Chile vive semanas violentas en donde la ciudadanía salió a protestar en todo el país
Chile vive semanas violentas en donde la ciudadanía salió a protestar en todo el país

Al menos 12 argentinos fueron detenidos este jueves en Chile por participar de las protestas contra el presidente Sebastián Piñera. Así lo confirmó la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. “Muchos cruzaron la frontera para participar de estas manifestaciones y otros viven allá”, afirmó.

Las fuerzas de seguridad chilena enviaron un listado con los nombres de los activistas detenidos. “Solo uno tiene antecedentes”, confirmó la ministra. Los arrestados están acusados por “desorden público”, “robo” e otras “infracciones” durante las marchas.

Bullrich agregó que algunos de los detenidos son militantes de partidos políticos que viajaron exclusivamente a aumentar los niveles de tensión. "Uno de Convergencia Socialista que lo hicieron público, apareció en todas las redes. Hay decisiones de grupos de exportar la violencia que acá hemos tenido”, enfatizó.

Entre los detenidos hay 12 argentinos
Entre los detenidos hay 12 argentinos

Este jueves se vivió una nueva jornada de violencia, mientras los partidos políticos negocian cómo avanzar hacia una nueva Constitución. Miles de manifestantes se reunieron en la Plaza Italia de Santiago, epicentro de las protestas, para conmemorar la muerte de un joven mapuche.

Camilo Catrillanca, de 24 años, murió en un operativo policial en el sur de Chile, a manos de un comando de fuerzas especiales de la Policía. Los efectivos ocultaron las grabaciones que evidenciaban que el joven fue abatido cuando, desarmado y sin mediar provocación, conducía un tractor junto a un menor de 15 años, que fue reducido y arrestado ilegalmente en el mismo acto.

En un primer momento la fuerza aseguró que la muerte de Catrillanca se produjo durante un enfrentamiento durante la persecución de los presuntos sospechosos del robo de tres vehículos particulares.

Acuerdo constitucional

Este viernes por la mañana, el Congreso chileno finalmente llegó a un acuerdo para convocar en abril de 2020 a un plebiscito por una nueva Constitución que sustituya la vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), tras casi un mes de violento estallido social.

“Es una respuesta de la política con mayúscula que piensa en Chile y que también se hace cargo y asume su responsabilidad”, afirmó el presidente del Senado, Jaime Quintana, miembro del opositor Partido por la Democracia (centroizquierda).

Momento en el que los miembros del congreso chileno realizan el histórico acuerdo.
Momento en el que los miembros del congreso chileno realizan el histórico acuerdo.

Bajo el acuerdo, necesario para modificar la actual carta magna, que no permite llamar a plebiscito para estos fines, se impulsará la realización de una consulta en el mes de abril de 2020 que resuelva dos preguntas: si se quiere o no una nueva Constitución y qué tipo de órgano debiera redactar esa nueva Constitución: una “comisión mixta constitucional” o una “convención constitucional” o Asamblea constituyente, explicó Quintana.

Seguí leyendo: