La Justicia argentina ordenó liberar al hijo del ex alcalde de la capital de Ecuador pero le prohibió salir del país

Sebastián Yunda había sido arrestado el miércoles en el barrio de Almagro. Contaba con una ‘alerta roja’ de la Interpol desde el mes de noviembre acusado de asociación ilícita por la justicia ecuatoriana

El momento de la detención de Yunda
El momento de la detención de Yunda

Tras haber sido detenido este miércoles por personal de Interpol en la entrada del Hospital Italiano, Sebastián Yunda, hijo de Jorge Yunda, ex alcalde de Quito, Ecuador, acusado de asociación ilícita por la justicia de su país, fue liberado por orden del Juzgado Federal Nº10 de Comodoro Py, a cargo del juez Julián Ercolini, y la fiscal federal Paloma Ochoa.

Según explicaron fuentes judiciales a Infobae, el delito que se le acusa es excarcelable, pero de igual modo se le dictó la prohibición de salida del país y le retuvieron su pasaporte. Además, tiene en trámite en la Argentina su condición de refugiado. Así, Yunda, quien tenía sobre él una alerta roja de Interpol desde noviembre pasado, continuará el proceso penal en libertad.

“Informamos a la ciudadanía que Sebastián Yunda, hijo del exalcalde de Quito, buscado en 194 países, fue localizado y detenido hoy en Buenos Aires, Argentina”, había informado el Ministerio de Gobierno de Ecuador en un comunicado lanzado en sus redes sociales, cuando fue arrestado en el ingreso del Hospital Italiano, en el barrio porteño de Almagro.

El ente ecuatoriano había destacado la cooperación internacional entre la Policía de Ecuador y la de Argentina, en cumplimiento de una notificación roja lanzada por Interpol.

El hijo del exalcalde capitalino, junto con otras siete personas, está imputado por presuntamente cometer el delito de asociación ilícita dado que en conversaciones telefónicas de Sebastián Yunda se detectaron posibles hechos de corrupción dentro del municipio de Quito.

Por su parte, el exalcalde Jorge Yunda reaccionó a la detención de su hijo a quien ha defendido alegando que “no se ha robado ni un solo centavo”.

“Los odios y la miseria humana de una clase política que está destituyendo el país nos persiguen, conmigo lo que quiera, no con la familia, miserables”, denunció.

El derrotero para Yunda comenzó el pasado 11 de octubre, cuando el juez Máximo Ortega revocó la medida de presentación periódica y la prohibición de salida del país y en su lugar dispuso la prisión preventiva para Sebastián Yunda, procesado por presunta asociación ilícita junto a otras siete personas.

En el proceso se conocieron investigaciones fiscales que dieron con información en chats de teléfono que apuntan a posibles actos de corrupción en el Municipio de Quito, en las que estaría involucrado el hijo de Jorge Yunda.

El 20 de septiembre Sebastián Yunda fue vinculado a la investigación y entre las medidas cautelares se fijó su comparecencia periódica en sede judicial, lo que incumplió dado que se encontraba en Bolivia, conforme a un reporte de Interpol de octubre.

El pasado 30 de septiembre y después de meses de incertidumbre política y legal, el nuevo alcalde de Quito, Santiago Guarderas, asumió el cargo tras un dictamen del Constitucional que dejó en suspenso resoluciones de instancias inferiores a favor del exregidor electo Jorge Yunda, salpicado por irregularidades.

La remoción del exalcalde se produjo en paralelo al inicio de un juicio contra él y otras 13 personas más por el presunto delito de peculado por la compra irregular de pruebas para detectar la covid-19 en 2020.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

TE PUEDE INTERESAR