Tras el acuerdo entre Cristina Kirchner y Luis Naidenoff, habrá sesión consensuada en el Senado y tratarán la Ley de Quiebras

Por primera vez en el contexto de pandemia, la sesión que se realizará mañana a las 14 será “ordinaria” y no “especial”. Los temas fueron acordados en una reunión de todos los jefes de bloques

Cristina Fernández de Kirchner y Luis Naidenoff se pusieron de acuerdo y jugarán al fútbol. Fue la metáfora que la Vicepresidenta de la Nación usó cuando tomaron un café la semana pasada. En aquella charla, él reclamó diálogo y ella reprochó que los senadores de la principal oposición fueran a un partido de fútbol con una guinda de rugby. Pesó el fallo judicial en contra de Juntos por el Cambio que cuestionó también la virtualidad en Diputados y el contexto de crisis que obliga a bajar tensiones. Finalmente, consensuaron las reglas y ese acuerdo se plasmó en la primera reunión de todos los jefes de bloques. Habrá que ver, porque todos desconfían, si mañana en la sesión no hay sorpresas o nuevos roces.

Aquel café al senador radical por Formosa le costó el enojo de seis senadores de su bloque, liderados por Martín Lousteau, que prefirieron no participar de la última sesión porque entre otros temas se trataron pliegos de nuevos jueces y dos desplazamientos. El formoseño, sin embargo, logró el aval de la mayoría del interbloque de Juntos por el Cambio y el acercamiento se consolidará , por primera vez en contexto de pandemia, en una sesión “ordinaria” este jueves a partir de las 14. Hasta ahora todas las sesiones fueron “especiales”, es decir que las convocaba la Vicepresidenta a pedido de un grupo de senadores, siempre de su propio partido. Esta vez en cambio los nueve temas que se debatirán fueron acordados entre todos los jefes de los bloques que integran la cámara alta en un encuentro remoto esta mañana.

Lo que debería ser un hecho habitual se convirtió hoy en un hecho político. Entre las 9.30 y las 10.10 de este miércoles se encontraron vía zoom la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala; el jefe del bloque del Frente de Todos, José Mayans; el jefe del bloque de radical y del interbloque de Juntos por el Cambio, Naidenoff; el jefe del bloque del PRO, Humberto Schiavoni; el jefe de la bancada de Peronismo Federal, Juan Carlos Romero; la senadora Magdalena Solari Quintana del Frente Renovador de la Concordia de Misiones y el ex gobernador y senador Alberto Weretilneck, del partido provincial Juntos por Río Negro. También estuvieron Marcelo Fuentes, secretario Parlamentario y hombre muy cercano a Cristina Kirchner y Juan Pedro Tunessi, subsecretario Parlamentario por el radicalismo.

La reunión de Labor Parlamentaria, según varios participantes, distó mucho de las acaloradas sesiones de las últimas semanas en las que la oposición se desconectó para no avalar sesiones remotas sin consenso, la metodología de convocatoria y el desplazamiento de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli. No hubo una sola mención a los momentos álgidos que se vivieron en distintas sesiones y comisiones, ni a los intempestivos agregados de último momento a la reforma judicial, ni al amparo judicial que presentó Juntos por el Cambio en contra de la votación del reglamento de sesiones remotas y a los reiterados cruces entre senadores de la oposición y la Vicepresidenta de la Nación. Parecía, juzgó un senador que no integra las bancadas mayoritarias, que tanto Mayans como Naidenoff habían estado conversando previamente y que llegaron con lo que dirían preparado para evitar nuevas peleas.

La semana pasada se sumaron senadores de la oposición en forma presencial (Foto: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado)
La semana pasada se sumaron senadores de la oposición en forma presencial (Foto: Charly Diaz Azcue / Comunicación Senado)

Abdala arrancó la reunión de Labor, Mayans propuso seis temas, entre ellos la Ley de Quiebras, y Naidenoff presentó los suyos, tres proyectos que consensuó en reunión de su interbloque el martes por la tarde: la Ley de Cuidados Paliativos, Telesalud y una Ley de Defensa del Consumidor. Todos aceptaron lo que presentaban los demás sin problemas.

El encuentro de hoy ratifica el apoyo a las sesiones remotas de la semana pasada tras la firma de un nuevo decreto de la Vicepresidenta para que, además de dos senadores por cada bloque opositor, pueda haber en el recinto representación de las otras fuerzas políticas.

También hablaron sobre el impacto del COVID-19 en cada provincia, sobre los problemas en la frontera con Paraguay y con Brasil y también sobre el tipo de cambio. “Todo muy técnico”, contó uno de los presentes.

Para evitar nuevos roces se dejaron de lado temas conflictivos, como los pliegos judiciales que empuja el Ejecutivo y los traslados de magistrados que fueron tratados en la misma audiencia de la que se ausentaron Bruglia, Bertuzzi y Castelli mientras acudían a la Corte que aún tiene pendiente resolver sobre la cuestión.

La Ley de Quiebras será uno de los temas más importantes. Esperada por muchos sectores afectados por la caída económica desde el inicio del aislamiento social, la ley fue modificada en comisión por lo que, tras ser votada mañana, debería volver a la cámara de Diputados para que insista en el texto original o acepte los cambios.

Entre las modificaciones, se estableció la suspensión del plazo para la ejecución de quiebras del 31 de marzo de 2021 al 30 de junio del 2021 y se incluyó a los procesos concursales que se hayan iniciado desde la declaración de la emergencia sanitaria. En cambio no podrán acceder a los beneficios aquellas empresas que realicen giros o transferencias al exterior. En línea con otras iniciativas que está tratando Diputados, se puso el foco en los países de baja o nula tributación, además de operaciones realizadas bajo la modalidad “contado con liqui” o MEP.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR