La imagen presidencial sufrió su mayor caída y el 72% desaprueba al Gobierno en una nueva encuesta

Sólo el 11% de los consultados por la Universidad de San Andrés se mostró satisfecho con la marcha general de las cosas

Cayó fuerte la imagen presidencial según una encuesta de la Universidad San Andrés
Cayó fuerte la imagen presidencial según una encuesta de la Universidad San Andrés

Una caída notoria en la imagen del presidente Alberto Fernández y en la satisfacción sobre cómo marcha el país, la desaprobación sobre varias de las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir la pandemia de coronavirus y la inflación y la corrupción como los principales problemas que más preocupan son las principales conclusiones de una encuesta de la Universidad de San Andrés.

Caída de la imagen presidencial
Caída de la imagen presidencial

La aprobación sobre la gestión de Alberto Fernández continúa disminuyendo desde abril de 2020, y llegó a niveles de satisfacción del 26%, el nivel más bajo desde que asumió. Un 72% desaprueba su gobierno.

Entre las regiones con mayor aprobación figuran el Gran Buenos Aires (32%), el Centro del país (30%) y el Noroeste Argentino (30%). La generación de los Milennials -la población que tiene entre 23 y 38 años- es la que más aprueba al gobierno de Alberto Fernández (31%) mientras que la generación Z -entre 16 y 22 años- es la que más lo desaprueba (78%). Entre los distintos niveles socioeconómicos, la mayor desaprobación se encuentra en el nivel socioeconómico ABC1 -los de mayor poder adquisitivo- con una desaprobación total de 77%, mientras que la mayor aprobación se encuentra en la clase baja (28%). Finalmente, los votantes de Mauricio Macri son el segmento que más desaprueba al gobierno (96%).


El 72% desaprueba la gestión de Alberto Fernández
El 72% desaprueba la gestión de Alberto Fernández

La satisfacción con la marcha general del país llegó a su nivel más bajo desde que asumió Fernández en la presidencia. Cayó del 57% en abril del año pasado al 11% de aprobación. El mayor nivel de satisfacción se observa en Ciudad de Buenos Aires y en el Centro del país, ambas con un 15%. En lo que respecta a las generaciones, los Baby Boomers son los más satisfechos con el gobierno de Alberto Fernández (16%) mientras que la generación Silenciosa es la que más insatisfecha se encuentra (100%). Entre los distintos niveles socioeconómicos, notamos que la mayor insatisfacción se encuentra en el nivel socioeconómico más bajo con una total del 90%; mientras que el mayor nivel de satisfacción se encuentra compartido por la clase media baja y la clase ABC1 (13%). Finalmente, los votantes de Macri son el segmento que más insatisfecho se encuentra con el gobierno (98%); además, el 68% de los votantes de Alberto Fernández está insatisfecho la gestión presidencial.


Apenas el 11% está satisfecho con la marcha general del país
Apenas el 11% está satisfecho con la marcha general del país

Los encuestados consideran que el principal problema de la Argentina es la inflación (42%), seguida de la corrupción (37%). La delincuencia, los robos y la inseguridad aparece en tercer lugar con un 33%, pero presenta una disminución de diez puntos porcentuales respecto a la medición pasada. La preocupación por las epidemias y las enfermedades aumentó notablemente, de 8% en marzo a 17%. Además, la corrupción fue la primera mención del 15% de los encuestados, seguida de la inflación con el 13 y la delincuencia, robos e inseguridad con el 12%.

En cuanto a las medidas que adoptó el gobierno nacional en relación con la pandemia de Covid 19, el 60% de los encuestados afirma estar algo o muy en desacuerdo, mientras que un 35% dice estar algo o muy de acuerdo con ellas. Las regiones con mayores niveles de acuerdo son NOA (42%), Sur (38%), GBA (35%) y NEA (35%). El nivel socioeconómico con los niveles más altos de desacuerdo con las medidas relacionadas con la pandemia es la clase ABC1 (73%) y la clase baja es la que más afirma estar algo o muy de acuerdo (39%).

Inflación y corrupción, las principales inquietudes
Inflación y corrupción, las principales inquietudes

Teniendo en cuenta cada medida del gobierno nacional para reducir el contagio de coronavirus en particular, implementadas en todo el país, el 92% de los encuestados considera necesario al distanciamiento social, a la vez que el 82% también considera necesaria la suspensión de viajes grupales y un 79% al cierre de fronteras al exterior. A su vez, el 67% piensa que es necesaria la suspensión de reuniones sociales de más de 10 personas en domicilios particulares.

En lo que respecta al coronavirus, la proporción de encuestados que lo considera muy peligroso aumentó significativamente en comparación con marzo, y pasó del 48% al 64%. Actualmente, el 91% de los encuestados lo percibe como algo o muy peligroso, porcentaje que se asemeja al de abril de 2020, a principios de la pandemia, cuando fue de 94%. Paralelamente, el 69% de los encuestados se considera algo o muy expuesto al contagio del coronavirus, porcentaje que se mantiene desde el pasado marzo, y es el mayor desde que comenzó la pandemia.

El 51% de los encuestados de un relevamiento que incluyó 1004 casos de argentinos con conexión a internet se mostró insatisfecho con la campaña de vacunación, mientras que el 41% afirmó estar satisfecho. La vacuna Sputnik V, proveniente de Rusia, continúa siendo la que posee la mejor percepción de seguridad, con el 68% de los encuestados que la considera como algo o muy segura. En el otro extremo, solo el 34% percibe así la seguridad de la vacuna Covishield. La elaborada en China por SinoPharm, por su parte, es la que presenta la mayor proporción de encuestados que creen que es poco o nada su seguridad (24%).

El 76% de los participantes del relevamiento se aplicaría o ya se aplicó algunas de las vacunas que hay en el país contra el Covid 19. Los más jóvenes aparecen entre los más reticentes a ser inoculados.

La Corte Suprema de Justicia, por primera vez encabeza la lista de satisfacción (15%), cuando se consultó sobre el funcionamiento de los cuatro poderes, diferenciando al Legislativo en dos partes, la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados. En todos los casos la insatisfacción supera el 80%.

Sobre los funcionarios de gobierno y los ministros, los tres con mayor imagen positiva entre los encuestados son la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizotti (24%), el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni (23%) y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán (21%). Entre los que surgen con imagen negativa están el ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá (-34), seguido por el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación Santiago Cafiero, la ministra de Seguridad de la provincia de la Nación, Sabina Frederic, y el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, los tres con un diferencial negativo de -29.

Entre los políticos el dirigente con mayor imagen positiva es Horacio Rodríguez Larreta (43%), seguido por María Eugenia Vidal (39%) y por Patricia Bullrich (33%). Todos los dirigentes cuentan con un diferencial negativo (es decir, mayores opiniones negativas que positivas). Cabe aclarar que Horacio Rodríguez Larreta es el dirigente con el menor diferencial negativo (-1). En lo que respecta a uno de los referentes de la oposición, observamos que la imagen positiva de Mauricio Macri es del 29% y posee un diferencial negativo de -36. El político radical con mayor imagen positiva es Martín Lousteau (32%). Entre otros opositores al gobierno, Roberto Lavagna tiene un 27% de imagen positiva, mientras que José Luis Espert cuenta con una imagen positiva del 23%. Florencio Randazzo posee un 18% de imagen positiva. Alfredo Cornejo es el menos conocido de todos los dirigentes.

Alberto Fernández se encuentra en noveno lugar, con un 27% de imagen positiva. Su imagen continúa en descenso tras el pico de casi 70% observado en abril de 2020, hace trece meses.