Gerardo Morales junto a Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez fueron los primeros gobernadores en reunirse con el Presidente (Presidencia)
Gerardo Morales junto a Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez fueron los primeros gobernadores en reunirse con el Presidente (Presidencia)

El gobierno nacional quiere dar una señal hacia sus acreedores y mostrar que tiene fuerte respaldo político para encarar la negociación por la deuda. Por eso, para la próxima semana se pretende despejar al Congreso de cualquier otro debate y que sólo trate en la sesión de Diputados del miércoles 29 la llamada “ley Guzmán”, nombre abreviado para la ley de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa que elaboró el ministro de Economía. En comisión, en cambio, podría avanzar el trámite para el Pacto Fiscal. El Senado podría tomarse una semana más y sesionar recién el 5 de febrero.

En ese marco, el oficialismo aceptó algunos pedidos de la oposición. El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, accedió al reclamo que Juntos por el Cambio le envió a través de una nota firmada por Mario Negri, presidente del interbloque; Cristian Ritondo, del PRO, y Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica. El primer pedido era constituir la Comisión de Finanzas. Y el segundo, que el ministro Martín Guzmán vaya a dar explicaciones al Congreso. Finanzas se constituirá el próximo martes y se elegirá como presidenta a la diputada del Frente de Todos Fernanda Vallejos, mientras que el martes, ya en el plenario entre Finanzas y la de Presupuesto, que pasará a presidir Carlos Heller, se presentarán funcionarios de Economía para aclarar cualquier inquietud. No irá Guzmán porque en ese momento estará disertando en Nueva York.

Tras un acuerdo parcial que garantizaba la media sanción sin sobresaltos, los gobernadores empezaron a conversar sobre su propio futuro. No sólo los de la oposición. También algunos peronistas. En el Gobierno ya estaban anoticiados y no los tomó por sorpresa. Primero, por el constante desfile de los mandatarios por las oficinas de Guzmán, como también por las largas charlas que con todos ellos vienen teniendo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo ‘Wado’ de Pedro. En la Secretaría de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz los ayuda a buscar financiamiento externo, pero no se mete en las deudas que deben pagar.


Funcionarios de Jefatura de Gabinete y Economía explicaron los alcances de la ley para la restauración de la deuda al bloque de diputados del Frente de Todos
Funcionarios de Jefatura de Gabinete y Economía explicaron los alcances de la ley para la restauración de la deuda al bloque de diputados del Frente de Todos

También para la semana próxima la principal fuerza de la oposición tiene prevista su primera reunión del año. El cronograma parlamentario obligó a los integrantes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio a adelantar un día ese encuentro, que pasa al martes 28, a las 10. Allí, diputados y gobernadores delinearán una estrategia que incluso ya charlaron informalmente con referentes del PJ.

En el encuentro, que tendrá lugar en Bolívar 1, estarán Alfredo Cornejo, presidente de la UCR; Patricia Bullrich, del PRO, y Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica. Por los gobernadores estarán Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes), Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad de Buenos Aires) y Rodolfo Suárez (Mendoza). Además serán parte de la mesa los jefes de los bloques, los diputados Mario Negri y Cristian Ritondo, y los senadores Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni.

Además de tratarse los temas de agenda, como el pliego del procurador Daniel Rafecas, la presidencia de la Auditoría General de la Nación y el rol como oposición, a instancias de los gobernadores se discutirá un borrador para llevar al plenario de comisiones para que, bajo el paraguas de la “sustentabilidad” de la deuda nacional, se incorpore la deuda en dólares de las provincias y se iguale su estatus con la de Nación. Y no sólo eso, también solicitarán que el Estado nacional u organismos del Estado con los que mantienen deuda reprogramen vencimientos, como hizo la Anses con el Fondo de Grantía a favor de Buenos Aires, provincia gobernada poro Axel Kicillof.

En el Congreso dicen que la cuestión debe definirla Economía, y en Economía tienen largas listas de pedidos desde el 12 de diciembre cuando llegó de visita el primer gobernador. Coinciden las fuentes consultadas en señalar que no sólo son los gobernadores de Juntos por el Cambio los que tienen que pagar deuda que tomaron en dólares después de que la Argentina le pagó a los “buitres”. Los aqueja el mismo problema a los gobernadores de Córdoba, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Salta y Chubut, por lo menos. Hay provincias, como Río Negro, con vencimientos recién en el 2023.

Según pudo saber Infobae, el interbloque de Juntos por el Cambio consultó a cada gobernador propio y éstos a su vez llamaron a mandatarios de otras fuerzas, incluso algunos peronistas para sondearlos. “Existe la necesidad de que haya una solución integral para la deuda tanto de la Nación como de las provincias; queremos un abordaje realmente federal”, indicaron.

En resumen, los ítems que la oposición incluirá en las conversaciones con el oficialismo son: primero, que la “ley Guzmán” contemple “un abordaje para darle sustentabilidad a la deuda que las provincias tomaron en moneda extrajera, previo pedido de autorización a la Nación”, es decir que se autorice a las provincias a incoporar sus deudas externas a la restauración que autoriza la ley del Ejecutivo.

En segundo lugar, solicitarán diferir plazos para las deudas en pesos que las provincias tienen con el Tesoro Nacional y el Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses, entre otros organismos nacionales. Específicamente pedirán prorrogar hasta diciembre del 2024 los vencimientos de capital e intereses de las deudas por todo concepto que tentan las provincias con el estado nacional.

Y en tercer lugar plantearán que aquellos distritos que cumplen con la ley de Responsabilidad Fiscal sean autorizadas a tomar créditos de bancos y colocar letras o títulos cumpliendo con la ley de responsabilidad fiscal ( el nuevo Gobierno cerró todas las posibilidades de financiamiento de las provincias, argumentan).

Finalmente, en cuarto lugar, señalan que cuando el Gobierno Nacional salga a colocar Letras o títulos debe incluir los requerimientos de las provincias para que las mismas paguen esos financiamientos a las tasas que logre el Gobierno Nacional que siempre son más bajas que las que puedan lograr las provincias

Aunque el diálogo es fluido, hay quienes interpretan las demandas como un virtual “apriete” opositor. En el oficialismo se mostraron abiertos al diálogo y optimistas respecto al aval para la ley y descartaron que vaya a haber grandes cambios. El propio Massa se encargó de charlar sobre esta lista con Morales, Ritondo, Cornejo y Negri. La línea que se bajó desde Economía es que no se puede mezclar deuda interna con deuda externa pero aceptarían volver a redactar, con texto del ministro Guzmán, el primer artículo del proyecto que establece que la restauración de la deuda externa deberá realizarse en el marco del artículo 65 de la Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional por lo que el Poder Ejecutivo Nacional podrá efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Público de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera. El resto sería innegociable.

Seguí leyendo: