Elecciones 2021: los tres objetivos del Frente de Izquierda para la última semana de campaña

La alianza de partidos trotkistas tendrá su acto de cierre frente al Congreso. La oportunidad de Myriam Bregman, el caso de Alejandro Vilca en Jujuy y el entusiasmo en el conurbano bonaerense

Los dirigentes del Frente de Izquierda están entusiasmados con el crecimiento electoral en el conurbano bonaerense
Los dirigentes del Frente de Izquierda están entusiasmados con el crecimiento electoral en el conurbano bonaerense

El Frente de Izquierda-Unidad (FIT-U) buscará ratificar el domingo 14 los resultados como tercera fuerza nacional que obtuvo en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 12 de septiembre. Y si bien el desempeño logrado no estaba previsto en los planes de nadie, la coalición anticapitalista está enfocada en lograr tres objetivos que están cerca de concretarse.

En la Ciudad de Buenos Aires, la candidata a diputada nacional Myriam Bregman está muy cerca de obtener una banca en el Congreso. En el FIT-U están conformes con el desempeño que tuvo la abogada de derechos humanos durante el debate electoral en el canal Todo Noticias (TN), cuando eligió al economista libertario Javier Milei como su contricante, lo que permitió posicionarla en las redes sociales y en los balances posteriores. En las últimas semanas, la candidata viene cosechando “muestras de reconocimiento generalizadas” por esa intervención, señalan desde una de las vocerías del espacio. Algunas personalidades de la cultura manifestaron su apoyo, como las actrices Muriel Santana, Noemí Frenkel, Ingrid Pelicori y Anahí Gadda, entre otras.

El objetivo es sumar los pocos votos que faltan a los ya obtenidos en las PASO, para asegurarse un lugar entre los 13 diputados de CABA y tener la posibilidad histórica de que la izquierda vuelva a lograr una representación por el distrito”, indicaron desde el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS). Para la izquierda, el número mágico para ingresar al Congreso por la Ciudad es conseguir 7% de los votos. De conseguir ese porcentaje, la banca estaría asegurada. El 12 de septiembre pasado, la lista obtuvo el 6,3 por ciento de los sufragios.

Bregman continuará con las recorridas por los barrios de la Ciudad hasta la veda electoral, y aumentando la presencia en los medios de comunicación. En los últimos días, estuvo en el barrio de San Cristobal en una actividad de colocación de placas en homenaje a detenidos-desaparecidos por la dictadura militar, y participó en varias movilizaciones, entre ellas, la Marcha del Orgullo. Este domingo habrá un encuentro de militantes feministas a las 15 en Parque Centenario, en apoyo a la candidatura de Myriam Bregman.

“Estamos llegando al último tramo de la campaña y queremos reforzar el llamado a cuidar el voto de la izquierda, para que toda esa simpatía se exprese el 14 de noviembre, porque van a hacer todo lo posible para que no se exprese la fuerza que ya se vio en las PASO y que todo indica que sigue creciendo”, dijo la abogada de derchos humanos, durante una de las recorridas de este fin de semana.

Myriam Bregman en la Marcha del Orgullo
Myriam Bregman en la Marcha del Orgullo

El FIT-U está entusiasmado también con lo que pueda ocurrir en la provincia de Buenos Aires. De repertirse el margen conseguido en las PASO, la coalición podrá renovar las dos bancas en el distrito. Algunos sondeos, plantean desde la izquierda, “registran que estaríamos peleando un tercer diputado nacional”. La tarea en el enorme distrito bonaerense es más complicada, ya que para conseguir esa tercera banca se requiere una cifra de votos cercana al 8 por ciento.

En las primarias, la boleta que encabezan Nicolás del Caño (PTS) y Romina del Plá (Partido Obrero) superaron los 400 mil votos, el 5,22% de los sufragios afirmativos. Creen que pueden seguir aumentando ese caudal, contra la hipótesis de polarización que buscan fortalecer desde el Frente de Todos y Juntos. En la izquierda están convencidos que una de las novedades de la elección es “el crecimiento de la izquierda en los barrios del conurbano” y barajan que el fenómeno se desprende de “votantes peronistas desencantados”. Por eso, desde sus órganos partidarios y redes sociales, el FIT-U está difundiendo “manifestaciones espontáneas de votantes tradicionales del peronismo que dicen que esta vez votarán a la izquierda”.

Según esta hipótesis, algunos municipios y barrios de extracción popular -el segmento al que le interesa representar la coalición- superaron el promedio obtenido en la provincia de Buenos Aires, como Presidente Perón (7,10%), Almirante Brown (7,2%), Berazategui (6,73%). En zonas de Hudson, Santo Tomás y Plátanos los guarismos superaron el 10 por ciento; mientras que en La Matanza se consiguió el 6,75% para la categoría de diputados. En otros circuitos electorales, afirman, el crecimiento representó entre el 90 y 130% de los sufragios en localidades como en Laferrere, Rafael Castillo, González Catán y Virrey del Pino.

Con ese análisis, la alianza trotkista estuvo intensificando el despliegue de su fuerza, como el acto del sábado 30 de octubre del Partido Obrero, donde se convocaron 35 mil militantes y adherentes en Plaza de Mayo. En cada aparición pública, los candidatos del FIT-U enfocaron el discurso contra el consenso de las fuerzas políticas para el pago de la deuda del FMI, la confrontación de ideas con José Luis Espert y Javier Milei -con chicanas a su cercanía a Mauricio Macri y las denuncias a la “casta política-, y la denuncia de las políticas de “ajuste” del Frente de Todos.

El lunes y martes, los candidatos realizarán recorridas por zonas del conurbano bonaerense en los que el Frente de Izquierda tuvo una buena performance en las PASO, como los municipios de Morón, Escobar, José C. Paz y Tigre, apuntando a “quienes aún están indecisos o no fueron a votar en las primarias”. Este sábado, Nicolás del Caño compartió actividades de campaña con Rominá del Plá, Juan Carlos Giordano, Nestor Pitrola y Alejandro Bodart.

La izquierda obtuvo importantes avances en relación a comicios anteriores, logrando el mejor desempeño electoral de su historia con 1.115.050 votos en todo el país. Hubo 11 provincias en las que el FIT superó el 5% de los votos y se posicionó con cierta expectativa -por primera vez- en Chubut (9,4%), Neuquén (7,9%) y Santa Cruz (7,8%), lo que repercute en bancadas de las Legislaturas provinciales y de los Concejos deliberantes. Sin embargo, la sorpresa más importante ocurrió en Jujuy, donde consiguió el tercer lugar con el 23,6% de los votos de la lista que encabeza el recolector de residuos Alejandro Vilca, actual diputado provincial.

El recolector de residuos del FIT-U, Alejandro Vilca, está cerca de conseguir una banca a nivel nacional
El recolector de residuos del FIT-U, Alejandro Vilca, está cerca de conseguir una banca a nivel nacional

De esta manera, Vilca está en condiciones de ingresar al Congreso nacional, si bien podría depender de una precisión matemática del sistema D’Hont, la fórmula que establece el reparto de bancas en las legislativas. En el distrito, el Frente Cambia-Jujuy que respalda la gestión del gobernador Gerardo Morales (UCR) consiguió el 47,44% de los votos, mientras que el Frente de Todos quedó segundo con el 28,96 por ciento.

“Necesitaríamos sacar un voto más que la mitad de lo que obtenga el Frente Cambia-Jujuy, no hay un porcentaje exacto. Si el radicalismo saca más del doble, no tenemos el tercer diputado. Va a haber una disputa importante, aunque estamos convencidos de que vamos a hacer una muy buena elección”, señaló a Infobae uno de los voceros del FIT-U. De acuerdo a estos cálculos, de repetirse los guarismos de las PASO, la lista de Vilca depende de un margen muy fino, similar al de Myriam Bregman para engrosar el bloque de la bancada de izquierda en el Congreso.

El cierre de campaña de la Izquierda está previsto para el miércoles a las 18 frente al Congreso nacional. El esquema será similar al de las PASO, donde estarán como oradores Myriam Bregman, Gabriel Solano, Nicolás del Caño y Romina del Plá. Por estas horas, la coalición integrada por el PO, PTS, Izquierda Socialista (IS) y el Movimiento de los Trabajadores Socialistas (MST) apuntan a posicionarse para captar los votos desencantados y con el sistema político, una característica que está en disputa con otros espacios de signo ideológico opuesto.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR