Soledad Acuña: “No coincidimos en que la escuela genere una movilidad que contagie”

La ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires celebró haber retomado el diálogo con la Casa Rosada y aseguró tener un 90 por ciento de acuerdo con las medidas tomadas por el Gobierno nacional, pero remarcó que se mantienen las diferencias en torno al tema de las clases presenciales

Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires
Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires

El Decreto de Necesidad y Urgencia dispuesto hace dos semanas por el presidente Alberto Fernández para frenar la segunda ola de coronavirus trajo consigo una ola de denuncias ante la Justicia y enfrentamientos políticos sin tregua con el macrismo. Sin embargo, la extensión de las mismas restricciones dispuesta ayer por el mandatario a través de un nuevo DNU, que regirá por los próximos 21 días, se dio bajo un marco de consenso y diálogo con la oposición a pesar de las diferencias que aún persisten. Así por lo menos lo reflejó Soledad Acuña, la ministra de Educación porteña, quien aseguró que la Ciudad está de acuerdo en casi todas las medidas decretadas por el Gobierno Nacional para disminuir el número de contagios.

“Hay un acuerdo en el 90% de las medidas sobre cómo ir bajando la movilidad”, sostuvo la funcionaria en diálogo con CNN Radio. En ese sentido, la ministra celebró haber retomado el diálogo con el gobierno nacional aunque resaltó nuevamente que las diferencias que todavía persisten se centran en el tema de las clases presenciales en las escuelas. “Hay un acuerdo en general y lo positivo en esta semana es que volvimos a retomar el camino del diálogo. Se pudo volver a hablar con todos los actores del gobierno nacional en su gran mayoría para volver a encontrar puntos en común. Ahora tenemos más puntos en común que diferencias respecto al marco general, a la situación en la que estamos”, dijo.

“Efectivamente desde lo epidemiológico estamos empezando a bajar los casos y la velocidad de la demanda de camas de terapia intensiva, y eso requiere que hagamos un esfuerzo en general, porque nos queda el invierno todavía por delante, con lo que debemos bajar aún más para enfrentar el frío con otra sensibilidad, con otra capacidad de respuesta también. Y ese esfuerzo hay que hacerlo ahora desde la movilidad. Estamos de acuerdo en que hay que hacer todos los esfuerzos que reduzcan esa movilidad entre Provincia y Ciudad”, agregó.

Sin embargo, contó que en las reuniones que mantuvieron con el gobierno de Alberto Fernández dejaron expuesto que no estaban de acuerdo con que se cerraran las escuelas y que defenderán la presencialidad de los alumnos en las aulas a pesar de la grave situación epidemiológica que atraviesa tanto la Ciudad de Buenos Aires como gran parte de la Provincia.

“En lo único en lo que no nos hemos podido poner de acuerdo es en la educación. Porque si bien acordamos que no contagian las aulas, que los colegios son seguros, que con protocolos estrictos los chicos pueden estar, es bajísima la incidencia de contagios dentro de las escuelas. En ese punto estamos todos de acuerdo. No coincidimos en que genere una movilidad que contagie. Es ahí cuando consideramos que las escuelas cerradas generan más daño que las escuelas abiertas”, explicó Acuña.

“En ese punto no pudimos ponernos de acuerdo. Tiene que seguir siendo presencial la educación. Vimos el año pasado el impacto que genera en términos de aprendizaje y el abandono escolar. Tiene que seguir siendo presencial. Sí trabajar sobre la movilidad. Por eso hay que trabajar en el entorno de las escuelas, ver la llegada a las escuelas. Lo que no se tiene que tocar es la presencialidad”, añadió.

También aseguró que el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, coincide con ellos en que el contagio no se da dentro de las escuelas, que la tasa de incidencia es baja y en la importancia de cuidar la presencialidad. Sin embargo, Acuña dijo que su par a nivel nacional -a diferencia de lo que dijo hace algunas semanas- ahora cree que los colegios deben permanecer cerrados.

“Él cree que igual hay que cerrar las escuelas porque generan movilidad. Nosotros tenemos los datos nuestros de transporte. Hay una enorme diferencia en puntos pero en lo que no coincidimos es en las clases. Ellos miran AMBA, toman decisión por AMBA. No es la misma forma en la que se movilizan los padres en Provincia que en Capital. En la Ciudad, en primaria y jardín los chicos tienen asignada la escuela por cercanía. La enorme cantidad de familias viven a 10 o no más de 20 cuadras de las escuelas. Se dirigen caminando en principio, en transporte particular y son muy poquitos los que usan transporte público. Y ha comenzado ya a bajar el uso de transporte público con las medidas”, señaló.

Por eso, Acuña explicó que pese a que el gobierno de la Ciudad entiende que la presencialidad de los estudiantes es necesaria, accedieron a implementar las clases bimodales para los alumnos de las escuelas secundarias. Es decir, que combinen clases presenciales y virtuales.

“A nivel medio dijimos que como es donde más contagios hay y en los chicos desde los 16 es donde vemos que la curva va para arriba, entonces vamos a hacer un esfuerzo durante estas tres semanas para implementar una modalidad bimodal, que no supone que los chicos no vayan a la escuela sino que siguen teniendo otra instancia de socialización y de contacto con los docentes para poder hacer preguntas, aprendizaje colectivo y poder hacer devoluciones en un momento donde es cierre de bimestre, con lo cual en un momento que es pedagógico es también favorable”, explicó.

Finalmente, la ministra se refirió a la pelea judicial que mantienen con el gobierno nacional respecto al DNU anterior y el capítulo que hace referencia justamente a las clases presenciales. En esa dirección, adelantó que la Ciudad acatará el fallo de la Corte Suprema de Justicia al respecto, que debería darse a conocer la próxima semana.

“Tenemos clara la autonomía de la Ciudad; hasta que no haya una ley que fije los parámetros no podemos avanzar. Está la posibilidad de tener que volver para atrás, lamentablemente. Nosotros vamos a seguir en el mismo camino recorrido y convencidos de la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, que es la discusión de fondo. Puede ser que la Corte falle en contra y nos encontremos teniendo que dar marcha atrás con esto. Vamos a acatar el fallo de la Corte más allá de que sigamos buscando instancias institucionales que nos den autonomía”, concluyó.

Seguir leyendo



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS