No hubo fotos. El encuentro reservado entre Alberto Fernández y la embajadora de Israel, Galit Ronen, tuvo lugar cerca del mediodía en las oficinas del presidente electo en Puerto Madero. Hasta allí llegó la diplomática que ya había tenido charlas informales la semana pasada en el marco de la cena por el aniversario de la AMIA con Jorge Argüello y Eduardo Valdés, dos de los integrantes del equipo del Frente de Todos.

Durante una hora hablaron sobre distintos aspectos de la relación de ambos países. Los acompañaron Santiago Cafiero y Eduardo ‘Wado’ de Pedro.

Galit Ronen en la cena de la AMIA junto a Hernán Lombardi (Foto: Nicolás Stulberg)
Galit Ronen en la cena de la AMIA junto a Hernán Lombardi (Foto: Nicolás Stulberg)

En la agenda que desplegaron uno de los temas fue la preocupación israelí por el bajo intercambio comercial entre Israel y Argentina. No dijeron sin embargo si avanzaron sobre la otra gran preocupación que es la incorporación de Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas. En julio, en el marco del 25° aniversario del atentado a la AMIA, el presidente Mauricio Macri estableció por decreto la creación de un Registro Público de Personas y Entidades vinculadas a actos de terrorismo y su financiamiento.

El RePET fue una respuesta al reclamo de la comunidad judía y el gobierno de Estados Unidos para incorporar a la organización Hezbollah y al ISIS en los listados de organizaciones terroristas por lo que ahora están atentos al cambio de gobierno y los posibles cambios en disposiciones como esta. Si bien en el entorno más cercano de Alberto Fernández evitaron precisiones, en los equipos que analizan los temas más delicados creen que ir para atrás con el decreto sería abrir un nuevo frente en lo inmediato cuando el país tiene otras urgencias.

Gesto del 'albertismo': en la cena por los 125 años de la AMIA compartieron mesa Martín Redrado, Sabino Vaca Narvaja, Ginés González García, Jorge Argüello, Eduardo Valdés y la probable ministra de Justicia Marcela Losardo y el probable secretario de Culto Guillermo Oliveri (Nicolás Stulberg)
Gesto del 'albertismo': en la cena por los 125 años de la AMIA compartieron mesa Martín Redrado, Sabino Vaca Narvaja, Ginés González García, Jorge Argüello, Eduardo Valdés y la probable ministra de Justicia Marcela Losardo y el probable secretario de Culto Guillermo Oliveri (Nicolás Stulberg)

Oficialmente, la información fue que Ronen se puso a disposición para colaborar con el gobierno de Alberto Fernández más allá de la expectativa que genera la vuelta del kirchnerismo al poder. Fuentes de la embajada confirmaron a Infobae el encuentro cuyo motivo, dijeron, fue conversar sobre el presente y futuro de las relaciones bilaterales entre países con lazos históricos de amistad. La embajadora le transmitió a Fernández las felicitaciones del presidente israelí, Reuven Rivlin.

La comunidad judía en Argentina es la más grande de América Latina. Mauricio Macri renovó el vínculo con Israel enfriado en los últimos años del kirchnerismo tras la firma por parte de Cristina Kirchner del Memorándum con Irán, país señalado por Israel como autor del atentado contra la AMIA, lo que generó fuertes roces y distancia política. De hecho la nueva embajadora había criticado el acuerdo al señalar que “no fue la mejor herramienta para ir a la Justicia”.

Dos años atrás Macri recibió en Buenos Aires al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Durante esa visita acordaron profundizar los vínculos comerciales. La aceitada relación se expresó en decenas de viajes e intercambios entre ambas naciones.

Seguí leyendo: