El Gobierno hace lobby en Washington: contrató asesoramiento político por casi dos millones de dólares

Estará a cargo de las empresas Arnold & Porter y Glover Park Group que trabajan bajo las órdenes de la Cancillería y el Ministerio de Economía para explicar la agenda diplomática y comercial de Alberto Fernández

Facsímil del contrato firmado por la empresa norteamericana Arnold & Porter con Argentina para hacer lobby en Estados Unidos
Facsímil del contrato firmado por la empresa norteamericana Arnold & Porter con Argentina para hacer lobby en Estados Unidos

La Cancillería considera primordial que en Washington -la Casa Blanca, el Capitolio, las secretarías de Estado y de Comercio y los think tanks- se conozca con exactitud la agenda geopolítica de Alberto Fernández, y decidió contratar dos empresas de lobby y comunicación -Arnold & Porter y Glover Park Group-que significarán para el Estado un desembolso de 1.932.000 dólares en un año.

Como adelantó Infobae hace un par de días, Arnold & Porter dispuso que Thomas Shannon, una leyenda en la diplomacia de los Estados Unidos, se pusiera a disposición de la Argentina. Shannon abre las puertas de los despachos más poderosos de Washington, sabe cómo razona Cristina Fernández de Kirchner y siempre estuvo en contacto con Alberto Fernández.

“Nuestro equipo en Estados Unidos, encabezado por el embajador Jorge Arguello, me dijo que las dos compañías (Arnold & Porter y Glover Park Group) sirvieron para ayudar a cerrar el acuerdo con los bonistas”, aseguró el canciller Felipe Solá, en declaraciones exclusivas a Infobae.

-¿Cómo decidieron contratarlas?

-Martín Guzmán, el representante de Argentina en el FMI, Sergio Chodos, y el embajador Jorge Arguello me plantearon la necesidad de contratar una compañía de lobby, como tienen todas las embajadas en Washington. Y así lo hicimos.

-¿Por qué el contrato está firmado por la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional?

-Fue lo mejor desde el punto técnico para apurar la contratación.

-Shannon es conocido por su experiencia diplomática, ya que ha servido para 10 presidentes de los Estados Unidos. ¿Por eso lo eligieron?

-Shannon es un experto en América Latina. Y nos abrió muchas puertas en Washington. Creo que con lo que hizo en la negociación de la deuda, el contrato firmado ya quedó amortizado.

-¿Ahora está pendiente la negociación de las exportaciones de biodiesel que Estados Unidos ha trabado?

-Sí. Ese es un tema. Y creo que Shannon y las empresas de lobby y comunicación que hemos contratado nos van a ayudar.

-¿Esas empresas van a ayudar también en la explicación de la agenda geopolítica argentina respecto a Venezuela, el BID y China?

-No lo sé, todavía. Esos son temas más políticos, y yo estoy a cargo. Los otros asuntos tienen que ver con la economía que es territorio de Martín (Guzman).

-El contrato dura un año. ¿Lo van a renovar?

-No lo sé.

-Son casi dos millones de dólares...

-Es un contrato estándar. Está en lo habitual en estos casos.

Felipe Solá, ministro de Relaciones Exteriores
Felipe Solá, ministro de Relaciones Exteriores

Arnold & Porter firmó con la Cancillería - a través de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional- por U$S 1.932.000, que recibirá en cuotas de 161.000 dólares por mes hasta mayo de 2021. Y a su vez, Arnold & Porter subcontrató a Glover Park Group por 36.000 dólares mensuales.

Shannon recorre DC en nombre de Arnold & Porter y representando a la Argentina. Glover Park recibe instrucciones directas del ministro de Economía, y tiene como función principal hacer lobby en los medios más poderosos de Estados Unidos, organizar encuentros de prensa públicos y reservados, y enviar a Buenos Aires informes con todo lo que se publicaba sobre la negociación de la deuda con los acreedores privados.

Tras su colaboración frente a los acreedores extranjeros, Shannon y Glover Park Group tienen ahora la difícil tarea de facilitar la negociación de la Argentina ante el Departamento de Comercio que está trabando la exportación de biodiesel por una suma cercana a 1.200 millones de dólares.

Se trata de una jugada de lobby muy complicada porque esa exportación nacional se paralizó por la influencia de compañías de combustible norteamericanas que aportaron millones de dólares a la reelección presidencial de Donald Trump. 

Thomas Shannon conversa con Alberto Fernández, Héctor Timerman y John Wayne (embajador norteamericano) en un encuentro diplomático durante la administración kirchnerista
Thomas Shannon conversa con Alberto Fernández, Héctor Timerman y John Wayne (embajador norteamericano) en un encuentro diplomático durante la administración kirchnerista

Aunque Solá fue muy cauto al respecto, Shannon conoce tanto la maquinaria de poder de Washington que también podría ser convocado cuando inicien las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y al momento de fijar nuevas alternativas respecto a la situación en Venezuela. En épocas de Barack Obama, el lobbista contratado por la Argentina fue enviado a Caracas para dialogar con Nicolás Maduro, y esos contactos de altísimo nivel continúan abiertos.

Con todo, la prioridad para Argentina es destrabar las exportaciones de biodiesel y mejorar los términos de intercambio comercial con Estados Unidos. Jorge Arguello, embajador argentino en DC, tiene excelente relación con Shannon y ya ha fijado una hoja de ruta hacia adelante, al margen del resultado de las elecciones presidenciales que aparecen muy complicadas para Donald Trump.


















MAS NOTICIAS

Te Recomendamos