Matías Almeyda: “Mi padre y otros miles se murieron de coronavirus por no ser vacunados, porque no eran VIP”

El entrenador argentino quiso comprar 30 mil dosis para su ciudad natal pero no se lo permitieron. En marzo el COVID-19 se cobró la vida de su papá y ayer en una entrevista expresó su disconformismo por el “vacunatorio VIP” y el manejo de la campaña de vacunación

En marzo murió por COVID el papá de Matías Almeyda
En marzo murió por COVID el papá de Matías Almeyda

Matías Almeyda está muy dolido. No solo por la muerte de su padre, sino también por el sufrimiento de la gente de su ciudad natal a raíz de la pandemia. “Sé lo que se sufre en Azul, se está viviendo tristemente el tema del COVID, como en la mayoría de países”, dice. El ex futbolista se encuentra indignado porque quiso colaborar comprando 30 mil vacunas pero no se lo permitieron y en las últimas horas volvió a hablar sobre el tema.

Almeyda admitió que no lo hizo por cuestiones políticas e incluso afirmó estar harto de la grieta, Sin embargo, apuntó contra los “vacunados VIP” frente a casos de personas, como su papá, que no llegaron a ser inoculados.

En diálogo con Telenoche, el hoy entrenador argentino lamentó la situación que atraviesa la localidad de Azul. “No sé si faltan aparatos o gente”, manifestó y recordó que cuando sucedió lo de su padre se presentó en la intendencia “a ver en qué podía ayudar”. “No porque esté a favor o en contra de la política que hace ese gobierno en Azul, no me interesa, pero sí como ciudadano”, explicó.

Comentó que hace 20 días se comunicó con “un político importante de Argentina” para asistir con vacunas a toda la ciudad, pero no se concretó debido a que las negociaciones se llevan adelante entre Estados. El ex volante de la selección argentina y River Plate reside en Estados Unidos y allí se comunicó con empresas proveedoras de vacunas. “Pero llegamos hasta ahí”, indicó. “La predisposición es muy buena pero todavía no se venden vacunas a los privados”, lamentó.

“Llamé como cualquiera y pedí 30 mil dosis de Johnson y Johnson. Pensaba que lo podía hacer”, continuó. Aclaró que intentó la negociación como “un simple ciudadano que quiere colaborar con su país, porque más allá de la política esto es salvar vidas”. “Es ayudar porque se está muriendo mucha gente, me da pena que se mueran como murió mi padre”, justificó.

“Es ayudar porque se está muriendo mucha gente, me da pena que se mueran como murió mi padre”, dijo Almeyda
“Es ayudar porque se está muriendo mucha gente, me da pena que se mueran como murió mi padre”, dijo Almeyda

Al hablar del sentido de solidaridad aseguró que muchos deportistas y artistas se sumarían para ayudar como él y se preguntó: “¿La queremos de verdad a la Argentina? Bueno vamos a ayudar”.

Almeyda también dijo que, antes de la pandemia, Azul contaba con dos respiradores para 60 mil habitantes y que mucha gente donó algunos más para abastecer a la localidad. Lamentó que de todas formas el virus continúe haciendo estragos y apuntó contra el Gobierno nacional por la campaña de vacunación. “Deberíamos tener más vacunados de los que hay, nos molestó mucho que se hayan vacunados a los VIP”, declaró haciendo referencia al escándalo que derivó en la salida del ministro de Salud Ginés González García.

“Aquellos que perdimos un ser querido, da mucha bronca saber que pibes de 20 años se vacunaron porque eran conocidos de alguien, y mi papá y otros miles se murieron por no ser vacunados porque no eran VIP”, continuó, y aclaró que él no quiso “aprovechar” su nombre para inocular a su familia porque trata de “vivir como un ciudadano normal”.

Si bien sostuvo que “era el destino” de su papá, que “su ciclo en esta tierra ya estaba cumplido, tenía que ir a un lugar mejor”, expresó que si hubiese recibido la vacuna contra el COVID-19 quizás todo hubiese sido diferente. En su conversación con Diego Leuco, declaró: “El mismo Presidente se vacunó y se salvó; ojalá hubiesen vacunado a mi papá como al Presidente y por ahí lo tenía, pero no, prefirieron vacunar a otra gente”. “Da mucha bronca cuando la gente se comporta mal”, subrayó.

Con tristeza afirmó que el caso de los “vacunados VIP” también genera “desigualdad”. “Eso es oportunismo, es ser malo porque hay vidas. Esperemos entre todos poder cambiarlo, basta de grieta. Es hora de empezar a cambiar entre todos”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Historias olvidadas de la resistencia peronista: 14 viejas carabinas y un facón en Rosario para que vuelva el General

En Rosario, como en el resto del país, en 1956 hubo un intento de recuperar la democracia en manos de grupos del Ejército, la Policía y los civiles. Infiltrado, el movimiento fracasó a las pocas horas. Pero dejó testimonios de gente que se jugó por sus ideales aún a riesgo de ser fusilados

De pintar esténciles a escondidas en Buenos Aires a mostrar su arte urbano en un barrio de Nueva York: la historia de Cabaio Spirito

Intervino espacios públicos y privados en Buenos Aires, Valencia, San Pablo, Ciudad de México y Barcelona, entre otras, y fue elegido por The Bushwick Collective para pintar las calles del barrio trendy de Brooklyn. " Busqué mostrar lo que muchas ciudades quieren esconder: inmigrantes, desplazados y minorías”

Lo echaron de su trabajo, viajó a Asia, se arriesgó para salvar a un niño y su vida cobró sentido: “Todo cambió para mí”

Gonzalo Erize (34) estaba haciendo carrera en una multinacional cuando lo despidieron, se animó a ir por lo desconocido. En esa aventura, encontró su propósito de vida ayudar a los más vulnerables. “En realidad me cambió la vida a mí”.

Natty Petrosino regresa a Formosa para seguir ayudando a los wichis: “Me quedaré allí hasta que Dios disponga de mí”

Le contó a Infobae que estuvo durante una semana en Divisadero, Formosa. Ahora vuelve a Bahía Blanca, cargará un camión con donaciones y regresará otra vez al norte. Sobre la pandemia, dijo que “es obra del hombre, China pelea con Estados Unidos y se le escapó el virus”. Y su vida a los 83 años: “Mi vehículo está gastado, pero estoy feliz y entregada al encuentro de Dios”

Hizo 12 tratamientos de fertilidad, tuvo trillizos y ahora inspira a quienes buscan ser padres: “El humor me rescató y me secó las lágrimas”

Pany Chama (45) transitó un largo camino lleno de desilusiones, en un momento en que la infertilidad era un tema tabú. Sin embargo, hoy apela al humor, hizo una obra de teatro contando el proceso que vivió, es activa en las redes sociales y abrirá una fundación para ayudar a quienes tiene ese problema. “Soy una gran buscadora de hazañas y siempre voy por más”, le dijo a Infobae
MAS NOTICIAS