Varados: el Gobierno convocó a la asociación internacional que nuclea a las aerolíneas para contener sus reclamos por el cepo en los vuelos

La IATA había reclamado un encuentro tras exhibir malestar con la medida anunciada el viernes, que impone un máximo de 600 pasajeros diarios. La organización aún no confirmó su participación. En la Casa Rosada aseguran que mantendrán vigente la controversial disposición

El Gobierno convocó a la asociación internacional que nuclea a las aerolíneas para contener sus reclamos por el cepo en los vuelos
El Gobierno convocó a la asociación internacional que nuclea a las aerolíneas para contener sus reclamos por el cepo en los vuelos

En medio de la polémica por el cupo en los vuelos para evitar el ingreso de más casos de la variante Delta del coronavirus, que tiene como consecuencia la postergación del regreso de argentinos desde el exterior, el Gobierno convocó a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés). La organización que nuclea a la mayor parte de las compañías de líneas aéreas internacionales había pedido una reunión con las autoridades nacionales tras exhibir públicamente malestar con la medida que provocó cruces entre la Nación y el sector privado. Aún no está confirmado si el encuentro se llevará a cabo.

La reunión se estaba organizando en el Ministerio de Transporte, que conduce Alexis Guerrera, a instancias de la Jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero. Fue convocada para este miércoles antes del mediodía, encabezada por el titular de la cartera y autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), encargado de disponer el cupo que dictó Nación el viernes.

El llamado a la IATA se realizó “en respuesta” al pedido, y está destinado a “contener” los reclamos de la asociación de empresas aéreas, dijeron fuentes oficiales a Infobae. De todas formas, el Gobierno mantenía hasta última hora del martes firme su postura respecto de mantener las restricciones anunciadas el viernes pasado hasta el 9 de julio, como está previsto. “Es para escuchar y acercar posiciones”, se atajó una fuente nacional en diálogo con este medio.

Hasta anoche, el organismo no había confirmado su participación en la reunión. El Gobierno adelantó que, si se realiza, estarán presentes, además del ministro y autoridades de ANAC, representantes de la Dirección Nacional de Migraciones, que depende del ministerio del Interior que conduce Eduardo “Wado” de Pedro, y del ministerio de Salud, a cargo de Carla Vizzotti.

Alexis Guerrera asumió la cartera de Transporte en mayo, tras el fallecimiento de Mario Meoni en abril
Alexis Guerrera asumió la cartera de Transporte en mayo, tras el fallecimiento de Mario Meoni en abril

El cupo de 600 plazas diarias en vuelos de pasajeros para el reingreso al territorio nacional de los argentinos que se encuentran en el exterior, anunciado el viernes de manera imprevista, generó fuertes críticas, en especial, de parte de las aerolíneas internacionales. A pesar de que se mostraron “comprensivas” con la necesidad del Gobierno de tomar medidas para evitar un empeoramiento de la situación sanitaria, apuntaron que la disposición obligará a las empresas a “dejar en el extranjero a miles de pasajeros, principalmente ciudadanos y residentes argentinos, sin que ellos tengan la culpa”.

En ese marco, la organización internacional, que representa al 80 por ciento del sector privado, pidió un encuentro con el Gobierno que, en el comienzo de la semana, no tuvo respuesta. “Las aerolíneas ya están hablando con la ANAC todos los días para la reprogramación de vuelos. Hay diálogo constante”, dijeron ayer desde Transporte. Sin embargo, en Jefatura de Gabinete no cerraban la puerta a un encuentro. Anoche a última hora hubo un cambio de planes y finalmente Transporte empezó a organizar un cara a cara con la compañía.

La medida, que provocó fuertes cuestionamientos entre los argentinos que no pueden regresar al país en las fechas estipuladas en sus pasajes por las reprogramaciones de vuelos a las que obligó el Gobierno, es monitoreada por la cartera del Interior, desde donde defendieron la disposición. Señalaron a Infobae que busca “priorizar la salud por sobre las necesidades comerciales” y que es “el mal menor”. También remarcaron que los argentinos que viajaron al exterior en los últimos meses lo hicieron a sabiendas del “riesgo” que representaba en la pandemia, porque firmaron una declaración jurada donde, entre otras cosas, aceptaban que eventuales medidas sanitarias les impidieran regresar.

En los últimos días hubo cruces entre el Gobierno y las compañías aéreas, que señalaban que había miles de argentinos varados en el exterior y que la Argentina “es el único país que tiene una limitación de pasajeros por día”. Desde Presidencia salieron a responder y publicaron una lista de los países que imponen límites en sus fronteras. Además, señalaron que los viajeros que regresaron al país en los últimos meses no cumplían las medidas de aislamiento y relativizaron la situación de los argentinos en el exterior. “No se puede comparar con lo que pasó el año pasado”, dijo una fuente en off.

“No hay varados. En realidad se trata de 45 mil argentinos que declararon salir por turismo en los últimos cuatro meses”, sostuvo ayer Florencia Carignano, la titular de Migraciones, una de las principales voceras de la postura del Gobierno, en un comunicado. Y detalló que, según datos del organismo dependiente del Ministerio del Interior, en el último mes unos 26 mil argentinos salieron del país con fines turísticos, de los cuales 10 mil lo hicieron en la última semana. Hasta el momento, el conflicto con las aerolíneas sigue en pie, y durante el miércoles se esperan definiciones sobre la concreción de un encuentro con IATA tras la convocatoria del Gobierno, que por ahora sostendrá la controversial medida.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR