Adolfo Rubinstein: “La cuarentena por sí sola no elimina el virus y es muy difícil que la gente la cumpla después de cinco meses”

El ex secretario y ministro de Salud sostuvo que se logró aplanar la curva y preparar mejor el sistema de salud, pero que no se bloquearon los focos de contagio. Destacó las medidas que se están tomando en la Ciudad de Buenos Aires

(Santiago Saferstein)
(Santiago Saferstein)

El epidemiólogo Adolfo Rubinstein volvió a cuestionar la efectividad de un aislamiento obligatorio prolongado al remarcar que “la cuarentena por sí sola no elimina el virus” pero sí trae “consecuencias” económicas, por lo que le recomendó al Gobierno “ir abriendo de a poco, confiando mucho en la responsabilidad social”.

Durante una entrevista con Infobae, el ex secretario y ministro de Salud opinó sobre las últimas medidas que adoptaron las autoridades nacionales en el marco de la lucha contra el COVID-19 y remarcó que después de cinco meses “es muy difícil que la gente cumpla” con el confinamiento, aunque aclaró que no hay que ver un “panorama apocalíptico” porque en la Argentina “no va a ocurrir lo que pasó en Estados Unidos o en Italia”.

Además, defendió la gestión de la pandemia en la Ciudad de Buenos Aires al señalar que el nivel de contagios allí “es bastante más suave que en el Conurbano”, donde consideró que “hay una fuerte correlación entre el aumento de casos y el incumplimiento de la cuarentena”.

-¿Por qué siguen aumentando los casos a pesar de la cuarentena?

En realidad, se podría decir que cuando se decretó el aislamiento fue oportuno, pero lo que no se hizo es preparar una respuesta efectiva para salir a hacer una detección temprana de los infectados cuando teníamos pocos casos. Sí se logró aplanar la curva, preparar mejor el sistema de salud, pero no se bloquearon los focos de contagio. Cuando te quedás solo con la cuarentena, te quedás a mitad de camino porque el aislamiento no elimina el virus, solamente retrasa los contagios. Cuando empiezan a aumentar los casos y las muertes, te das cuenta. Por otra parte, el 40% de la población en este país no tiene un sueldo asegurado, está en la informalidad, y en el Conurbano esa cifra está arriba del 60 por ciento. A eso sumale los cuentapropistas, los independientes... esta gente, ¿cómo hace para sostenerse después de cinco meses de cuarentena? Es imposible. A eso sumale también el problema psicológico que viene con el confinamiento. Todo esto generó que se rompiera la cuarentena, se cayó por su propio peso. Este es un dilema muy importante porque todavía no estamos en el pico. Es verdad que la velocidad de contagio es moderada, los casos que estamos viendo son parte de un aumento aritmético más que geométrico, por eso los sistemas de salud resisten. Igual, muchas provincias no están tan bien preparadas para resistir, pero con esto no quiero decir que haya panorama apocalíptico, acá no va a ocurrir lo que pasó en Estados Unidos o en Italia.

-¿Cuándo deberíamos haber salido? ¿Cómo?

Yo planteé que había que diseñar un plan de salida ordenada y gradual a principios de mayo, cuando teníamos 100 casos por día. Ese era un momento para salir despacio, empezando a reabrir las actividades, principalmente las comerciales, cuidando mucho a la población vulnerable, como los ancianos o los sectores más pobres. De hecho, cuando yo lo propuse no había habido focos en la villas, eran muy pocos casos. Ese era el momento. Si hubiéramos acelerado en ese momento, íbamos a subir los contagios en un momento pero ya ahí cerrábamos todo de nuevo, pero la gente se la iba a ‘bancar’ mejor. Ya con cinco meses de cuarentena ininterrumpida, es muy difícil que la gente cumpla.

-Días atrás aparecieron más de 60 mil nuevos recuperados debido a que el Gobierno cambió la fórmula para considerar que un paciente ya se encuentra sano. ¿Qué opina de esa nueva fórmula?

Es una manera más para llevar los reportes. En general, lo que se definió es que a los casos que no requieren internación, después de 10 días se los considera como recuperados, eso es cierto. En realidad, es una cuestión técnica, pero no me parece mal.

-¿Qué opina del plan del Gobierno para hacer un seguimiento en tiempo real de las camas en los hospitales?

Esto se tendría que haber hecho mucho antes, pero es algo bueno. Todo depende, como siempre, de que haya una normativa que cumplan todos los establecimientos de salud, tanto públicos como privados, y que reporten en tiempo y forma los datos. Espero que sea así, que se instrumente con un sistema sencillo y amigable para que esto no sea un dolor de cabeza para los establecimientos.

infobae-image

-¿Como ve la gestión de la pandemia en la Ciudad de Buenos Aires, donde hay más flexibilización?

Creo que Horacio (Rodríguez Larreta) la está llevando de la mejor manera, dentro de lo que se puede. Pero, si bien ha habido un aumento de los casos, éste es bastante más suave que en el Conurbano e inclusive que en otros distritos del país. El número sigue estacionado entre mil y 1300 casos por día, y no se ha movido. Es un aumento muy lento, muy modesto, que permite acomodar los servicios de salud y permite también ir abriendo actividades. Esto es lo que tenemos que hacer, ir abriendo de a poco, confiando mucho en la responsabilidad social. Es eso lo que se está haciendo mal a nivel nacional, y lo importante es que no se trata de estar a favor o en contra de la cuarentena, no son opciones binarias. A veces pareciera que si uno no está a favor de la cuarentena, está a favor del ‘viva la pepa', y no es así.

-El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, consideró que “los contagios van de la Ciudad a la provincia de Buenos Aires”, ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

Eso no tiene sentido a esta altura, está claro que no es así. Desde hace dos meses, la provincia viene duplicando y triplicando sus casos, y ahora ya tiene más que la Ciudad. Esto tiene que ver con lo que pasa en el Conurbano, sobre todo en los partidos más pobres, que es donde hay una fuerte correlación entre el aumento de casos y el incumplimiento de la cuarentena. No puede decir eso.

Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós (Adrian Escandar)
Horacio Rodríguez Larreta y el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós (Adrian Escandar)

-¿Se reforzó bien el sistema de salud durante el aislamiento obligatorio?

Eso fue lo que más se ganó con el confinamiento, particularmente en los primeros dos meses, cuando se modernizaron hospitales, se compraron insumos, se crearon centros de aislamiento y se entrenaron muchos profesionales, porque no es solo una cuestión de equipamiento, el personal tiene que atender a los pacientes, y todo eso permite que ahora la cosa no se desborde. También sirvió para hacer un aplanamiento, pero ahora los contagios están aumentando a pesar de la cuarentena.

-¿Deberían hacerse más testeos?

Absolutamente. A pesar de que hoy el rédito sanitario que tienen los testeos no es igual que cuando yo propuse la salida a principios de mayo, cuando era muy fácil trazar la cadena de contagios porque eran todos infectados que llegaban de Europa o de algún viaje, hoy eso no se puede porque hay transmisión comunitaria. Pero, aun así, esa es la única estrategia, además de los cuidados personales, como usar tapaboca, higienizarse las manos y respetar el distanciamiento social. El rastreo de los casos mitiga la expansión de la pandemia, aunque no vamos a tener la misma efectividad que si se hubiera hecho antes, que no se pudo hacer porque no había tests.

-El presidente Alberto Fernández ya está preparando un Gabinete para la postpandemia. ¿Cree que el Gobierno está pensando en una salida de la cuarentena?

Es que, lamentablemente, no hay otro camino. Nosotros no tenemos el colchón y la capacidad de respuesta de los países europeos, o incluso que algunos otros de América Latina, para poder mantener el confinamiento y entregar recursos y subsidios a empresas y trabajadores para contener los estragos que causa el coronavirus. Aquí la situación económica se ha agravado por una cuarentena muy, muy alargada. Eso va a traer consecuencias. Creo que el Presidente tiene que ampliar muchísimo su equipo de asesores porque hasta el momento fue muy acotado y muy parcial. Tiene que haber economistas, psicólogos, especialistas sociales, y que sean independientes y den una visión objetiva de la realidad. Hay que convocar formalmente a la oposición, también, porque este es un problema serio y todos tenemos que aportar algo.

Seguí leyendo:

El ministro de Salud bonaerense volvió a culpar a la Ciudad por el aumento de casos de coronavirus: “Los contagios van de CABA a la provincia”

Alberto Fernández prepara el anuncio de la nueva etapa de la cuarentena y sigue de cerca las medidas con las que pretende encarar la post pandemia

El Gobierno modificó la forma de contar los recuperados por coronavirus e informó más de 60 mil en un día

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos