El diputado bonaerense Daniel Lipovetzky, de Juntos por el Cambio, presentará este lunes un proyecto de ley para que los pacientes recuperados de coronavirus en la provincia de Buenos Aires estén obligados a donar su plasma y que así sea utilizado en el tratamiento de nuevos infectados.

La iniciativa fue confirmada por el propio legislador a través de su cuenta oficial de Twitter, luego de un mensaje del periodista Fernando Bercovich, en el que preguntó si estaría mal tomar una medida en esa dirección.

“Para nada mal, Fernando. El lunes voy a estar presentando un proyecto de ley en la Cámara de Diputados provincial, cuya redacción acabo de terminar, estableciendo durante la emergencia, la obligatoriedad de al menos una donación de plasma para personas recuperadas mayores de 18 y menores de 60 años”, le respondió Lipovetzky.

El dirigente de Juntos por el Cambio explicó que, “así como la ley Justina marcó un camino, en el marco de esta pandemia” el proyecto busca que todos los enfermos de COVID-19 sean “considerados presuntos donantes, salvo voluntad expresa de no serlo”.

En este sentido, resaltó que “se trata de ser solidarios” y sostuvo que “la obligatoriedad” para ellos de entregar plasma “es un compromiso moral para superar el 10% de donantes actuales de la provincia de Buenos Aires”.

La publicación generó gran repercusión entre los usuarios de esta red social, que en su mayoría se mostraron en contra de este plan por considerar que viola las libertades individuales y va en contra de la legislación vigente.

“Soy médico, una parte de mí quiere que sea obligatoria, pero aunque me guste la idea no debe ser así, no se puede obligar o, incluso mucho peor, penar. Hay que hacer campaña, entregar folletos apenas se les diagnostique, llamarlos, hablar personalmente con cada uno y que elijan”, escribió un usuario.

En esta misma línea, otro usuario resaltó que la ley actual establece que “la donación de sangre o sus componentes es un acto de disposición voluntaria, solidaria o altruista, mediante el cual una persona acepta su extracción para fines exclusivamente médicos no estando sujeta a remuneración o comercialización”.

“¿Qué es esta locura? ¿Desde cuándo vos o cualquiera me va a obligar y va a decidir sobre mi cuerpo? ¿No eras vos el de la foto “mi cuerpo mi decisión”? Nadie le pertenece al Estado, el Estado trabaja para nosotros, no es nuestro dueño”, escribió un tercero, haciendo referencia al sabido apoyo de Lipovetsky con respecto al proyecto para el aborto legal, seguro y gratuito.

Según datos oficiales, 150 de los 175 pacientes con coronavirus transfundidos con plasma sanguíneo en la provincia de Buenos, es decir el 85 por ciento de ellos, se recuperaron, aseguró este sábado la directora del Instituto de Hemoterapia bonaerense, Nora Etchenique.

"Tenemos 25 pacientes que fallecieron pese al plasma que les fue transfundido, pero estas personas estaban en situación crítica, ya habían presentado fallas multiorgánicas y tenían ventilación mecánica por 15 días", destacó la profesional.

La transfusión de plasma de pacientes recuperados es uno de los métodos que se está utilizando ahora para tratar a los nuevos infectados. (REUTERS/Thaier Al-Sudani)
La transfusión de plasma de pacientes recuperados es uno de los métodos que se está utilizando ahora para tratar a los nuevos infectados. (REUTERS/Thaier Al-Sudani)

La médica, aseguró que tras estos casos se observó que “la transfusión de plasma por aféresis funciona para pacientes moderados a graves” y aseguró que “por ahora” las autoridades sanitarias tienen “stock para satisfacer la demanda” de los nuevos pacientes.

“Esta cuarentena más estricta nos va a permitir reforzar los equipos para realizar este tipo de transfusiones en los partidos de General Rodríguez y las ciudades de Mar del Plata y Bahía Blanca”, refirió la profesional al canal de televisión A24.

No obstante, la especialista precisó que no todas las personas recuperadas de coronavirus pueden donar su plasma, aunque estimó que alrededor del 30% de los ancianos, mujeres y niños recuperados puedan hacerlo.

Con el modelo de aféresis tenemos un mismo paciente que puede donar hasta tres veces su plasma. Un hombre por ejemplo puede hacerlo hasta cinco veces al año, mientras que la mujer cuatro veces”, destacó la directora del instituto.

Por último, Etchenique precisó que por este método se están obteniendo “muy buenos resultados”, aunque aclaró que “los pacientes asintomáticos a los que les fue detectado el virus Sars CoV-2, no se les puede extraer ningún anticuerpo, sí en el caso de los recuperados que estuvieron en estado moderado a graves de la enfermedad” .

La médica indicó que la cantidad de plasma que se transfiere es de 275 centímetros cúbicos y que las personas obesas deben recibir dos unidades de plasma, mientras que el Instituto de Hemoterapia todavía está “estudiando transferir plasma por el método de aféresis a niños y adolescentes que están graves por el coronavirus”.

Seguí leyendo: