Juan Manzur avanza sobre el conurbano de cara a las elecciones: se reunió con Insaurralde y participó de un acto en La Matanza

El nuevo jefe de Gabinete de Alberto Fernández, que representa a los gobernadores, se acercó al distrito bonaerense más poblado, clave tras la derrota en las PASO

Juan Manzur y Martín Insaurralde
Juan Manzur y Martín Insaurralde

Dos días después de asumir con un ritmo de gestión acelerado en la Casa Rosada, el nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur, que llegó al Gobierno para “relanzar” la administración como fiel representante de los gobernadores, se acerca al distrito más poblado del país tras la derrota en las PASO. Hoy se encontró con su par de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde, y esta tarde participó un acto en el área más poblada del conurbano y distrito peronista por excelencia: La Matanza.

Menos de 24 horas después de la jura del lunes y de encabezar su primera reunión de coordinación con todos los ministros, Manzur recibió esta tarde a su par bonaerense, Insaurralde, en la Casa de Gobierno, para ponerse en sintonía tras el desembarco de ambos en la administración nacional y bonaerense, respectivamente. El encuentro fue para “ordenar y planificar el trabajo conjunto entre el gobierno nacional y provincial con el objetivo de fortalecer las políticas de producción y creación de empleo”, dijeron desde la Provincia.

El ex intendente de Lomas de Zamora es uno de los referentes municipales del Gran Buenos Aires más cercanos a La Cámpora y a su líder, el titular del interbloque oficialista en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner. Al igual que Manzur, acaba de asumir en la coordinación de los ministerios bonaerenses, bajo la órbita de Kicillof. Ocupó así el lugar de Carlos Bianco, hombre muy cercano al Gobernador, quien fue eyectado de su cargo a instancias de la vicepresidenta Cristina Kirchner luego la derrota del Frente de Todos en las PASO.

Alberto Fernández buscó una foto de unidad en José C. Paz
Alberto Fernández buscó una foto de unidad en José C. Paz

Por la tarde, pasadas las 17, Manzur se dirigió rumbo a La Matanza, donde lo recibió el intendente Fernando Espinoza entre militantes que hacían sonar sus bombos como señal de bienvenida. La ceremonia política en el municipio más poblado del conurbano bonaerense se había gestado ayer, cuando Espinoza visitó a Manzur en su nuevo despacho en el primer piso de la Casa Rosada. Son viejos amigos, de la época en que ambos se desempeñaban como secretarios del gobierno de La Matanza, durante la gestión de Alberto Balestrini.

Desde entonces, Manzur pasó por el Ministerio de Salud nacional -durante la administración Cristina Kirchner-, fue vicegobernador de Tucumán, y luego gobernador. Esta semana, después de una propuesta directa de Alberto Fernández, pidió licencia en su provincia para asumir al frente de la Jefatura de Gabinete en lugar de Santiago Cafiero, que pasó a la Cancillería tras la derrota electoral, vapuleado por el kirchnerismo.

“Esto es una especie de reconocimiento a Manzur, a sus orígenes”, dijo un funcionario matancero a Infobae sobre el encuentro militante gestado a último momento sin las autoridades máximas del Frente de Todos, algunas de las cuales ya se habían mostrado en público frente a la militancia del noroeste bonaerense por la mañana, durante un acto en José C. Paz.

Manzur llegó al Gabinete como fiel representante de los gobernadores, a quienes Alberto Fernández prometió mayor protagonismo en la gestión a cambio de apoyo político. Sin embargo, hoy mostró que también hará pie en el conurbano de cara a las elecciones. Para eso, acudió a su amigo, Espinoza, quien también se beneficiará de esa relación previa. En el municipio también esperaban conversaciones entre los funcionarios Gabinete y el intendente sobre obra pública a inversiones.

Este miércoles, Manzur encabezó su primera reunión de Gabinete (Presidencia)
Este miércoles, Manzur encabezó su primera reunión de Gabinete (Presidencia)

Del acto en La Matanza participó también el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que intenta establecer un vínculo aceitado con el nuevo jefe de Gabinete de Alberto Fernández tras el cimbronazo político que causó la semana pasada al golpear el tablero con su renuncia post derrota. El lunes, ambos funcionarios se reunieron a puertas cerradas, antes de la jura. Y más tarde, De Pedro se encontró con el Presidente, con quien no hablaba desde la semana pasada. La relación sigue tensa, pero en el Gobierno creen que “va a fluir” hacia una reconciliación.

El de hoy fue un día de regreso a la militancia para el Frente de Todos después de diez días de disputas palaciegas. Esta mañana, en José C. Paz, Alberto Fernández relanzó la campaña e intentó una foto que mostrara cierta unidad en la coalición después de la batalla política interna de la semana pasada. A pesar de que no estuvieron Cristina Kirchner ni Sergio Massa, sí participaron el Kicillof, Máximo Kirchner, y varios intendentes y funcionarios nacionales. Aunque las fricciones siguen haciendo eco en los pasillos de las sedes del Gobierno, la pelea entre el Presidente y la Vicepresidenta pasó a un estadío de tregua de cara a las elecciones generales de noviembre.

Hace dos semanas que no tenían lugar actos como los de hoy debido al duro revés electoral en las Primarias. Después de la crisis del Gabinete y del recambio de ministros y secretarios con el regreso de viejos funcionarios de alto perfil durante los gobiernos de Cristina Kirchner, el Frente de Todos revisa su estrategia electoral de cara a los comicios generales. Después de la salida de Cafiero del Gobierno y su corrimiento de la estrategia proselitista, todavía no está definido quién será el nuevo jefe de campaña o si se profundizará el esquema “colegiado” previo. Algunos especulaban con que sea Manzur quien se haga cargo, otros relativizaban esas versiones. Se sabrá en los próximos días.

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR