Masiva toma de tierras en Guernica: “Los usurpadores están organizados y son de movimientos de izquierda”, dijo la intendenta de Presidente Perón

La jefa comunal comprende el déficit habitacional que apremia al conurbano bonaerense pero no justifica la ocupación de terrenos que se desató en los últimos meses. En la localidad más de mil personas se asentaron en casi 100 hectáreas con casillas de chapa y madera y carpas

En el centro, Blanca Cantero. Junto a otros intendentes de la tercera sección electoral debatiendo las tomas ilegales de tierras
En el centro, Blanca Cantero. Junto a otros intendentes de la tercera sección electoral debatiendo las tomas ilegales de tierras

Alberto Fernández, Axel Kicillof y cada intendente del Frente de Todos que asumió a fines de diciembre tenían en claro que el panorama que se avecinaba para los próximos cuatro años iba a ser complicado desde el punto de vista económico. Ni el más pesimista imaginaba un escenario como el que se está atravesando a casi diez meses: una pandemia con casi 10 mil víctimas fatales -en ascenso- que contrajo aún más la economía y expuso las condiciones habitacionales, de hacinamiento y de desigualdad que se viven desde hace décadas el conurbano bonaerense.

La toma de tierras que se desató en distintos puntos del país pero que tiene su epicentro en Buenos Aires suma tensión a un ambiente caldeado por el aumento de la inseguridad y el desborde sanitario frente a los más de 10 mil nuevos infectados que se registran a diario.

En la localidad de Guernica, Presidente Perón, se montó una de las más grandes tomas ilegales de tierras del país. En los últimos dos meses más de mil personas se instalaron con carpas y chozas en cerca de 100 hectáreas rurales.

En la última semana de julio aparecieron las primeras 200 personas que fueron rápidamente desalojadas. Al otro días ese número se duplicó. Hoy son más de 1000 divididos en dos terrenos donde construyeron casillas con chapas, maderas, piedras, bolsas, ladrillos y palos.

Toma de terrenos en Guernica, Presidente Perón
Toma de terrenos en Guernica, Presidente Perón

En diálogo con Infobae, Banca Cantero, intendenta de Presidente Perón, afirma que no actúan solos ni eligen los terrenos de manera azarosa: “Sabemos que están organizados, no es casualidad”.

Detrás de los usurpadores está la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas, colectivo que interviene en causas de este tipo, y según la jefa comunal “organizaciones sociales de izquierda”.

Ante el temor de que las ocupaciones se propaguen por otros territorios, el gobernador Kicillof recibió el pasado jueves a jefes comunales peronistas del conurbano. Además de Blanca Cantero, participaron: Mayra Mendoza (Quilmes), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Fabián Cagliardi (Berisso), Juan José Mussi (Berazategui), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Andrés Watson (Florencio Varela) y Juan Andreotti (San Fernando).

“La toma de tierras es un problema estructural pero por más que sea un problema estructural, de algo que no se hizo absolutamente nada durante cuatro años y que a lo mejor es más viejo todavía, personalmente tengo que decir como intendenta de Presidente Perón que yo no puedo evacuar la solución de toda la problemática de la vivienda en mi distrito de un momento para el otro porque no tengo una solución mágica”, reconoció Cantero.

Banca Cantero, intendenta de Presidente Perón
Banca Cantero, intendenta de Presidente Perón

-El tema sacó a la luz nuevas diferencias entre Sabina Frederic y Sergio Berni sobre si tiene que ver con una problemática habitacional o de seguridad. ¿Qué análisis hace usted?

-Tenemos que entender que las usurpaciones son ilegales y a la vez producen situaciones muy injustas porque, sabemos que en muchos casos el que no tiene vivienda por ahí toma esa actitud, pero hay gente que si la tiene y toma la misma actitud. Las tierras terminan siendo un 20% para el que no tiene donde vivir y un 80% el negocio de muchos vivos.

-¿Quiénes serían ese 80% de vivos? ¿Los tiene identificados?

-Hay de todo. Pero esto es organizado. La primera vez fueron 200 personas que la policía desalojó y al otro día aparecieron 400. Con el tiempo te vas enterando por los mismos vecinos que viven cerca que vienen permanentemente vehículos nuevos a traer maderas, chapas, material. Cuando mandamos a los inspectores nos damos cuenta que la gente no es de acá. Al principio fue una toma organizada y compulsiva de muchos vecinos de Presidente Perón, a medida que pasa el tiempo parece que vienen más vivos de otros distritos; gente dura que terminan sacando al propio habitante de Presidente Perón. No justifico la toma ni de unos ni de otros, la toma es ilegal y tiene que actuar la Justicia.

-¿Qué solución inmediata se puede ofrecer frente a un problema estructural?

-Se armó una mesa de diálogo para que se haga lo más pacíficamente posible, no tengo la solución inmediata, la provincia tampoco, hay que ser claro con el mensaje hacia todos los vecinos de Presidente Perón. No solamente estamos en medio de una pandemia, en el momento más difícil, donde hicimos un montón de esfuerzos para dotar de mejor servicios al hospital, con respiradores, con el programa Detectar, dispusimos lugares de aislamiento, y en el peor momento de la pandemia tenemos un montón de gente con criaturas pasando un montón de frío porque sus padres han decidido hacer esto. No es así como podemos solucionar las cosas.

No es que estoy hace diez años y no hice nada; asumí en diciembre, pasaron nueve meses, no le puedo solucionar las cosas de la noche a la mañana. Todo Guernica está preocupado y enojado. Lo ilegal es ilegal, se entienden los problemas sociales. Los entiendo porque me tocó ser concejal durante 16 años y diputada de la provincia de Buenos Aires, siempre estuve al lado de los vecinos, para hacer las cosas bien, no para hacer esto.

Más de 1000 personas viven en carpas y precarias casas en un terreno en la localidad de Guernica (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)
Más de 1000 personas viven en carpas y precarias casas en un terreno en la localidad de Guernica (EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

-¿Debatió con los intendentes y el gobernador sobre quiénes están detrás de las tomas?

-Cada municipio sabe quiénes están ahí adentro. Hay una mezcla de cosas: grupo de vecinos, la mayoría representantes de movimientos sociales de izquierda.

-¿Puede identificar al dirigente al que responden?

-No voy a hacer nombres, los que se presentaron acá en la mesa de diálogo eran de movimientos de izquierda. Pero no es lo importante, sabemos que están organizados. No es que el primer día se levantaron 200 vecinos y pensaron al mismo vamos a tomar la tierra, se desalojó por primera vez y al otro día aparecieron 400 personas de golpe. No es casualidad, es causalidad que alguien o más de uno estuvieron preparando esta situación.

Mapa de la toma de tierras en Guernica
Mapa de la toma de tierras en Guernica

-Si realmente hay organizaciones sociales detrás, ¿cuál piensa que puede ser el objetivo? ¿Poder territorial, un factor para negociar con el Gobierno?

-No puedo decir que están a favor del Gobierno cuando no les dan al Gobierno que está trabajando en medio de una crisis la posibilidad de resolver esto con políticas sociales como corresponde. No me dan la posibilidad ni a mí, ni al gobierno nacional ni al de la provincia, justo cuando ambos están pretendiendo poner en marcha planes económicos que permitan en infraestructura y vivienda mejorar la calidad de vida de los habitantes de este país. Sea quien sea, un vecino común o una organización social, tengo claro que las tomas son ilegales. Ni siquiera me importa si los terrenos son de una empresa, de particulares, de vecinos, o fiscales. Eso no se puede hacer.

-¿Qué solución propone?

-Estoy trabajando muy fuerte en la planificación de Presidente Perón, pero así no es la cosa. Nos comprometemos a tener acciones puntuales para evitar nuevas usurpaciones y tomas ilegales. Sistema de alerta temprana, trabajar en forma conjunta con Jefatura de Gabinete, los ministros de Gobierno, Seguridad y Justicia. Trabajar con el ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, con el Instituto de Vivienda de la provincia de Buenos Aires. Tenemos el fuerte compromiso de resolver el problema pero nos tienen que dejar trabajar, para eso fuimos electos.

No tengo la varita mágica para decirle a los vecinos que puedo solucionar el problema habilitacional de un día para el otro, eso sería mentirles. La mayoría de los vecinos de Presidente Perón están en contra de las tomas. Porque todos los habitantes de este distrito, que empezó su crecimiento allá por el año 40, compramos el lote, lo pagamos en cinco años y si hoy no hay posibilidad de hacerlo de esa forma la empezaré a buscar para que todos puedan comprar algún lote en cuotas. Pero así no. Hay un grupo de gente que se aprovecha de la necesidad del otro, y aparecen los vivos que se enteran y vienen de otras localidades.

Se aprovechan de la gente diciéndole que están todo bien, y no está todo bien. No es lo correcto para hacer, más allá de los problemas sociales.

Seguí leyendo:

Batalla campal entre vecinos y tensión por un inminente desalojo en una masiva toma de tierras en Guernica

Plan de seguridad para el conurbano: Alberto Fernández refuerza el lazo con los intendentes bonaerenses y debilita la figura de Sergio Berni




MAS NOTICIAS