Alberto Fernández en TN

Alberto Fernández cerró su gira por México en su primer viaje como presidente electo. Luego de haberse reunido con el presidente Andrés Manuel López Obrador y de haber almorzado con uno de los principales asesores de Donald Trump en la región, analizó que el Fondo Monetario Internacional “tiene que asumir la responsabilidad que tuvo” en la crisis que atraviesa Argentina. “Quiero que revise lo que hizo y nos ayude a pagar”, manifestó Fernández.

Momentos más tarde se hizo eco del informe del Indec que reflejó la extensión de la recesión en el país, con caídas interanuales de la construcción (8,5%) y la industria (5,1%), y lo usó como plataforma para cuestionar al jefe de Gabinete, Marcos Peña, por el informe sobre el estado de las principales variables de la macroeconomía publicado esta semana.

Las primeras declaraciones del Presidente electo fueron realizadas en diálogo con TN. Allí, Fernández calificó de “muy positivo” su viaje a México ya que “su economía es de las más importantes de América Latina”. En ese sentido destacó a López Obrador: “Tenemos mucho en común, ese eje imaginario que une Argentina con México debe servir a una región que se está replanteando cosas”, expresó en relación a los hechos que se están viviendo en Chile y Ecuador.

Consultado por el almuerzo que compartió con Mauricio Claver, el principal asesor de Trump, declaró que “espléndido”. “Le expresé mi deseo de trabajar juntos aunque tengamos alguna diferencia. Me parece muy importante el llamado del presidente Trump y su oferta de ayudarnos con el Fondo”. Al respecto, Fernández reveló que el mandatario estadounidense “tenía datos confusos y le expliqué la responsabilidad que tuvo el FMI en esta situación que enfrenta la Argentina”.

“El Fondo tiene que asumir la responsabilidad que tuvo, quiero que revise lo que hizo y nos ayude a pagar. Nuestra decisión de pagar está”, afirmó el presidente electo. “Macri incumplió con el acuerdo cuando declaró el reperfilamiento, el mundo lo tomó como un default selectivo. Así nos dejan el país”, cargó contra la gestión de Cambiemos.

Al respecto de la transición que se avecina, pidió que “ocurra con calma”, sin embargo manifestó su discrepancia al hecho de reunir equipos de trabajo: “¿De qué vamos a hablar, de qué interno tengo que marcar para llamar al subsecretario?, si me van a contar la verdad, van a tener que nombrar a los empleados que han hecho entrar por la ventana, y los altos sueldos para sus asesores que efectivizó el Gobierno a través de extraños concursos”.

Además Fernández volvió a referirse al rol del periodismo y sostuvo: “Cada uno tiene derecho a decir y escribir lo que le plazca, y cada uno tiene que hacerse responsable de lo que dijo si actuó de mala fe”. Sin despertar la polémica, el presidente electo declaró: “No quiero revivir discusiones, que lo resuelva la gente”.

Poco después de la transmisión de la entrevista, el futuro jefe de Estado realizó una publicación en Twitter en la que hizo referencia al último informe del Indec sobre la caída en los índices de la construcción y la industria manufacturera. El primero bajó un 5,1% interanual -7,8% en los primeros nueve meses del año, 17 meses de contracción consecutiva- y el segundo un 8,5%, con 13 meses seguidos de recesión.

Además de remarcar el registro negativo, Fernández usó las cifras como plataforma para cuestionar a Marcos Peña por el informe oficial que defendió la economía durante la gestión de Mauricio Macri. “Aunque Marcos Peña y sus inefables funcionarios escriban absurdos informes y presenten una Argentina que no existe, cada día que pasa la realidad descubre sus mentiras. Este es el país que nos dejan”, reza la publicación.

En concreto, Fernández se refería a “La herencia que dejamos”, un informe sobre las principales variables macroeconómicas publicado por Jefatura de Gabinete esta semana. “A fin de 2019 el país está listo para crecer. Sin magia, sin mentira, sin ficción. Gracias al esfuerzo de los argentinos de todos estos años, hemos revertido la herencia de 2015″, indica la introducción del trabajo que, aunque aclara que es cierto que en 2019 hay problemas” y “que no hemos podido cumplir las mejoras de bienestar que todos anhelamos”, asegura que “el punto de partida para 2020 es mucho más sano”.

Fernández ya había criticado el informe en otra entrevista. También desde México, indicó el martes que había leído parte del informe y expresó: “Aunque les queden diez minutos de gobierno, tienen que parar con la mentira”.

Seguí leyendo: