Casación Federal definirá el mes que viene si Amado Boudou sigue en prisión domiciliaria o tiene que volver a la cárcel

Es por el caso Ciccone. Un juez dijo que debe volver a una unidad penitenciaria. La defensa apeló y el 6 de julio habrá una audiencia para escuchar sus argumentos

Amado Boudou en una de las audiencias del juicio por el caso Ciccone
Amado Boudou en una de las audiencias del juicio por el caso Ciccone

La Cámara Federal de Casación Penal resolverá el mes que viene si el ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou continúa en prisión domiciliaria en su casa de la localidad bonaerense de Avellaneda o si regresa a la cárcel. La Sala IV del tribunal realizará el próximo martes 6 de julio una audiencia y luego tendrá 20 días para decidir, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Es por el caso Ciccone en el que Boudou está condenado a cinco años y 10 meses de prisión por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública. Esa condena está firme desde diciembre pasado cuando fue resuelta por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Boudou está en prisión domiciliaria desde abril del año pasado cuando le fue otorgada en el contexto de la pandemia del coronavirus. Luego su situación tuvo idas y vueltas entre los tribunales. Y ahora tendrá una nueva escala con la intervención de Casación. Pero ese fallo podría no ser definitivo porque quedaría la instancia del máximo tribunal.

La defensa de Boudou plantea dos argumentos para continuar en prisión domiciliaria. Uno es el interés superior de los dos hijos mellizos del ex vicepresidente de contar con su padre en su desarrollo. Y el segundo, una resolución de Casación que estableció que por la pandemia del coronavirus se debían analizar medidas alternativas a la cárcel para quienes estén cerca de acceder a salidas de la prisión. El mes que viene el ex vicepresidente estará en condiciones de gozar de las primeras salidas de prisión por el tiempo que ya lleva detenido, tanto en cárcel como en domiciliaria, que se redujo 10 meses por cursos de estudio que realizó.

El juez federal Daniel Obligado le otorgó a Boudou la prisión domiciliaria en abril de 2020 para que ayude a su esposa en el cuidado de sus hijos ya que ella era la única persona a cargo y no podía contar con ayuda por las restricciones de la pandemia. También que la condena no estaba firme.

La Corte Suprema rechazó en diciembre pasado la última apelación del caso y dejó firme la condena. Ante esa situación, Obligado revocó el arresto domiciliario y sumó que la situación de pandemia había cambiado ya que se habían levantado muchas restricciones y la familia podía contar con más ayuda para los hijos. El juez dispuso que Boudou vuelva a prisión pero una vez que esa decisión quede firme.

Amado Boudou
Amado Boudou

La defensa apeló a Casación que consideró que el fallo de Obligado no estaba bien fundamentado y ordenó dictar que se dicte uno nuevo. Allí el caso pasó al juez federal Ricardo Basílico. El magistrado resolvió el 21 abril confirmar la decisión de su colega y rechazar los argumentos de la defensa de Boudou.

El magistrado dijo que la situación actual de la familia de Boudou “no revela la existencia de un escenario de desamparo” para los hijos. “Debe ponderarse que los niños están al cuidado de su madre, gozan de buena salud, poseen una vivienda con el suficiente espacio para poder desarrollarse y crecer en un ámbito seguro y acorde a su nivel sociocultural”, explicó y ordenó que el vicepresidente vuelva a prisión pero una vez que su decisión quede firme.

El fallo fue apelada por la defensa y ahora volverá a hacer analizado por Casación. Los jueces Mariano Borinsky, Angela Ledesma y Javier Carbajo realizarán el 6 de julio una audiencia para escuchar los argumentos de la defensa. Luego tienen 20 días para resolver.

SEGUIR LEYENDO: