Detrás de escena del cierre de listas del Frente de Todos, entre las firmas en Casa Rosada y un acto “de unidad” en la Provincia organizado contrarreloj

Las definiciones de los nombres y las puestas en escena para las oficializaciones de los candidatos y su presentación en público se cerraron a última hora. Los protagonistas y los detalles del derrotero del oficialismo en un día clave para las elecciones primarias

Alberto Fernández y Cristina Kirchner presentan a los candidatos del Frente de Todos
Alberto Fernández y Cristina Kirchner presentan a los candidatos del Frente de Todos

El cierre de listas del Frente de Todos se resolvió en un sábado cargado de incertidumbre y señales políticas al interior del espacio oficialista. La acción osciló entre la Casa Rosada, la Cámara de Diputados, y la provincia de Buenos Aires, donde se organizó a último momento una puesta en escena para exhibir una imagen “de unidad” entre los socios de la coalición, de cara a las elecciones, mientras las negociaciones e indefiniciones sobre las nóminas siguieron hasta el límite de la inscripción.

El día clave de la oficialización de las candidaturas empezó en la Casa Rosada pasado el mediodía. La locación y el horario para la firma de las actas habían estado en duda hasta última hora. Se pensaba en la residencia presidencial de Olivos, en la sede del PJ nacional, y en la Casa Rosada, y se terminó decidiendo que los postulantes hagan oficial su participación en las PASO en Balcarce 50, que estuvo en funcionamiento durante toda la tarde y hasta entrada la noche.

En la sede del Gobierno se desplegó un operativo especial para un día de fin de semana, con restricciones para la circulación por pasillos que en general están permitidos. La mayor parte de las oficinas estaban vacías. Solo hubo movimiento en las más importantes: la de la Jefatura de Gabinete, en el primer piso, donde estuvo Santiago Cafiero; y la del Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo “Wado” de Pedro, en la planta baja. Ambos pasaron la mayor parte del día en sus oficinas, donde recibieron a los candidatos y desde donde mantuvieron diálogo permanente con los principales dirigentes del Frente de Todos por los nombres y lugares que aún no estaban definidos -y que no lo estuvieron hasta el final del día-.

En las primeras horas de la tarde llegaron el titular de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, uno de los armadores del Gobierno; y el presidente de la Cámara de Diputados; el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, uno de los tres miembros principales de la coalición de gobierno, que llegó junto a “su” candidata, la funcionaria del Ministerio de Transporte Marcela Passo, quien irá en el tercer lugar de la lista bonaerense. El líder del Frente Renovador logró nombrar a la massista Mónica Litza en el onceavo lugar.

También arribaron en ese momento los principales representantes del gobierno bonaerense, cercanos a Cristina Kirchner: el gobernador Axel Kicillof, su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, la ministra de Gobierno, María Teresa García, el titular de Desarrollo Comunitario, Andrés “Cuervo” Larroque; y el ministro de Salud local, Daniel Gollán, quien firmó como segundo candidato detrás de Tolosa Paz y confirmó su participación en las listas, que estaba en duda. Además estuvo presente el sindicalista bancario Sergio Palazzo, cercano a la vice, que será postulante por la Provincia en cuarto lugar.

El ambiente se describió como distendido, después de una semana de arduas negociaciones por los nombres y los puestos entre los distintos sectores de la coalición. Todos esperaban las definiciones de las listas y el comienzo de un acto en conjunto, que se realizaría más tarde para dejar atrás las diferencias que se hicieron sentir en los últimos días. Ni el presidente Alberto Fernández ni la vicepresidente Cristina Kirchner pisaron la Casa Rosada ayer. Se mantuvieron en sus respectivas residencias hasta que fueron al acto en la Provincia.

Principales candidatos para las PASO
Principales candidatos para las PASO

Desfile de candidatos

El desfile de postulantes comenzó en la sede del gobierno nacional en las primeras horas de la tarde, cerca de las 14, cuando los dirigentes de los distintos espacios que conforman el Frente de Todos comenzaron a ingresar por la explanada y por la entrada de Balcarce 24, frente a la Plaza de Mayo.

Casi todos llegaban acompañados por sus comitivas de asesores y parientes, pero entraban solos a los despachos asignados para la estampa de sus nombres en las actas. Entre los primeros en firmar estuvieron fueron el diputado radical peronista Leopoldo Moreau, el legislador provincial Julio Pereyra, el sindicalista de la CGT y diputado nacional Walter Correa y la diputada nacional Vanesa Siley, kirchnerista y representante del sindicalismo judicial, que van en lugares de privilegio en la lista de la Provincia de Buenos Aires.

Los recibían Cafiero -hombre del Presidente- y De Pedro -camporista de buena relación con el jefe de Gabinete y el Presidente-, quienes ya habían encabezado varias reuniones, en conjunto y por separado, durante las últimas semanas, con los dirigentes de las distintas localidades que visitaban a la Casa Rosada para hablar de posibles candidaturas. Esta vez se vieron con los referentes locales para oficializar los resultados de aquellos encuentros.

El pico de atención sobre la Casa Rosada tuvo lugar a las 16, cuando llegó a la Casa Rosada la primera candidata a Diputados por la Provincia, Victoria Tolosa Paz. Su nombre se había confirmado como cabeza de lista el miércoles, a través de la prensa, después de semanas de elucubraciones, idas y venidas. De buen humor, recibió aplausos de cristinistas y albertistas cuando ingresó al despacho de Cafiero, según pudo reconstruir Infobae, y esbozó una sonrisa sonrió para la foto al firmar. El jefe de Gabinete, en tanto, quedó fuera de la lista, a pesar de la fuerte presión del kirchnerismo durante las últimas semanas para que dejara libre su cargo a través de las nóminas. En su entorno había una sensación de alivio y triunfo simultáneos.

El legislador Leandro Santoro, amigo del Presidente, que encabeza la lista por la Ciudad firmó en la sede del PJ porteño, al igual que la diputada nacional Gisela Marziotta, a quien se le vence el mandato este año, quien se impuso por sobre las legisladoras Lorena Pokoik y Victoria Montenegro para el segundo lugar. En realidad, aspiraba a liderar la nómina. Pero logró evitar competir en la menos atractiva pelea por la Legislatura, como se preveía hasta hace algunos días.

La presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, firmó en Casa Rosada el acta que oficializa su candidatura en la provincia de Buenos Aires.
La presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, firmó en Casa Rosada el acta que oficializa su candidatura en la provincia de Buenos Aires.

Una vez que los principales contendientes hubieron firmado, partieron hacia Escobar junto a los líderes de los espacios, donde se realizaría un acto con los principales accionistas del frente, para mostrar “unidad”. Solo se quedaron en la Casa de Gobierno Wado de Pedro y Cafiero, quienes hasta entrada la noche se seguían recibiendo candidatos y definiendo nombres y lugares junto a sus asesores.

Faltaban definir no solamente las listas bonaerenses, sino también de Santa Fe, donde durante el día escaló la disputa que se arrastraba hace días entre el sector que lidera el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el gobernador Omar Perotti. La discusión no se resolvió a tiempo y finalmente habrá PASO en esa provincia entre el funcionario nacional y dirigente de la Corriente de la Militancia, que irá acompañado por la vicegobernadora Alejandra Rodenas; y el senador provincial cercano a Perotti, Marcelo Lewandowski, secundado por la actual senadora nacional cercana a Cristina Kirchner, María de los Ángeles Sacnun.

Un acto organizado a último momento

Hasta el viernes se pensaba en realizar un acto público, aunque sin estridencias, para presentar en público a los candidatos más importantes que lideran las listas de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Pero, por el modo vertiginoso en que se fueron definiendo los puestos, el día y la ubicación para la escenificación se decidió al filo del cierre.

Se barajaron distintos modos -virtuales y presenciales-, días y ubicaciones. Finalmente, se impuso que la puesta en escena se realizara el mismo día del cierre, con presencia de los principales socios del FDT -Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa-, en la fábrica de lavandina Queruclor, en la localidad bonaerense de Escobar.

El intendente kirchnerista Ariel Sujarchuk fue contactado sobre la hora, y el evento se montó en tiempo récord. Se eligió una sede productiva para enviar un mensaje sobre la reactivación de la economía de cara a la campaña, en tierras de la provincia de Buenos Aires, el distrito que aporta la mayor cantidad de votos, y donde la vicepresidenta Cristina Kirchner tiene la mayor gravitación electoral.

En paralelo, cerca de las 17.30, cuando el acto en Escobar estaba a punto de comenzar -aunque estaba previsto para las 17-, se presentó en la Casa Rosada el ministro de Desarrollo social, Daniel Arroyo, sobre quien pesaba una de las mayores incógnitas del cierre de listas. Su posible candidatura se nombraba hace semanas, y hubo dudas hasta última hora.

El titular de la cartera prefería quedarse, para continuar con la gestión, pero sabía de las presiones para presentarse en las elecciones primarias. Firmó en la sede de Interior, sonrió para la foto, y partió por la salida de la explanada en silencio. Después se conoció que ocupa el lugar número doce de la nómina. De acuerdo con las proyecciones de las encuestas, lograría entrar a la Cámara de Diputados. Su puesto, donde se maneja la importante caja de las ayudas sociales, quedará libre en diciembre y ya era objeto de disputa en el Frente de Todos. En el Gobierno descartaban que su reemplazo se conozca en lo inmediato.

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner

Más o menos a la misma hora estuvo en la sede del gobierno nacional Agustina Propatto, especialista en seguridad, cercana al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien viene expresando severas críticas contra el gobierno de Alberto Fernández y mantiene una pelea sin tregua con su par nacional, Sabina Frederic. A diferencia de Arroyo, llegó acompañada de una amplia comitiva, que la esperó en el Patio de las Palmeras mientras firmaba para ocupar el privilegiado quinto lugar. Cuando salió le tomaron fotos y la filmaron, y ella dio un pequeño discurso ante un camarógrafo. Se mostró emocionada.

Mientras tanto, el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, se encontraba en su despacho en la Cámara de Diputados, donde preside el interbloque oficialista. Los lugares “entrables” de la lista por la Provincia a partir del quinto candidato no estaban definidos avanzada la tarde y seguía la puja que se arrastra hace semanas con los intendentes del PJ y los movimientos sociales. Allí el diputado conoció la decisión del intendente de la primera sección Juan Zabaleta, cercano a Alberto Fernández y enfrentado a La Cámpora, de competir como candidato bonaerense por Hurlingham, el único distrito del conurbano donde habrá PASO en el Frente de Todos.

El lunes, adelantaron fuentes oficiales, habrá un acto en la Provincia entre dirigentes nacionales e intendentes, con la excusa de un anuncio de viviendas, donde se buscará llegar a un acuerdo lo más amplio posible de cara a la campaña. En el Gobierno descontaban que habrá unidad en la mayor parte de los distritos, pero admitían que será difícil sanar las heridas de la pelea por las listas.

Durante la extensa jornada no hubo prácticamente presencia de los dirigentes de los movimientos sociales, que ya en los últimos días manifestaron su malestar por el relegamiento de sus referentes en las listas. El líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois, amenazó con romper con el Frente de Todos, después de meses de vaivenes y roces en la relación con el Gobierno.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner presentaron a los candidatos del Frente de Todos
Alberto Fernández y Cristina Kirchner presentaron a los candidatos del Frente de Todos

En tanto, el Presidente, que había pasado el día en Olivos en familia, llegó a Escobar por tierra en la camioneta Hyundai que había utilizado para la campaña de 2019. Lo acompañaban su pareja, Fabiola Yáñez, Santoro, el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi. Axel Kicillof, Tolosa Paz y Sergio Massa llegaron juntos en el helicóptero del gobierno bonaerense, después de su paso por la Casa Rosada.

El acto en Escobar se celebró sin alboroto. En el escenario estaban, además del Presidente y la Vicepresidenta, los representantes de las fórmulas de candidatos para la Provincia -Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan- y la Capital Federal -Leandro Santoro y Gisela Marziotta-.

Primero habló Cristina Kirchner, después Alberto Fernández. Los postulantes se limitaron a sonreír y acompañar. Tampoco se llamó a la militancia. El bajo perfil del evento peronista, donde se mostraron pancartas con colores y el logo de “Todos” respondió no solo a que se organizó todo a último momento, sino también al contexto de pandemia, dijeron fuentes oficiales.

En sus discursos, Cristina Kirchner y Alberto Fernández coincidieron en cuestionar a la oposición, que asociaron con el expresidente Mauricio Macri. Pero el Presidente se enfocó en defender la gestión de su gobierno. En un tramo de su alocución tuvo un “fallido”: en lugar de referirse a la provincia de Buenos Aires, habló del “AMBA”. “Sos porteño”, le dijo la vicepresidenta. El acto fue una exhibición de unidad tras el armado de las listas.

La campaña que viene

Con las nóminas definidas, el Frente de Todos se enfrenta a una campaña en un contexto complicado. Las encuestas propias y ajenas arrojan un fuerte malestar por la crisis económica y por el manejo de la pandemia, flanco de constante ataque de la oposición. En ese escenario adverso, como mínimo, apuntarán a sacar la mayor cantidad de votos; y como máximo, a mejorar la presencia en el Congreso.

Elecciones
Elecciones

Todavía no está totalmente definido cuál será el foco de la campaña. En la Casa Rosada apuntan a enfocarse en plebiscitar la gestión, con la mayor parte de los esfuerzos comunicacionales puestos en el plan de vacunación, y en menor medida, en las ayudas económico-sociales durante la crisis, por la que responsabilizan a la herencia del gobierno de Mauricio Macri y al obligado freno de actividades por la pandemia.

Sin embargo, hay quienes creen que el foco central debería estar puesto en poner plata en los bolsillos, a través de un aumento de las erogaciones, con bonos sociales y subas salariales. También apuntan que la campaña debería enfocarse centralmente en las promesas a futuro y dejar de lado lo máximo posible la experiencia reciente de gobierno. Sobre todo, teniendo en cuenta que los otros oficialismos que atravesaron elecciones durante el último año y medio de pandemia, en general tuvieron reveses en las urnas.

Después del cierre de listas, el juego electoral comienza hoy oficialmente de cara a las PASO que se realizarán dentro de dos meses, donde el Gobierno se juega los apoyos a la gestión frente a la oposición de Juntos por el Cambio, y el armado en el Congreso de cara a los dos años previos a las elecciones presidenciales de 2023.

Seguí leyendo:


TE PUEDE INTERESAR