese la aplicación de la primera dosis.

Son las primeras vacunas Sputnik V elaboradas localmente por el Laboratorio Richmond, que se encontraban almacenadas en la Planta de Operaciones de Logística Farmacéutica de Andreani en Lemos 2851 de la localidad de Malvinas Argentinas, en el norte del Gran Buenos Aires, donde ambos ofrecieron una conferencia de prensa.

Se trata de la liberación de las primeras 995.125 dosis del componente 1 y 152.500 dosis del componente 2 de la Sputnik V producidas localmente, a partir del antígeno provisto por el Instituto Gamaleya de Rusia.

En el marco de esa conferencia de prensa, Vizzotti llamó a quienes se hayan vacunado en el exterior a que consulten en sus jurisdicciones a fin de completar el esquema de vacunación con un componente de otro laboratorio, en función del plan de intercambio de vacunas que puso en marcha el gobierno.

“Quien viajó y tiene que darse la segunda dosis puede viajar a dársela o consultar en la provincia donde tiene domicilio para definir cómo completar el esquema”, dijo, y recordó que “la mayoría de las personas que viajaron se dieron una vacuna monodosis”, en referencia a el inmunizante de Johnson y Johnson, al que gran cantidad de personas accedieron en EEUU.

“Con la intercambiabilidad de vacunas también es bastante más sencillo acercarse con la demanda espontánea, cuando las jurisdicciones lo vayan definiendo para completar el esquema de vacunación”, aclaró.

Tanto para estas personas como para quienes formaron parte de ensayos clínicos, dijo, “es muy importante registrar esas dosis no solo para poder seguir en la cobertura de vacunación en Argentina sino desde el punto de vista individual”. En la aplicación “en Mi Argentina, también figura el certificado de vacunación como una instancia para que en algún momento se pueda viajar o se requiere ese certificado por alguna institución o simplemente para tenerlo”.

Se trata de las primeras dosis fabricadas en Argentina por el Laboratorio Richmond por el intercambio realizado con el Instituto Gamaleya
Se trata de las primeras dosis fabricadas en Argentina por el Laboratorio Richmond por el intercambio realizado con el Instituto Gamaleya

Por otra parte, “estamos trabajando para sacar una resolución ministerial que las personas que hayan participado de un ensayo clínico de la rama vacunación que se hayan autorizado de emergencia en Argentina y también quienes hayan viajado puedan hacer un trámite a distancia para poder solicitar el certificado de vacunación o la inscripción en el Registro Nacional de Personas Vacunadas para ser contados como coberturas y tener ese certificado”, puntualizó.

Las dosis recibidas hoy por el gobierno serán distribuidas rápidamente en los distritos para su aplicación. De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, hasta esta mañana se distribuyeron 40.704.064 dosis en todo el territorio, al tiempo que las aplicaciones suman 35.762.492. De ese total, 26.414.061 personas fueron inoculadas con la primera dosis y 9.348.431 cuentan con el esquema completo de vacunación

La escases de las segundas dosis llevó al gobierno a iniciar ensayos para determinar la viabilidad de la combinación de Sputnik V con otros inoculantes. Los estudios preliminares indicaron una alta seguridad e inmunogenicidad con las combinaciones de AstraZeneca y de Moderna con la producida en Rusia, en tanto que siguen adelante los estudios con la china Sinopharm.

Vizzotti recordó también la estrategia del gobierno durante el mes de agosto para avanzar con la aplicación de las segundas dosis a los grupos más vulnerables, como los mayores de 50 años, con el objetivo de minimizar los contagios cuando comience la circulación de la supercontagiosa variante Delta.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio de Salud de Rusia, la eficacia de la vacuna Sputnik V ante la variante Delta del coronavirus fue del 83,1% contra la infección sintomática y del 94,4% frente a las hospitalizaciones.

La ministra ratificó que avanza la negociación para la “firma del contrato final” con Pfizer para recibir “20 millones de dosis durante 2021″ y consideró que habrá “novedades pronto”. Estas vacunas, permitirán avanzar, dijo, con la inmunización de jóvenes de 12 a 17 años. Se trata de vacunas que han sido autorizada en EEUU y Europa para ser utilizadas en ese grupo etario.

La vacuna Sputnik ha demostrado tener alta eficacia (REUTERS/Shamil Zhumatov)
La vacuna Sputnik ha demostrado tener alta eficacia (REUTERS/Shamil Zhumatov)

“Hoy culmina una tarea de meses con la entrega para el Ministerio de Salud y la posterior distribución de estas vacunas”, destacó por su parte Cafiero desde el centro logístico de Andreani, ubicado en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas.

Y señaló que “es muy significativo que esto se haya hecho con argentinos formados en nuestras universidades”. “Hay muy pocos países que han logrado esto”, valoró.

En tanto, Vizzotti indicó que el objetivo es “seguir retrasando a la variante Delta y seguir disminuyendo los casos, la hospitalización y la muerte en invierno”.

“El plan es seguir recibiendo un número importante de dosis durante este mes y priorizar la vacunación con las segundas dosis. Venimos aplicando dos millones y medio de segundas dosis durante el mes de agosto”, remarcó.

Además de las 1.147.625 Sputnik V de producción local, con la llegada, ayer de los dos vuelos con Astrazeneca y Oxford (con 204.000 y 326.400 dosis, respectivamente), desde el inicio de la campaña de inmunización la Argentina recibió 43.932.330.

De ese total, 14.768.000 corresponden a Sinopharm; 12.468.830 a Sputnik V (9.375.670 del componente 1 y 3.093.160 del componente 2); 10.471.500 a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina; 3.500.000 a Moderna; 1.944.000 a AstraZeneca por el mecanismo COVAX de la OMS; 580.000 a AstraZeneca-Covishield y 200.000 a Cansino.

Vizzotti, destacó ayer que en la Argentina hay una “demanda altísima” de la vacuna contra el coronavirus. La funcionaria indicó que “todavía tenemos personas que tienen alguna duda y personas que no acceden a la app para pedir el turno”, pero “se está yendo casa por casa para favorecer el acceso”.

Respecto a la inmunización de adolescentes de menos de 18 años, dijo: “Argentina es uno de los pocos países del mundo que está vacunando a menores de 12 a 17 años con comorbilidades, con la expectativa de avanzar con Pfizer y vacunar a toda la población de esa edad”. Detalló además que el Gobierno está trabajando con China y Emiratos Árabes, “que tienen ensayos clínicos en pediatría para que compartan esa información y que podamos evaluar si se puede ampliar la vacunación en estas edades”.

También adelantó que se está “trabajando en agosto para escalar la vacunación y recuperar a todas las personas que ya pasaron los 90 días, y también poder acelerar a que las personas que recibieron Sputnik puedan acortar el intervalo a 6 semanas”.

Según informaron los desarrolladores de la Sptunik V en redes sociales, la vacuna es la que tiene “la eficacia más alta” contra la variante Delta, en comparación a los recientes resultados publicados sobre las vacunas estadounidenses Moderna y Pfizer, que arrojaron que la eficacia en la prevención de la infección es del 76% y del 42% respectivamente.

En Argentina, Laboratorios Richmond informó que producirá durante agosto más de 3 millones de dosis del componente 2, que quedarán para su aplicación en el país.

“Producir millones de dosis en una planta que va a poder hacer el ciclo completo, le abre a la Argentina la posibilidad de ser un productor de vacunas a nivel regional, e incluso mundial. La planta de Richmond será una nueva planta full cycle, quiere decir que podrá hacer el desarrollo productivo integral de las vacunas. La vacuna Sputnik V que haremos en el país contemplará el proceso de filtrado, fermentado, rellenado, envasado; en el marco de este complejo tiempo pandémico, donde cada eslabón de producción se complica más de lo habitual. Esto explica la escasez de las vacunas en el mundo entero. Por eso cada paso tiene un riguroso seguimiento desde Rusia y también local, a través de la autoridad regulatoria competente, como es ANMAT”, había expresado a Infobae Marcelo Figueiras, presidente de Laboratorios Richmond.

EFE/Yuri Kochetkov/Archivo
EFE/Yuri Kochetkov/Archivo

La historia entre el laboratorio argentino y el Centro Gamaleya había comenzado a tejerse hace varios meses. La Sputnik V, creada y producida en Rusia, fue la primera vacuna en estar disponible en la Argentina.

A principios de este año, Figueiras viajó a Rusia y cerró la firma del acuerdo preliminar y de cooperación científica con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) con la participación de Hetero Labs Limited, una compañía establecida en la India y con la cual Richmond posee una alianza estratégica desde hace más de 25 años.

En abril, el laboratorio argentino había enviado al Centro Gamaleya un lote de más de 21.000 dosis producidas en nuestro país para que fueran testeadas y sometidas a pruebas de calidad, con el objetivo de iniciar, así, la producción masiva en una de sus plantas ubicadas en el Gran Buenos Aires -Pilar- y poder, luego, exportar a diferentes países de América Latina y Central.

SEGUIR LEYENDO