Fernán Quirós: “Visto el camino que recorrimos, tendríamos que haber tenido más opciones de vacunas”

El ministro de Salud porteño opinó sobre las negociaciones que el Gobierno nacional llevó adelante con los distintos laboratorios y dio precisiones sobre aquellas personas que están esperando la segunda dosis de AstraZeneca

Fernán Quirós (La Noche de Mirtha)
Fernán Quirós (La Noche de Mirtha)

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, cuestionó este sábado la manera en la que el Gobierno nacional negoció con los distintos laboratorios para la adquisición de vacunas contra el coronavirus, pero se mostró optimista al señalar que “la situación podrá ser mucho más contenida” cuando gran parte de la población se haya inmunizado.

Al participar del programa La Noche de Mirtha Legrand, que por primera vez en 17 meses contó con la conducción de su histórica presentadora, el funcionario porteño explicó por qué se generaron retrasos en la campaña de vacunación.

“La Argentina se concentró sobre todo en dos vacunas, en la Sputnik V y en la de AstraZeneca, luego se agregó la china, y lamentablemente fueron dos vacunas que tuvieron mucha demoras de producción y por eso se demoró la entrega”, precisó.

Al profundizar en el tema, Quirós opinó que, “visto el camino que recorrimos”, las autoridades nacionales tendrían “que haber tenido más opciones de vacunas, en un escenario en el que el riesgo de la falta de producción iba a ser un problema”.

Para el ministro, “el elemento más contundente” para demostrar que, por ejemplo, las negociaciones con Pfizer pudieron haber culminado de manera exitosa antes de lo que lo hicieron, es “que cuando se modificó el DNU” que ponía trabas a un posible acuerdo entre ese laboratorio y el Estado, las diferencias entre ambas partes “se pudieron resolver”.

El titular de la cartera sanitaria porteña habló sobre los retrasos en la campaña de vacunación (La Noche de Mirtha)
El titular de la cartera sanitaria porteña habló sobre los retrasos en la campaña de vacunación (La Noche de Mirtha)

Según el Monitor Público de Vacunación, hasta la tarde de este sábado en el país se habían distribuido 46.987.574 de vacunas, de las cuales 41.625.410 ya habían sido aplicadas: 27.750.181 corresponden a personas que ya tienen al menos una inyección, mientras que 13.875.229 tienen las dos.

“En la Ciudad de Buenos Aires el 71% de los porteños ya tiene al menos una dosis y el 42% ya tiene la segunda dosis. Es un número muy importante, porque cuando uno alcanza al 50% de la población, ya la enfermedad causa muchísimo menos daño, lo hemos visto en los países europeos”, destacó Quirós.

Por otra parte, el funcionario también se refirió a aquellas personas que todavía están esperando la segunda dosis de la AstraZeneca y adelantó que todos ellos recibirán el turno correspondiente “en cuanto se informe que llegue un avión” con más vacunas de este laboratorio. Al respecto, estimó que “para fines de esta semana o mitad de la semana que viene” el gobierno porteño va “a estar invitando a todos” los que están en esta situación a completar el esquema de inmunización.

Al hablar sobre el posible origen del coronavirus, el especialista señaló que “hay muchos gérmenes que están en los animales y que no pueden contagiar al ser humano, pero que en un determinado momento logran mutar de tal forma que puedan hacerlo”.

En este sentido, si bien evitó dar su visión sobre la teoría de que el COVID-19 pudo haber salido de un laboratorio en China, reconoció que “en cualquier sitio donde traten animales que estén enfermos, naturalmente es un lugar de donde potencialmente puede escapar una enfermedad”.

“Las zoonosis periódicamente logran pasar al hombre. Lo hemos tenido con la gripe porcina y con la gripe aviar. Es parte del modelo productivo que tenemos ahora, en el que los animales van perdiendo su hábitat y se mezclan con el ser humano”, agregó.

Por último, Quirós pidió “un gran reconocimiento a todas las personas que trabajan en la campaña de vacunación” y resaltó “el grado de humanismo con el que tratan a la gente” que va a que la vacunen.

“Siempre que nos pasan cosas importantes como estas, en la que convivimos de cerca con la muerte y con el dolor, son momentos para reflexionar y para aprender a revincularnos con la vida desde una manera más cuidada”, cerró.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR