El gobierno porteño advirtió que los alumnos que toman las escuelas quedarán libres si no recuperan los días de clase

Soledad Acuña, ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, ratificó también que los padres que fueron notificados de las denuncias deberán asumir el costo económico de los sueldos de los docentes que no pudieron dar clases

Soledad Acuña advirtió que los padres de los alumnos que tomaron escuelas deberán asumir el costo de los sueldos de docentes que no pudieron trabajar (Gastón Taylor)
Soledad Acuña advirtió que los padres de los alumnos que tomaron escuelas deberán asumir el costo de los sueldos de docentes que no pudieron trabajar (Gastón Taylor)

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, advirtió hoy que aquellos alumnos que participen de tomas de colegios deberán recuperar los días de clases perdidos durante los fines de semanas. Así, avisó que en caso de que no lo hagan correrán el riesgo de quedar libres.

En una entrevista radial, la funcionaria porteña volvió a rechazar la medida de fuerza que llevan adelante un grupo de estudiantes desde hace 10 días, y confirmó que al día de hoy aún quedan siete escuelas ocupadas por sus alumnos. Además, aseguró que la mayoría de esas instituciones mantienen las medidas de fuerza por solidaridad a reclamos de ortos establecimientos y no por asuntos propios.

“Tenemos, en términos de reglas y de mecanismos claros ya presentes en las escuelas, medidas pedagógicas que tienen que ver, por ejemplo, con el régimen de regularidad”, afirmó Acuña en declaraciones a Radio Rivadavia.

“Luego del proceso de invierno, nosotros presentamos un nuevo sistema de presentismo: para ser un alumno regular, hay que tener el 85% de presentismo por bimestre. Traducido a lo que los chicos miran, eso significa que los chicos tienen una cantidad de días de faltas injustificadas sin perder la regularidad. Y va cambiando esa cantidad de días, en función de las semanas que tiene cada mes (...) En este caso son 7-8 días los que pueden faltar. Y ahora hay tomas que ya están superando esos días. Con lo cual, esos chicos que están en la toma, perdieron la regularidad, no son alumnos regulares. ¿Qué significa esto? Que este bimestre van a tener que hacer medidas compensatorias como por ejemplo ir a las escuelas los días sábado para recuperar la regularidad. Si en el segundo bimestre no recuperan la regularidad, no van a poder acreditar las materias, lo que en nuestra época se llamaba ‘quedarse libre’”, explicó la ministra de Educación de la Ciudad.

A su vez, Acuña reafirmó que detrás del inicio de estos reclamos están organizaciones gremiales como CTERA y hasta apuntó a legisladores del Frente de Todos de incitar a los alumnos a tomar las escuelas.

Aún quedan 7 escuelas tomadas en la Ciudad de Buenos Aires
Aún quedan 7 escuelas tomadas en la Ciudad de Buenos Aires

“Es una iniciativa político-partidaria que se inició hace diez días incitado por CTERA, legisladores del Frente de todos, que entregaron manuales a los estudiantes en 15 escuelas sobre cómo tomar una escuela y qué reivindicaciones podían levantar. Hasta ese momento, nosotros no teníamos por parte de ninguna escuela conocimiento de una situación de malestar que justifique una medida de fuerza tan fuerte como esta”, analizó Acuña.

En tanto, la ministra de Educación advirtió que la medida de fuerza de los estudiantes que se mantienen en la toma se plegará el martes a un paro convocado por CTERA y continuarán con las críticas a las capacitaciones rentadas para los estudiantes de los últimos años de cursada.

El que se paró en la vereda de enfrente y mostró su apoyo público a las medidas de los estudiantes porteños fue Máximo Kirchner quien, en su primer discurso público desde el atentado contra su madre Cristina Kirchner, criticó con dureza a Horacio Rodríguez Larreta por su actitud en el conflicto.

Máximo Kirchner, durante su discurso del sábado
Máximo Kirchner, durante su discurso del sábado

Ojalá las pibas y pibes que están agrupados en centros de estudiantes sean lo más solidarios que puedan. No importa si están en una provincia que gobierna el peronismo o no. Pero tienen que ser solidarios con los pibes que están siendo maltrados”, dijo Kirchner.

“Pareciera ser que a los pibas y pibes, y a las trabajadoras y trabajadores, se los califica de cualquier manera por ejercer sus reclamos para la búsqueda de su dignidad. Ahora, cuando vienen las cerealeras no son intransigentes, no son inflexibles, ningún policía va a verlos y la economía argentina tiene que darles un privilegio”, agregó.

A su vez, Soledad Acuña advirtió que los padres que fueron denunciados durante la semana pasada, tendrán que hacerse cargo del dinero invertido en el pago de los docentes que no pudieron dar clases a raíz de las tomas.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR