Cómo será la “nueva vida” de Mauricio Macri cuando vuelva al país: más filoso contra el Gobierno, participación en la campaña y una mirada zen de la interna

Aún no tiene vuelo de regreso desde Zurich, pero al ex presidente lo espera una inédita etapa en la política en la que ya comenzó a resignar el liderazgo del PRO en manos de Rodríguez Larreta. Las cuatro llamadas desde Europa al jefe de Gobierno porteño. Qué candidatos pidió en las listas y el efecto “jarrón chino”

Mauricio Macri inaugurará una etapa distinta en la política cuando vuelva al país (Foto EFE/Juanjo Martín)
Mauricio Macri inaugurará una etapa distinta en la política cuando vuelva al país (Foto EFE/Juanjo Martín)

Es uno de los tantos argentinos varados en el exterior y todavía no tiene ningún vuelo confirmado para regresar desde Zurich, pero Mauricio Macri ya sabe qué hará cuando pueda aterrizar en Ezeiza: levantar aún más el perfil contra el Gobierno y sumarse a la campaña electoral de Juntos por el Cambio.

Lo que seguramente no sabe es cómo le resultará algo que quedó en evidencia desde que viajó a Europa el 27 de junio: una inédita etapa en la política en la que ya comenzó a resignar el liderazgo en el PRO en manos de Horacio Rodríguez Larreta.

Todo comenzó a cambiar cuando ambos mantuvieron una reunión cumbre a solas, Macri se declaró neutral en la pelea por las candidaturas en el partido que fundó e inmediatamente se subió a un avión para viajar a España y Suiza. Mientras, el jefe de Gobierno piloteó las negociaciones en los principales distritos y logró casi un milagro con los renunciamientos de Patricia Bullrich y Jorge Macri, que despejaron el camino a dos candidatos de su confianza en Capital y Provincia como María Eugenia Vidal y Diego Santilli.

En su “nueva vida”, el ex jefe del Estado se convirtió en un predicador de la unidad interna del PRO y delegó en Rodríguez Larreta las tratativas para alcanzar acuerdos electorales; pero, pese a la distancia que lo separaba de la Argentina, no se desentendió de lo que estaba sucediendo aquí: desde que se fue, habló cuatro veces con el alcalde porteño para tener información de cómo seguían las complicadas internas porteña y bonaerense. Y así como celebró la lista de unidad que se alcanzó en la Ciudad de Buenos Aires, también monitoreó en contacto con su primo, Jorge Macri, las alternativas de la disputa provincial.

También mantuvo una línea directa con Patricia Bullrich, a quien su renuncia a la candidatura en la Ciudad le permitió dedicarse de lleno al armado electoral del PRO en todo el país. La jefa partidaria esperaba del ex presidente un respaldo más explícito a su postulación, pero pareció haber digerido con entereza su decisión de dar un paso al costado: hasta los referentes del larretismo que antes la criticaban con dureza le reconocen hoy una enorme capacidad para evitar fracturas en Juntos por el Cambio en todo el país y llegar a treguas internas que valen oro para intentar derrotar al Frente de Todos en las elecciones.

Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, una sociedad política que lleva décadas y comenzará otra etapa
Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta, una sociedad política que lleva décadas y comenzará otra etapa

Macri tampoco complicó a Rodríguez Larreta ni a sus colegas de Juntos por el Cambio con excesivos pedidos de lugares en las listas: sólo impulsa, asociado con Bullrich, la candidatura porteña a diputado de Fernando Iglesias (el cuarto puesto que ocuparía en la nómina todavía es resistido por un sector del larretismo) y la postulación de Darío Nieto, su secretario privado, como legislador de la Ciudad. Para la lista de Provincia apenas solicitó incluir en un lugar expectable a Hernán Lombardi, uno de los dirigentes del PRO que pasa más tiempo con él. Nadie está dispuesto a desairar solicitudes tan módicas.

Quienes los conocen desde hace mucho tiempo a Macri y a Rodríguez Larreta sostienen que pueden tener diferencias, pero que entre ellos existe una sociedad política indestructible desde hace décadas. Esa misma sociedad es la que explica que el ex presidente le haya dejado el camino liberado al jefe de Gobierno para avanzar con sus decisiones electorales en lugar de disputarle el poder en todos lados, como indica la puja entre “palomas” y “halcones”.

Esta suerte de Macri en versión zen (al menos hacia adentro de su partido) incluye también no guardar rencor por los consejos desoídos en las últimas semanas por parte de dirigentes que salieron de su cantera política. Como María Eugenia Vidal, a quien quería al frente de la contienda electoral en Provincia porque, según aseguraba, era la más competitiva del espacio en Provincia, aunque debió resignarse a que la ex gobernadora volviera a Capital.

Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta: cuatro caras de la lista de unidad porteña
Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal, Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta: cuatro caras de la lista de unidad porteña

En declaraciones televisivas, el ex mandatario se mostró este jueves tolerante y comprensivo: aseguró que siempre había apostado por Vidal y consideró que “es una dirigente con unas cualidades únicas”. “Le dije dónde yo pensaba que tenía que militar y ser parte de esta batalla, pero son decisiones personales -destacó-. Han pasado cosas durante esos cuatro años que la han afectado mucho y ella sintió que no era el momento para estar en la provincia de Buenos Aires. La leona del 2017 es la que todos soñamos ver en este momento, la vamos a ver en la Capital”.

Sin embargo, la prueba de fuego que medirá la temperatura que alcanzó la relación Macri-Rodríguez Larreta será la campaña electoral. Macri tiene previsto tener un papel muy activo para ayudar a los candidatos de Juntos por el Cambio, con presencias en actos, caminatas y medios periodísticos. Nadie sabe qué prefiere el jefe de Gobierno, pero en el larretismo hay quienes rezan con todas sus fuerzas para que el ex presidente se mantenga alejado de las actividades proselitistas. Siempre atentos a las encuestas, sostienen que la presencia de Macri puede perjudicar a los candidatos de la oposición porque no tiene buena imagen en algunos sectores del electorado y siempre está bajo la lupa por los malos resultados económicos del gobierno de Cambiemos.

¿Quién le dirá que se mantenga alejado de la campaña para impedir que ahuyente a una porción de votantes que critican su gestión gubernamental? Probablemente nadie. Rodríguez Larreta ya se muestra con la impronta de líder de Juntos por el Cambio, pero, en el fondo, no sabe qué hacer con Macri. A la principal coalición opositora le está pasando lo que dijo el político español Felipe González: “Un ex presidente es como un jarrón chino: es valioso, pero lo pongas donde lo pongas, molesta”. Es algo sobre lo que Macri podrá reflexionar cuando algún día regrese al país.

SEGUIR LEYENDO:





Últimas Noticias

Gol de Gianluca Lapadula con Benevento marcó empate por Serie B de Italia

Gianluca Lapadula volvió a celebrar en la Serie B de Italia al ser autor del empate con Benevento.

El inesperado mensaje de Pelé para Lionel Messi desde el hospital

La leyenda brasileña se recupera de una importante intervención quirúrgica y no quiso perder la oportunidad de felicitar a la Pulga por haber superado su histórica marca a nivel selecciones

Reino Unido concederá visados temporales por la falta de camioneros que afecta el suministro de combustible

Esta medida exhibe un cambio radical del primer ministro, Boris Johnson, cuyo gobierno ha endurecido las reglas de inmigración tras la salida del país de la Unión Europea y reiterado la necesidad de acabar con la dependencia de la mano de obra del exterior

Destrozos en una unidad policial, quema de vehículos y detenidos: recrudece el conflicto cocalero en Bolivia

Decenas de personas marcharon en los barrios de Villa El Carmen y Villa Fátima de La Paz con la intención de llegar hasta la sede de la Asociación Departamental de Productores de Coca, donde también funciona uno de los dos mercados legales autorizados para la venta en el país

Cambios en el Impuesto a las Ganancias: cómo se aplicará el nuevo piso de $175.000

El Gobierno publicó dos decretos con los que incrementó el piso de $150.000 y el umbral de $173.000 a $175.000 y $ 203.000, respectivamente. La normativa contempla que las personas con remuneraciones mensuales entre $175.000 y $203.000 brutos afronten una menor carga tributaria
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR