Habilitaron las fiestas de hasta 200 personas en el territorio bonaerense

Se trata de una medida que ya había sido anunciada por el Gobierno y que ahora se confirmó con la Decisión Administrativa 2216/2020, publicada este lunes en el Boletín Oficial. El texto también flexibilizó algunas actividades en la Ciudad de Buenos Aires, de cara a las celebraciones de fin de año

(Shutterstock)
(Shutterstock)

De cara a lo que serán las fiestas de fin de año, y para evitar que se sigan realizando reuniones clandestinas en estas fechas, el Gobierno autorizó “las actividades de entretenimiento nocturno al aire libre” de hasta 200 personas en toda la provincia de Buenos Aires. Lo hizo a través de la Decisión Administrativa 2216/2020, publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Se trata de una medida que las autoridades nacionales ya habían anunciado días atrás, teniendo en cuenta que se acerca la Navidad y el cierre del 2020, días en los que la gente se suele juntar masivamente para celebrar.

Con la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Salud, Ginés González García, esta medida fue confirmada, al igual que otras flexibilizaciones que también afectan a la Ciudad de Buenos Aires.

Puntualmente, el documento habilitó las fiestas en el territorio bonaerense “con un aforo del 30% en relación a la capacidad máxima habilitada al aire libre no pudiendo superar el límite de 200 personas en total”.

El Gobierno habilitó la actividad nocturna, ante el aumento de fiestas clandestinas (REUTERS/Henry Nicholls)
El Gobierno habilitó la actividad nocturna, ante el aumento de fiestas clandestinas (REUTERS/Henry Nicholls)

Además, a partir de ahora se permitirá el funcionamiento tanto de las salas de bingo como de los casinos, siempre que estén administrados por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, “con un aforo del 50 por ciento de su capacidad”.

En la Ciudad, en tanto, se eliminó la prohibición de realizar celebraciones religiosas de más de 20 personas en espacios cerrados, por lo que sí se podrán llevar adelante este tipo de eventos, aunque respetando una ocupación máxima del 30% en todos los casos.

Todas estas actividades que quedaron autorizadas, deberán cumplir con los protocolos sanitarios elaborados específicamente para cada una de ellas y garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de COVID-19, tanto para cuidar a los trabajadores como a los clientes.

Asimismo, los gobiernos porteño y bonaerense “deberán dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo” de estos eventos, “estableciendo la fecha para su efectiva reanudación, pudiendo implementarlos gradualmente, suspenderlos o reanudarlos, en el ámbito de sus competencias territoriales y conforme la situación sanitaria”.

En este sentido, se aclaró que las autoridades locales podrán “limitar el alcance de la excepción a determinadas áreas geográficas o a determinados municipios, o establecer requisitos específicos” para cada sector.

La medida se oficializó cuatro días antes de Navidad (Shuttertsock)
La medida se oficializó cuatro días antes de Navidad (Shuttertsock)

Esta medida se oficializó cuatro días antes de Navidad y en medio de la suba de contagios y la proliferación de fiestas clandestinas y multitudinarias en la Provincia, que la administración de Axel Kicillof busca evitar.

“Vamos a estar presentando un protocolo para espacios de entretenimiento nocturno para jóvenes con una cantidad máxima de 200 participantes y un aforo del 30% de la capacidad habilitada”, precisó esta mañana el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, en conferencia de prensa el martes de la semana pasada.

Al dar a conocer un nuevo informe epidemiológico, el funcionario había anticipado que este tipo de reuniones iban a estar permitidas “siempre con perímetros cerrados y al aire libre para que los jóvenes puedan disfrutar de manera segura”.

Con respecto a los festejos de Navidad y Fin de Año, tanto Bianco como el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, pidieron que la población que tiene planeado reunirse con familiares mayores de 60 años o con enfermedades preexistentes empiece a aislarse para no poner en riesgo a sus seres queridos.

Entre los considerandos de la Decisión Administrativa publicada este lunes, el Gobierno señaló que las habilitaciones mencionadas fueron solicitadas por la provincia y la Ciudad de Buenos Aires, que acompañaron sus pedidos con “los correspondientes protocolos para el desarrollo de las actividades”.

Seguí leyendo: