Según el Gobierno, la medida que elimina las cuotas para viajar al exterior beneficia a muchas agencias de viajes

Lo aseguró la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti. De todas formas, agregó que la resolución “es momentánea” y que “se irá analizando el impacto que tiene”. También se refirió a la carta que publicó Cristina Kirchner y dijo que hay “preocupación” por la nueva cepa de coronavirus, Ómicron

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti (NA)
La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti (NA)

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó hoy que la resolución dispuesta por el Banco Central que elimina la posibilidad de pagar un viaje al exterior en cuotas es una medida que “beneficia a muchas agencias de viajes que no tenían la capacidad de otorgar esos planes, que eran para muy poquitos y que eran con muchísimos intereses”.

De todas formas, la funcionaria afirmó que se trata de algo “momentáneo” y que “se irá analizando el impacto que tiene”. “Afecta a muy pocas agencias, a bastante poca gente”, aseguró en declaraciones a radio El Destape. “Alentar el turismo interno es importantísimo; tenemos que cuidar que los dólares que tenemos en la Argentina se usen para lo que queremos que se usen, para la reactivación de las pymes”, agregó.

Por otro lado, también se refirió a la carta que publicó Cristina Kirchner durante el fin de semana. Ante la consulta si representó un apoyo al presidente Alberto Fernández, señaló que “por supuesto” y que expresa “todo lo que se viene hablando”. “Sentimos que estamos trabajando en la misma línea”, destacó.

“Ella dice con muchísima claridad por qué le siguen pidiendo que se exprese cuando el acuerdo va a ir al Congreso”, cuando “Macri nos endeudó por 100 años y eso nunca pasó por el Congreso”, sostuvo Cerruti. “El punto es, señores y señoras de la oposición, háganse cargo de dos cosas: tomaron la mayor deuda de la historia y el acuerdo va a depender de lo que voten en el Congreso”, resaltó.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Reuters)
Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Reuters)

Por otro lado, reconoció que hay “preocupación” en el Gobierno por la propagación de la nueva cepa de coronavirus llamada Ómicron. “Argentina tiene un nivel de vacunación altísimo, pero falta mucho en la población secundaria y universitaria, se han dado la primera dosis, pero no las segunda, entonces tenemos que recordarles que la vacuna es segura con el esquema completo, todos tienen que darse la segunda dosis”, destacó.

Con relación al precio de los alimentos, Cerruti expresó que el “tema carne se está discutiendo en una mesa con Matías Kulfas, Martín Guzmán y Roberto Feletti” .”Estamos viendo si se puede llegar a un acuerdo por el precio de la carne, siempre preferimos primero un acuerdo. Sino tendremos que tomar medidas”, indicó.

Otro funcionario del Gobierno que hizo referencia a la medida depuesta por el Banco Central fue el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández. “Creo que hay quienes están estudiando en este momento como suplir la decisión de esta característica, que es absolutamente antipática, y encontrar alternativas que sean supletorias de lo que venía sucediendo hasta este momento”, manifestó ayer en diálogo con C5N.

De todas formas, planteó que “no puede ser que todo el pueblo argentino pague o subvencione este tipo de compras en contra del resto”, y enfatizó que “no está bien” que así suceda, pero consideró que se podía haber tomado otra medida.

En ese sentido Aníbal Fernández explicó de qué otra manera se podría haber resuelto la disposición del BCRA. “Podría haberse dejado el mismo sistema, pagando con intereses, entonces no sería el pueblo argentino el que subvencione los pagos para aquellos que necesiten viajar”, indicó. “Se resolvería de una forma más corta, aplicando una tasa de interés es una forma de resolver la situación en la que nos encontramos y no es tan agresiva para con los que necesitan para poder viajar”, remarcó.

Esta disposición, además, fue criticada por la oposición. Diputados nacionales de Juntos por el Cambio pidieron su derogación al considerar que “implica una restricción de fondo al derecho que tienen las entidades emisoras de tarjetas de crédito a ejercer el comercio y el propio objeto que le da razón de ser al sistema de tarjetas de crédito, que es el de prestar un servicio financiero”.

No puede permitirse ni cohonestarse que del mismo modo que regímenes totalitarios impedían la salida de sus ciudadanos al exterior por la vía de restricciones dispuestas por burócratas, ocurra por la determinación de funcionarios que no han sido electos ni tienen competencia para disponer una restricción de derechos de esta envergadura”, argumentaron en un proyecto ingresado en el Congreso.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR