Tengo coronavirus: las cinco precauciones para tener en cuenta

Al dar positivo, la persona debe consultar al médico y, si está aislada en su hogar, tendrá que seguir una serie de cuidados. Cuáles son los síntomas a los que hay que prestar atención si se agrava el cuadro

Tras el resultado de COVID-19 positivo es necesario tener varios recaudos (Shutterstock)
Tras el resultado de COVID-19 positivo es necesario tener varios recaudos (Shutterstock)

La infección con coronavirus puede desarrollarse con la aparición de síntomas como temperatura por encima de los 37,5°, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, dolor muscular, dolor de cabeza, diarrea o vómitos o tras la pérdida brusca del gusto o del olfato. En otros casos, hay personas que contraen el virus y no manifiestan fiebre o febrícula u otro síntoma, pero saben que tienen el virus al hacerse el test por hisopado. Al recibir el resultado positivo, hay cinco precauciones principales para tener en cuenta durante las semanas siguientes.

1- Si hay síntomas, no hay que demorar la consulta médica, aunque sea leve.

Hay que comunicarse con la cobertura médica, ya sea prepaga, obra social o el sistema público de atención por teléfono para pedir recomendaciones específicas para su propio caso. Un profesional de la salud hará un conjunto de preguntas que permitirán determinar si se trata de un caso leve, moderado, grave o crítico, y si necesita hospitalización o si puede transitar la infección en el hogar. En la Argentina, se puede llamar al teléfono 120, que está disponible gratis desde cualquier lugar del país para recibir orientación.

Cuando una persona sabe que tiene coronavirus y aunque no tenga síntomas, tiene que consultar al médico por teléfono, avisar a las personas con las que estuvo durante los dos días previos y aislarse en su casa (EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)
Cuando una persona sabe que tiene coronavirus y aunque no tenga síntomas, tiene que consultar al médico por teléfono, avisar a las personas con las que estuvo durante los dos días previos y aislarse en su casa (EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI)

2- Avisar a las personas con las que se estuvo cerca durante los dos días previos para que puedan aislarse.

Al avisar a las personas que han sido contacto estrecho, se ayuda a cortar la cadena de contagios. Se considera hoy “contacto estrecho” a toda persona que estuvo sin barbijo o mascarilla a menos de dos metros de distancia durante 15 minutos o más con una persona con caso probable o confirmado de COVID-19 desde 48 horas antes de que la persona afectada presentara síntomas y hasta el último contacto antes de que empiece el aislamiento.

La persona que ha sido contacto estrecho debe estar 10 días aislada desde el último contacto con la persona que tiene COVID-19. Si convive con su familia, debe permanecer en una habitación y evitar compartir espacios comunes como un baño o la cocina. Si se comparten, ventilar el ambiente, dejar limpias las superficies, y que las otras personas no estén en el mismo lugar al mismo tiempo”, explicó a Infobae Leda Guzzi, de la comisión de Comunicación de la Sociedad Argentina de Infectología y médica infectóloga de la Clínica Olivos y del Hospital Santa Rosa del partido de Vicente López.

3- Mantenerse aislada para no contagiar.

Si una persona tiene síntomas de la infección con coronavirus debe permanecer aislada durante al menos 10 días. Si la persona infectada no presenta síntomas, debe permanecer aislada durante 10 días a partir del momento en que haya dado positivo en la prueba. Permanecer aislado significa que la persona con la infección debe encontrarse separada de otras en su casa o en un centro médico, según la indicación de un profesional de la salud.

4- No automedicarse.

Solo siga las recomendaciones del personal de la salud. “No tomar medicamentos ni otras sustancias químicas, como el dióxido de cloro”, señaló Guzzi. En algunos casos, el personal de salud puede indicar un medicamento para bajar la fiebre o un analgésico e hidratación. Pero siempre se aconseja consultar y prestar atención a las dosis y a la cantidad de días durante los que se deba recibir el medicamento. No deben consumirse antibióticos para la infección con coronavirus ya que son medicamentos para tratar infecciones por bacterias.

5 -Mantenerse separada del resto de la familia y prestar atención a los signos de alerta de agravamiento

Si el aislamiento por COVID-19 se hace en la casa, la persona que se ha infectado debe estar separada de otros miembros del hogar, incluidas las mascotas. “Es clave que el aislamiento debe ser cumplido. Si necesita algún medicamento de la farmacia, debe pedir ayuda y no salir del domicilio”, agregó. “El alta se da a los 10 días en casos de personas asintomáticas, leves y moderados. El alta para casos severos y críticos se da en promedio a los 21 días del inicio de los síntomas”, comentó Guzzi. En los pacientes asintomáticos, se cuenta como día 1 el día en que recibió el hisopado positivo.

Pueden producirse casos que empiezan solo con fiebre como un cuadro leve, pero a los días siguientes se agravan y requieren internación. Por eso, aconsejan prestar atención a síntomas como la fatiga y la dificultad para respirar en casos de personas con (COVID-19/ EFE/ Luis Ángel González/Archivo)
Pueden producirse casos que empiezan solo con fiebre como un cuadro leve, pero a los días siguientes se agravan y requieren internación. Por eso, aconsejan prestar atención a síntomas como la fatiga y la dificultad para respirar en casos de personas con (COVID-19/ EFE/ Luis Ángel González/Archivo)

Puede haber casos de COVID-19 que empiezan con síntomas leves, pero el cuadro se agrava con dificultades para respirar. Si se cuenta con la posibilidad, se puede usar un oxímetro de pulso, sobre todo si el paciente tiene factores de riesgo para sufrir la forma grave de COVID-19 y sus síntomas. Porque la persona afectada puede requerir oxígeno, internación, u otra intervención. Principalmente hay que prestarle atención a la falta de aire, fiebre que no baja, vómitos y tendencia al sueño, hiperactividad, entre otros.

Según la Clínica Mayo de los Estados Unidos, el oxímetro de pulso es un dispositivo que se coloca en el dedo y ayuda a monitorear la respiración, porque mide cuánto oxígeno hay en la sangre. Si la lectura es de menos del 92%, quizás sea necesaria la hospitalización y hay que llamar a la emergencia. Entre los síntomas que indican agravamiento del cuadro, están problemas para respirar, dolor u opresión persistente en el pecho, confusión repentina, labios o cara de color azulado, incapacidad para permanecer despierto, y piel, labios o las uñas de color pálido, grisáceo o azulado.

SEGUIR LEYENDO: