Los pasajeros, con mascarillas protectoras, esperan el check-in antes de abordar sus vuelos a EEUU en el aeropuerto Adolfo Suárez Barajas de Madrid, España el 12 de marzo (Foto: Reuters)
Los pasajeros, con mascarillas protectoras, esperan el check-in antes de abordar sus vuelos a EEUU en el aeropuerto Adolfo Suárez Barajas de Madrid, España el 12 de marzo (Foto: Reuters)

Por decisión del presidente Alberto Fernández, la Cancillería decidió ampliar la ayuda financiera y sanitaria a los argentinos que están varados en el exterior y atenderá la situación de aqullos que estén con enfermedades graves y que quieren regresar al país ante la crisis mundial por la pandemia del COVID-19.

El canciller Felipe Solá decidió que el programa de ayuda financiera para argentinos varados en el exterior por turismo se extienda también para aquellos que estaban residiendo en el exterior y quedaron sin trabajos o directamente perdieron sus hogares.

En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores dispondrá de una resolución especial para ejecutar el envío de medicamentos de parte del Estado a los argentinos en el exterior que se encuentren en una situación de vulnerabilidad y sean enfermos de HIV o necesiten remedios oncológicos. Para enviar estos remedios se dispondrá de la red diplomática de ayuda humanitaria a nivel mundial.

“La intención del Gobierno es que si bien por el momento no se podrá repatriar en lo inmediato a los argentinos que necesitan volver al menos el Estado se haga presente para aquellos que están en situaciones económicas muy difíciles”, explicó a Infobae un allegado al canciller Solá.

De esta manera, el Gobierno reforzará la ayuda económica a los argentinos en el exterior con las medidas que ya se habían tomado. Es que hace una semana se decidió crear un programa especial de asistencia sanitaria, alimentación y hospedaje para los argentinos que están varados en el exterior por la pandemia del coronavirus y que se encuentren en una situación de vulnerabilidad económica.

Felipe Solá (Foto: Reuters)
Felipe Solá (Foto: Reuters)

Se prevé que hasta ahora se entreguen entre 25 y 32 dólares por día a cada una de las personas que requiera la ayuda del Estado y esos montos variará dependiendo del lugar donde se encuentre el que requiera la ayuda o el costo de vida del país en el que quedó varado.

El canciller Solá se comunicó ayer por videoconferencia con embajadores argentinos y cónsules en diferentes puntos de Europa, Estados Unidos, América del Sur y Centroamérica. Allí evaluó las necesidades que hay en cada lugar y escuchó los pedidos de miles de argentinos que se encuentran en situación de vulnerabilidad en el exterior pero no pueden volver por ahora por las medidas de cierre de fronteras y cancelación de vuelos dispuestas debido a la pandemia. El lunes Solá dialogará con embajadores argentinos en Asia, África y Oceanía.

A la vez, la Cancillería empezó a negociar con bancos y empresas aseguradoras la ampliación de montos de ayuda financiera de tarjetas de crédito o la atención de cobertura sanitaria para los argentinos que están en el exterior.

La resolución interna de la Cancillería que se publicó en el Boletín Oficial la semana pasada creó el “Programa de asistencia de argentinos en el exterior en el marco de la pandemia del coronavirus”. Este programa estará dirigido sólo a aquellas personas que justifiquen mediante una declaración jurada su situación de vulnerabilidad y que certifiquen que no tienen recursos ni familias donde quedaron varados al mismo tiempo que demuestren con sus tickets aéreos vencidos que quedaron varados en medio de la crisis. Esta misma resolución se aplicará para los argentinos residentes en el exterior que se vieron afectados por la pandemia y demustren que no tienen solidéz económica para recibir una ayuda.

Se estima que hay unos 12.000 argentinos que quedaron varados en el exterior antes del 12 de marzo y desde que se cerraron las fronteras. Pero a estos habrá que sumarles los argentinos que estaban viviendo como residentes en el exterior y que ante la crisis de la pandemia del coronavirus perdieron sus empleos, no pudieron continuar estudios universitarios o quedaron en la calle porque no pueden pagar los alquileres. A estos últimos alcanzará también la resolución de la Cancillería que dispone de ayuda financiera. Esto consiste en ofrecer hospedajes y dinero para alimentos.

El canciller Solá dijo ayer que se estima que sólo un 25% de los argentinos varados en el exterior estarían en situación de vulnerabilidad por lo que serán atendidos con ayuda financiera.

La Cancillería está desplegando el mayor plan de asistencia consular de toda su historia. Coordinamos el regreso de decenas de miles de argentinos en circunstancias excepcionales y creamos un programa para compatriotas en situación de vulnerabilidad que siguen en el exterior”, dijo Solá.

En la resolución ya establecida se garantiza el hospedaje, la alimentación, asistencia sanitaria y toda otra necesidad básica de los argentinos varados tanto por turismo como para los residentes que quieren volver. Pero para justificar su situación de vulnerabilidad los que piden esa ayuda del Estado deben firmar una declaración jurada y un formulario de 25 puntos donde se detalla los motivos de los reclamos. Esa ficha se cruza luego con los datos de la ANSES y otras dependencias del estado a fin de saber si realmente quien pida la ayuda estatal sea una persona que lo necesite.

Por otra parte, ayer se supo que en lo inmediato están previstos dos vuelos de Aerolíneas Argentinas para repatriar a argentinos varados. Uno es un vuelo de Cancún y otro de Punta Cana que llegarán en las próximas horas. En tanto hay unos micros que salieron para Chile también para traer argentinos allí varados y la semana que viene se espera que haya un vuelo especial de Aerolíneas Argentina para ir a Bogotá.

A la vez, se supo que el gobierno está negociando con otras empresas aéreas el regreso de argentinos en Cuba y España.

Seguí leyendo: