Jaime Méndez
Jaime Méndez

Un sector de la dirigencia política de San Miguel es “celeste”. Durante el debate de la ley de interrupciónd el embarazo en 2018 el ex intendente Joaquín de la Torre y su sucesor, Jaime Méndez, lideraron las movilizaciones en contra. Este año se preparan para repetir. Quedó claro en el mensaje del jefe comunal en la inauguración de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante: “Queremos reafirmar nuestro compromiso con el primero de los derechos que tienen nuestros vecinos y nuestros compatriotas, que es el derecho a la vida”, arrancó y reivindicó la misa en la Basílica de Luján del último domingo, convocada bajo el lema “Sí a las Mujeres, sí a la Vida”.

Esta semana estaba previsto que el Ejecutivo Nacional enviara al Congreso el proyecto de despenalización del aborto y también la iniciativa llamado “1000 días” para ayudar a las mujeres embarazadas con dificultades y luego durante los tres años siguientes a sus hijos pero se frenó ante el impacto que provoca el coronavirus y las necesidades más urgentes de la gestión.

“Ningún argentino puede quedar afuera de la comunidad que pretendemos sostener y de la Patria que queremos reconstruir”, arengó el intendente y recordó la histórica posición de su municipio. Apeló además a las palabras del presidente Alberto Fernández respecto a su política de “empezar por los últimos para llegar a todos”. “Nos preguntamos por qué se pretende dejar de lado a los más indefensos de todos”, reprochó.

Ante 23 de los 24 concejales y acompañado por los funcionarios de la intendencia, Méndez celebró el proyecto de los “1000 Días” anunciado por el jefe de Estado. "Es lo que hacemos en San Miguel desde hace muchos años, pero no dejamos de advertir que la intención de legalizar el aborto aparece como la contracara de esta declamada nueva política... ¿qué es lo que diferencia a los niños a proteger de los niños a eliminar?”, se preguntó el sanmiguelino que junto con De la Torre pasó del peronismo a Juntos por el Cambio.

Además de un racconto de su gestión pasada y sus proyectos para este nuevo mandato, se refirió a obras para las que necesitará trabajar en conjunto con Nación y Provincia, como las cloacas que dependen de una ex aliada, Malena Galmarini, del Frente Renovador y presidenta de AySA. “Contamos muy especialmente con el aporte que en estos temas puedan brindar, más allá de los espacios políticos que representan, o precisamente por eso. Todos nuestros vecinos, a quienes ustedes y yo nos debemos, así lo merecen”, pidió ayuda a propios y ajenos.