Conflicto mapuche: Cabandié afirmó que “Parques Nacionales nunca se retiró de la querella” por la usurpación en Villa Mascardi

La Administración de Parques Nacionales depende del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación a cargo de Juan Cabandié

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié
El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié

El Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación , Juan Cabandié, aseguró que el gobierno nacional es querellante en una de las causas judiciales radicada en el juzgado federal de Bariloche en donde se investigan varios casos de usurpaciones de tierras realizadas por mapuches.

“Parques Nacionales nunca se retiró de la querella” de la causa judicial aseguró Cabandié por radio cuando fue consultado sobre la situación en el sur. “La política de Parques Nacionales es el comanejo con las comunidades, pero aquellas que reconocen al Estado”, al tiempo que dejó en claro que su referencia no incluía a “la comunidad en el caso de Mascardi”.

La Administración de Parques Nacionales (APN) que depende del ministerio que encabeza Cabandié había desistido de acusar en tanto querellante a siete miembros de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu imputados por la primera usurpación de Villa Mascardi. Según la fiscal federal de Bariloche Sylvia Little esa usurpación por despojo ocurrió en noviembre de 2017, cuando fueron desalojados por fuerzas federales por orden del juez federal Gustavo Villanueva quien por entonces subrogaba el juzgado federal de Bariloche. Sin el impulso de la APN solo la fiscal pidió el cierre de la instrucción del caso y su elevación a juicio. El pedido lo tiene que resolver la jueza federal Zapala Silvina Domínguez, que por estos días subroga el juzgado federal de Bariloche. Desde 2017 la lof Lafken Winkul Mapu tiene tomado un predio de unas 30 hectáreas. La Lof Lafken Winkul Mapu, que lidera la machi Betiana, asegura reivindicar su pertenencia al linaje de un personaje histórico llamado Linkonahuel. Sin embargo, las autoridades de la provincia de Río Negro aseguran que no hay registro histórico de la presencia de ningún Linkonahuel a orillas del Lago Mascardi.

“Parques Nacionales -aclaró Cabandié- “nunca se retiró de la querella” de la causa que tramita en el Juzgado Federal de Bariloche. Y agregó: “La Justicia nunca le sacó la calidad de querellante a Parques Nacionales. En junio pasado decidimos no elevar la causa a juicio oral, sin antes tener una audiencia de conciliación. Sin embargo, la otra parte decidió no presentarse, mostrando nula intención de diálogo. Algo a lo que hemos apostado desde el inicio del conflicto”. “Es cierto que la comunidad que está hoy usurpando lotes que son de Parques Nacionales en Mascardi nunca se presentó a la audiencia, por lo tanto la causa avanza”, reafirmó el ministro nacional.

“Es cierto que la comunidad que está hoy usurpando lotes que son de Parques Nacionales en Mascardi nunca se presentó a la audiencia, por lo tanto la causa avanza”, aseguró el ministro. “Tenemos una política de convivencia muy sana, respetuosa y fructífera con las distintas comunidades que reconocen al Estado nacional”, agregó. “Tanto en los parques nacionales Lanín como el Nahuel Huapi, y en las provincias de Neuquén y Río Negro, tenemos una política de comanejo con distintas comunidades, que se ha iniciado hace unos años con mucho éxito, donde se toman decisiones junto con Parques Nacionales y se respetan también las opiniones de las distintas comunidades”, dijo Cabandié.

Días atrás, según difundió el propio ministerio, Cabandié había señalado que: “Por supuesto que la Justicia tiene que arbitrar los medios”, y remarcó: “La verdad es que no podemos aceptar ningún tipo de situación violenta”. “Eso fue lo que sucedió en la época de Patricia Bullrich, donde se asesinó a Rafael Nahuel. Eso empeoró todo”, señaló.

Cabandié condenó la utilización política del hecho, al asegurar que parte de la oposición distorsionó información: “Cambiemos utilizó esto para tergiversar y hacer todo una ola. Y así con cada una de las cosas que uno diga al respecto, después es puesto en el paredón mediático. Y esto no es bueno, no es sano para la democracia”. También agregó: “Generalizar y meter todo en la picadora mediática impide el avance de cualquier proceso de diálogo y de negociación”.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR