En plena campaña, Axel Kicillof busca un acercamiento con la oposición para aprobar dos proyectos en la Legislatura

El oficialismo no tiene mayoría en el Senado y debe recurrir a Juntos por el Cambio para pasar las normas. De qué se tratan las iniciativas

Axel Kicillof intentará acercar posiciones con la oposición en plena campaña
Axel Kicillof intentará acercar posiciones con la oposición en plena campaña

Axel Kicillof hará un pausa en el tire y afloje con la oposición en plena campaña electoral. Esta semana que se inicia, el ejecutivo enviará un proyecto de reforma impositiva para que hoteles, campings y alojamientos bonaerenses queden eximidos de pagar el impuesto inmobiliario urbano entre el período de marzo y septiembre de 2020, a modo de resarcimiento por el parate obligado de la actividad producto de la pandemia. La medida había sido anunciada durante el fin de semana extra largo por el gobernador y ahora se inicia una ronda de negociaciones para que la iniciativa se trate en la Legislatura. En el medio se habló de avanzar con la aprobación del pliego para designar a un hombre del mandatario en el directorio del Banco Provincia en lugar de Juliana Di Tullio.

La voluntad de la oposición es acompañar la iniciativa impositiva, pero esperará la llamada letra chica del proyecto que se estaba terminando de definir durante este fin de semana. El proyecto ingresaría este lunes a la Legislatura. En tanto que para el pliego para designar un director del Banco Provincia, la situación se viene hablando con algunos intendentes del PRO para que también se apruebe esta semana.

La misión política implica un acercamiento entre oficialismo y oposición en medio de la campaña electoral hacia las elecciones 14 de noviembre. “No lo puedo hacer por decreto, lo haría. Tiene que ser por ley, va a tener algunos elementos más pero para el sector hotelero, turístico de alojamiento que tienen grandes superficies o inmensas superficies y que no ha podido desarrollar su actividad y tiene el impuesto inmobiliario vamos a mandar esta exención”, había explicado Kicillof al momento de hacer el anuncio impositivo.

Según la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA) la medida impacta de forma directa sobre 7.500 hoteles, hospedajes, campings y alojamientos, tanto para el componente básico (edificado, rural y baldío) como complementario, durante el periodo comprendido entre marzo de 2020 y septiembre de 2021.

Kicillof y el titular de la agencia de recaudación bonaerense ARBA, Cristian Girard
Kicillof y el titular de la agencia de recaudación bonaerense ARBA, Cristian Girard

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados bonaerense, Maximiliano Abad, sostuvo: “El 10 de septiembre de 2020 se aprobó la ley 15.191 de emergencia al Sector Turístico y Gastronómico por iniciativa de nuestro bloque. Bastaría con una prórroga de esa ley para que el gobernador haga efectivo lo que prometió”. Y agregó: “Debe interpretarse sencillamente en clave de manotazo de ahogado electoral”. Sin embargo, ante la consulta de Infobae, mostró predisposición a acompañar la iniciativa.

Desde el Ejecutivo apuntan que la norma no tiene tintes electorales y puntualizan que desde que se inició la pandemia hubo una batería de medidas de asistencia a distintos sectores. Por caso, desde ARBA se avanzó en la moratoria Pyme, el aumento del monto para actuar como agente de recaudación, la extensión del plan de pago general al mes de agosto del 2020, la suspensión de los embargos, la bonificación de ingresos brutos a los sectores afectados por la pandemia, el sistema único de compensaciones, la moratoria para impuestos patrimoniales, la moratoria para agentes de recaudación y el sistema de ingresos brutos simplificado entre otras iniciativas.

Además, la entidad recaudatoria detalló que a aquellos contribuyentes afectados por la medida que ya hayan pagado el inmobiliario urbano, se les hará un crédito fiscal para utilizar esos fondos en otros compromisos como el pago de sueldos o servicios.

Legislativamente, el oficialismo tendría un escenario más favorable en la Cámara de Diputados que en el Senado para avanzar. “Nadie puede estar en contra de una medida que ayude a los sectores afectados por la pandemia”, advirtió una legisladora opositora. Sin embargo, en la Cámara alta provincial Juntos tiene mayoría y en el oficialismo no descartan que en la negociación la oposición pueda poner algunos condicionantes. En línea con el Congreso, las sesiones serían con presencialidad plena con la opción de que quien quiera seguirlo por vía remota pueda hacerlo.

Esta semana, el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, recibió a todo el bloque de senadores provinciales del Frente de Todos. Fue la primera vez, en la gestión del Frente de Todos, que los legisladores cruzaron en bloque la plaza San Martín que separa el Senado de la Casa de Gobierno en La Plata. El encuentro fue bien recibido por los y las integrantes de la bancada oficialista. Allí, en la sala de reuniones de Jefatura de Gobierno, fue la vicegobernadora Verónica Magario quien anunció que en los próximos días se convocará a sesión para tratar este tema.

Insaurralde recibió al bloque de Senadores provinciales del Frente de Todos
Insaurralde recibió al bloque de Senadores provinciales del Frente de Todos

Pero también hay otro tema que el Ejecutivo tiene anotado para avanzar en la Legislatura y es la aprobación del pliego “temporal” de Alejandro Formento como director del Banco Provincia. Es que de la mano de todos los cambios de nombres que hubo en el oficialismo producto del proceso electoral, el directorio del Banco Provincia quedó sin quórum.

Todo ocurrió cuando el entonces ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, decidió renunciar a su cargo para ser precandidato a senador nacional del oficialismo por Santa Fe. En su lugar fue nombrado Jorge Taiana, quien ocupaba una banca en el Senado de la Nación, pero la salida de Taiana implicó que asumiera quien fue candidata suplente en 2017, Juliana Di Tullio. Hasta ese momento, Di Tullio era una de las directoras del Banco Provincia y el directorio del banco venía funcionando con el quórum mínimo que le aportaban cinco integrantes, incluyendo al presidente de la entidad, Juan Cuattromo. Esta semana, Di Tullio también pasó por el despacho de Insaurralde.

Insaurralde junto a Di Tullio
Insaurralde junto a Di Tullio

Tras la salida de Di Tullio de la entidad bancaria bonaerense, a principios del mes de agosto, el directorio quedó sin margen para seguir tomando ciertas decisiones, ya que de los nueve integrantes que debe tener solo estaban ocupados cuatro lugares (Di Tullio, Omar Vivaldo, Sebastián Galmarini y Diego Rodrigo, este último por la UCR). Entonces, Kicillof giró el pliego de Alejandro Formento, pero hasta el momento no fue tratado.

El banco sigue funcionando, pero para algunas decisiones estructurales, como autorizaciones de préstamos por grandes montos o financiación a ciertos programas, requiere de la aprobación de su directorio. Los directores se aprueban por acuerdo del Senado provincial que se reunirá para sesionar la próxima semana. Allí, el Ejecutivo podría abrir una instancia de negociación, también por este tema.

Cuando se giró el pliego de Formento, la oposición -que tiene mayoría en el Senado bonaerense, ya que controla 26 de las 46 bancas- definió enfriar el diálogo si no se incluían algunos otros nombramientos que vienen reclamando desde que se inició la gestión de Kicillof. Luego llegaron las elecciones y la discusión transitó por otro carril. Antes de las elecciones generales, el Ejecutivo podría hacer un intento. Si no corre el pliego, espera por lo menos tener aprobado la exención impositiva a sectores turísticos.

SEGUIR LEYENDO:







TE PUEDE INTERESAR