Amado Boudou: “No le pediría un indulto al Presidente, le pediría a la política argentina que revise las causas”

El ex vicepresidente se refirió a la polémica que se generó en el Gobierno por los ex funcionarios del kirchnerismo que están detenidos sin sentencia firme y que un sector del oficialismo sostiene que son “presos políticos”

El ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou, que se encuentra detenido en el Penal de Ezeiza, se refirió este lunes al debate interno que existe en el Gobierno nacional por los ex funcionarios o dirigentes del kirchnerismo que están detenidos sin condena firme. La división entre quienes creen que en la Argentina hay presos políticos y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y sus dirigentes más cercanos, que consideran que hay detenciones arbitrarias, pero que no existen presos políticos en la actualidad.

“De ninguna manera le pediría al Presidente que indulte a alguien. Le pediría a la política argentina que revise las causas, se suspenda esta arbitrariedad y haya juicios justos. Juicios donde se cumpla la ley", expresó en una entrevista con Crónica. En esa línea, señaló que ese es “el único camino para encontrar la verdad” y que “hay que ir hacia la verdad y no taparla”.

Boudou dijo que espera que “se pueda suspender todo lo que tenga que ver con el lawfare y que se puedan revisar las causas que han sido condenadas bajo esa persecución". Además, aseguró que el “Poder Judicial siempre actúa en forma política” y que existe una “doble vara y un doble discurso".

Amadou Boudou se encuentra preso en la cárcel de Ezeiza
Amadou Boudou se encuentra preso en la cárcel de Ezeiza

Consultado sobre la mención que hizo el Presidente al ex procurador general de la Nación Esteban Righi, al que Boudou acusó de tráfico de influencias en el marco de la causa Ciccone. “Yo no subestimaría al presidente de los argentinos, que lo siento mi presidente. Todos tenemos gente que nos ha iluminado el camino”, explicó.

El ex vicepresidente evitó confrontar con Alberto Fernández y meterse en la polémica por la discusión de los “presos políticos”, fomentada por el ex ministro de Planificación Julio De Vido y la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala.

En otro tramo de la entrevista cuestionó con dureza a la Justicia y dijo que en verdad lo que hay en Argentina “es un sistema de administración de leyes”. “Existe un lawfare, que significa utilizar parte de la justicia para la persecución política. Tiende a ser un mecanismo para la opresión popular. Los perseguidos son siempre del mismo lado”, indicó.

El ex vicepresidente evitó entrar en una polémica con Alberto Fernández (REUTERS)
El ex vicepresidente evitó entrar en una polémica con Alberto Fernández (REUTERS)

“Hay que verlo en términos continentales. No es algo de loquitos decir que hay una persecución. Lo vemos en el caso de Lula (Da Silva) en Brasil”, precisó. Además, aclaró: “Yo siempre estuve a derecho y me presente ante la Justicia. Mi intención es seguir dando la cara y diciendo la verdad”.

El ex funcionario kirchnerista también se refirió a la gestión de Mauricio Macri y dijo que el ex presidente “destruyó la Argentina” y que existe “un manto de impunidad sobre Macri y sus funcionarios”. En esa línea, agregó que “la justicia se equivoca siempre para el mismo lado” y que el gobierno de Cambiemos “estuvo basado en la corrupción”.

Por último dijo que “hay más de 300 funcionarios bañados en causas judiciales” y que todos trabajaron durante los gobiernos del kirchnerismo. “Les arruinaron la vida con una persecución judicial. Se ha utilizado parte del poder judicial para una persecución", afirmó.

Seguí leyendo:

Cómo funcionará el reintegro para jubilados y beneficiarios de AUH en las compras con débito

Tras los dichos de la directora del FMI, Alberto Fernández respaldó el pedido de Cristina Kirchner de una quita en la deuda



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos