Con amenazas de nuevos piquetes, terminó otra jornada de marchas y caos de tránsito en el centro porteño

Organizaciones sociales protestaron contra la Anses porque aseguran que muchos trabajadores no recibieron el bono de $18 mil otorgado por el Gobierno

Organizaciones sociales se movilizan en una jornada nacional de protestas, frente a algunas de las plantas productoras de alimentos y a la sede de la Secretaría de Comercio Interior, en rechazo a "los abusivos aumento de los precios" de los productos de la canasta familiar y "contra la inflación". (Télam)
Organizaciones sociales se movilizan en una jornada nacional de protestas, frente a algunas de las plantas productoras de alimentos y a la sede de la Secretaría de Comercio Interior, en rechazo a "los abusivos aumento de los precios" de los productos de la canasta familiar y "contra la inflación". (Télam)

Hoy los piqueteros salieron nuevamente a las calles para protestar contra las políticas económicas y sociales del gobierno de Alberto Fernández. Esta vez se manifiestan frente a las sedes de la ANSES de las principales capitales del país. En la Ciudad de Buenos Aires, el epicentro del reclamo es en la intersección de la Avenida Córdoba y Maipú. En esta oportunidad, la consigna principal es “por trabajo y salario, contra el hambre y la pobreza”. En el cierre de la jornada, hubo una amenaza de nuevos a nivel nacional.

A diferencia de marchas anteriores, el centro del conflicto no es el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Juan Zabaleta, sino la Administración Nacional de la Seguridad Social. La Unidad Piquetera afirma que ANSES, “mediante todo tipo de trabas, está dejando afuera del cobro a millones de personas que solicitaron el bono de ‘refuerzo salarial’ de 18.000 pesos que dispuso el gobierno, producto de una inflación enorme” y aseguran que dicha asistencia “no compensa esa inflación y aún así ni siquiera llega todos los que lo necesitan”. En las primeras horas de la tarde, desde la Anses recibieron los papeles “con los más de 6 mil casos testigos de gente rechazada sin motivo”, según señalaron desde las organizaciones sociales.

El dirigente del Polo Obrero (PO), Eduardo Belliboni, le entrega al representante de la Anses la nómina con los casos testigos


Entre los argumentos destacan que, tal como publicó Infobae, “el organismo previsional recibió un total de 11,8 millones de solicitudes y 1,6 millones fueron rechazadas automáticamente por ser trabajadores formales, tener jubilación y/o pensión, no cumplir la edad y otras causas” también “otras 2,7 millones de solicitudes fueron denegadas luego de realizar evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales correspondientes”.

Organizaciones sociales de izquierda se movilizan por el centro porteño en una jornada nacional de protestas frente a algunas de las plantas productoras de alimentos y a la sede de la Secretaría de Comercio Interior, en rechazo a "los abusivos aumento de los precios" de los productos de la canasta familiar y "contra la inflación". (Télam)
Organizaciones sociales de izquierda se movilizan por el centro porteño en una jornada nacional de protestas frente a algunas de las plantas productoras de alimentos y a la sede de la Secretaría de Comercio Interior, en rechazo a "los abusivos aumento de los precios" de los productos de la canasta familiar y "contra la inflación". (Télam)

Hace menos de un mes, en la Anses se recibió a una delegación de la Unidad Piquetera, encabezada por el dirigente del Polo Obrero (PO), Eduardo Belliboni. Denunciaban “problemas para inscribirse al bono” y exigieron que el beneficio sea “para todos, sin restricciones ni maniobras”. También afirmaron, como lo vuelven a hacer, que son “millones” lo que tienen inconvenientes para inscribirse en la página. Del encuentro salió una solución, al menos parcial, se mejoró el sistema informático y las demoras se suavizaron.

Justamente fue el propio Belliboni quien, en el cierre de la jornada de protesta de este jueves alrededor de las 16, brindó un discurso en el que apuntó a una nueva serie de acciones para la semana próxima en el caso de no obtener una respuesta favorable al reciente reclamo. “Hemos dejado acá un reclamo que dicen que va a ser contestado por mail. Nuestra propuesta es que vayamos a los Anses de todo el país la semana que viene y que los bloqueemos ¡Que no haya ninguna otra respuesta que no sea que el bono es para todos!”, enfatizó.

Hoy vuelven a manifestarse en la calle porque entienden que “son más de cuatro millones de personas excluidas por estos mecanismos burocráticos” y que “hay más de dos millones de personas menos que el último Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”. Según Belliboni, esto quiere decir que “también se ajusta en el bono” y asocia este hecho al acuerdo del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Jornada de marchas y caos en el centro porteño

La de hoy es la primera movilización después de la masiva Marcha Federal que los piqueteros realizaron entre el 10 y el 12 mayo y que finalizó frente a la Plaza de Mayo con la concurrencia de unas 150 mil personas que reclamaron trabajo y la apertura de los planes sociales.

Después de la manifestación frente a la ANSES, se votará la fecha para realizar un nuevo “plenario nacional” que va a tener entre sus ejes “el reclamo de un paro nacional y un plan de lucha, con pedido de reunión a la CGT y las CTA”.

Organizaciones sociales reclaman ante la Anses porque aseguran que muchos trabajadores no recibieron el bono de $18 mil otorgado por el Gobierno. (Télam)
Organizaciones sociales reclaman ante la Anses porque aseguran que muchos trabajadores no recibieron el bono de $18 mil otorgado por el Gobierno. (Télam)

El Polo Obrero impulsa “la continuidad de las medidas de fuerza frente al agravamiento de la situación social y un ajuste en los alimentos que se entregan a los comedores con un retraso de tres meses y un ajuste del 50 por ciento”.

Sobre este punto, Belliboni le dijo a Infobae que: “Por si fuera poco, el gobierno ajustador de Alberto Fernández continúa sistemáticamente retrasando la entrega de alimentos para los comedores y merenderos populares que suman cada vez a más personas en sus puertas, como resultado de la inflación que golpea a las familias, tengan o no trabajo”.

Marcha de organizaciones sociales en el centro porteño. (@mily_veraa)
Marcha de organizaciones sociales en el centro porteño. (@mily_veraa)

A lo largo de la Marcha Federal que cruzó al país, la Unidad Piquetera movilizó a unas 300 mil personas con cuatro consignas: “Aumento de salarios, nuevos puestos de trabajo, lucha contra la pobreza y el hambre”. A pesar de las movilizaciones, y el apoyo que recibieron por parte de movimientos sociales que forman parte del Frente de Todos, como el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que lidera Juan Grabois, los piqueteros no consiguieron ni un plan social más. “El gobierno no puede ignorar esta realidad, sin embargo, no hemos escuchado ninguna propuesta o convocatoria de reunión”, confirma Belliboni y repite que, por esta razón, se realizará “un nuevo plenario nacional piquetero para votar la continuidad del plan de lucha para impulsar un paro nacional y un plan de lucha”.

La consigna parece sencilla, pero de difícil concreción. En la CGT perdió fuerza hasta la idea de movilizarse contra la inflación, sobre todo entre los sindicatos albertistas que la componen.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR