El vidalismo se encolumnó detrás de Diego Santilli y se suma a la interna contra Facundo Manes por los lugares en la Legislatura bonaerense

Legisladores que formaban parte del armado de la ex gobernadora buscarán lugares en las listas seccionales y para los concejos deliberantes. Negocian con intendentes del PRO y muestran lealtad amarilla

La salida de María Eugenia Vidal de la discusión en la provincia de Buenos Aires implicó que su tropa bonaerense, que integran principalmente diputados y senadores provinciales, quedara sin terminal política directa para reclamar lugares en el armado de las listas que cierran este sábado. En ese contexto, se dejaron correr algunas versiones que indicaban, incluso, que se sumarían al esquema del radicalismo que hasta ahora lleva como precandidato a diputado nacional a Facundo Manes (UCR) en la interna contra el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli (PRO) y que en los últimos días también acordó con una pata peronista que representan el ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación Emilio Monzó y el ex intendente de San Miguel y ministro de Gobierno durante la gestión de Vidal, Joaquín de la Torre.

Sin embargo, el vidalismo bonaerense definió encolumnarse detrás de la apuesta del vicejefe de Gobierno porteño para desde ese lugar sostener la presencialidad en las listas tanto seccionales como con los concejos deliberantes.

Facundo Manes con Joaquín de la Torre, Alejandra Lordén y Emilio Monzó
Facundo Manes con Joaquín de la Torre, Alejandra Lordén y Emilio Monzó

Desde el espacio que se presenta como La Territorial, que nació como representación de los llamados “dirigentes sin tierra”, dentro del PRO en la provincia de Buenos Aires y que tenían a Vidal como referente directa, le explicaron a Infobae que acompañarán la candidatura de Diego Santilli y formarán parte de la negociación de ese espacio, que también incluye a los intendentes del PRO y la Coalición Cívica.

Por su parte, en la UCR explican que habrá PASO en todos los tramos posibles donde no haya acuerdo. A esta hora incluye también a los municipios donde hoy gobierna el PRO y no se cierre un acuerdo. Hay algunos intendentes que acompañan a Santilli que están tratando de frenar la avanzada radical y podrán acordar sin mayores problemas. Pero en otros es complicado y altera también en las listas seccionales para la Cámara de Diputados y Senadores provinciales.

Uno de los casos se da en La Plata, que por representar una única sección electoral (la Octava), el intendente Julio Garro pensaba acordar y moldear una lista única, pero eso no sucedería y habría internas. Lo mismo en el resto de las secciones electorales, sobre todo en la Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima. Sucede que en el interior bonaerense la Unión Cívica Radical tiene su estructura fuerte y no quieren delegar.

Así, el vidalismo bonaerense, anclado en La Territorial (la agrupación que impulsó hace un tiempo el ex subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell), tiene algunas figuras que buscará meter en las listas, como el ex ministro de Educación de la Nación Alejandro Finocchiaro, el ex intendente de Quilmes Martiniano Molina, el ex subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, Lucas Delfino (que además es el enlace de Horacio Rodríguez Larreta con los intendentes del país), el ex candidato a intendente de Tigre, Segundo Cernadas, el ex ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano, la diputada provincial -a quien este año se le vence el mandato- Gabriela Besana o el diputado provincial Guillermo Sánchez Sterli, entre otros.

La mayoría, como se ve, tiene presencia en el conurbano bonaerense y es ahí donde Santilli empujado por Rodríguez Larreta va a enfocar la búsqueda de votos. Por eso Manes -o el radicalismo, mejor dicho- buscó a De la Torre como aliado. Hombre del peronismo, con varias elecciones encima, el ex intendente de San Miguel renegó desde el principio de una precandidatura porteña para la disputa bonaerense, al igual que Monzó.

Pero el vidalismo bonaerense, pese a que ratificó el acompañamiento a Santilli, deberá negociar a la vez con los intendentes del PRO agrupados en el Grupo Dorrego por un lado y con el espacio de Jorge Macri por el otro. Al bajar su propia candidatura, el intendente de Vicente López pediría retener todos los lugares que pone en juego tanto en la Legislatura como en los concejos deliberantes.

Por su parte, los intendentes del PRO pedirán encabezar las listas seccionales. Allí entra en negociación también la Coalición Cívica, que forma parte de este acuerdo que tiene a Santilli como cabeza visible y también buscará retener los pocos lugares que tiene en la Legislatura bonaerense.

El grueso del vidalismo tiene mandato hasta 2023 en la legislatura bonaerense. Al cierre de listas 2019, la ex gobernadora junto a Federico Salvai, que era su jefe de Gabinete, se aseguró presencia propia en las listas. Ahora, con el regreso a la arena política porteña, la figura de la ex mandataria bajó algunas acciones en la discusión bonaerense. Sin embargo, su estructura no cruzó la General Paz y buscará dar la discusión en las listas que llevan a Santilli como precandidato a diputado nacional.

SEGUIR LEYENDO