Las personas que tengan síntomas de coronavirus quedarán exceptuadas de votar en las elecciones legislativas

La medida, orientada especialmente a los contagiados y a los contactos estrechos, fue adoptada por la Cámara Nacional Electoral. Qué sucederá con quienes igualmente quieran sufragar

Las personas aisladas por haberse contagiado de coronavirus, los contactos estrechos y aquellas que tengan síntomas compatibles con la enfermedad quedarán exceptuadas de votar en las elecciones legislativas de este año y en las Primarias, según una disposición de la Cámara Nacional Electoral asentada en el artículo 11 de la acordada 83.

No obstante, la norma -emitida la semana pasada con el voto de Santiago Corcuera, Daniel Bejas y Alberto Dalla Vía- estableció que los jueces electorales de los distintos distritos deberán garantizarle la posibilidad de ejercer sus voto a los ciudadanos que están comprendidos dentro de las justificaciones e igualmente pretendan participar de los comicios.

En el punto 11 de la norma la CNE dispone específicamente que en caso de que el ciudadano “exija” el ejercicio del derecho al voto, la Justicia deberá establecer el modo y un procedimiento adecuado que evite contagios y preserve la salud de las personas involucradas en el acto eleccionario.

En el caso de aquellas personas que estén exceptuadas de votar y decidan no hacerlo, deberán realizar un trámite para justificarlo en la página web de la Cámara Electoral. En ese portal, también estarán las causales específicas de justificación de no emisión del voto -comprendidas dentro de las previsiones del artículo 12 del Código Electoral Nacional-.

Para el caso de que una persona que se presente a votar tenga síntomas compatibles con la enfermedad “o que por cualquiera otra circunstancia conformare un caso sospechoso de COVID-19 en los términos de lo previsto por las normativas sanitarias vigentes”, la acordada establece que será informado de que se encuentra justificada su no emisión del voto y que debe retirarse a cumplir aislamiento preventivo.

Un punto no menor es que, según los datos que hoy tiene el Estado nacional, un buen porcentaje de los que presentan síntomas o tienen COVID-19 son jóvenes. Más de 6,5 millones de personas que irán a las urnas en estas elecciones tienen entre 16 y 24 años. En total, representan alrededor de un 20% del padrón y es el segmento más buscado hoy por los partidos políticos.

A esta decisión se le suma un grupo de medidas tendientes a evitar contagios. Así, por ejemplo la Cámara dispuso que para reducir el aforo se procurará no habilitar más de ocho mesas de votación por establecimiento.

Se establece la implementación de una franja horaria prioritariaentre las 10.30 y las 12.30 para personas que integren grupos de riesgo. El protocolo prevé la utilización de elementos de protección personal e higiene y capacitar a las autoridades de mesa “preponderantemente por medios no presenciales”.

Para esta elección se incorpora la figura del facilitador sanitario, cuya función será hacer cumplir las medidas sanitarias para la prevención de coronavirus. Serán mpas de de 17.000 facilitadores sanitarios que se desempeñarán, por primera vez, en las elecciones PASO y en las generales de noviembre, a raíz de la pandemia de coronavirus. El facilitador será un integrante del Comando General Electoral, por lo que será un miembro de algunas de las fuerzas armadas o de seguirdad nacioanal.

En cada distrito la justicia federal con competencia electoral determinará el procedimiento de emisión del voto para los electores que presenten síntomas evidentes compatibles con Covid-19 y que exijan ejercer su derecho al sufragio.

Asimismo, exhorta a las agrupaciones políticas a que, con el objeto de reducir el aforo de los establecimientos de votación, mantengan “simultáneamente dentro de cada establecimiento de votación la cantidad mínima necesaria de fiscales partidarios”.Asimismo, pide colaboración para minimizar la manipulación de los sobres de votación.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR