La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se sumó a la polémica generada por el candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, quien aseguró que “hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo”. “Los narcotraficantes no son pobres ni desocupados, son millonarios”, fue la respuesta de Vidal.

En declaraciones a Radio Mitre, la gobernadora consideró que lo más importante es “trazar una línea muy clara entre los que estamos del lado de los que condenamos el narcotráfico, y aquellos que justifican el negocio". Y agregó: "No hay justificación”.

En esa línea, evaluó que “tiene que haber mucho control" y pidió que avance “la ley de decomiso de los bienes” para "lograr que sea más difícil instalarse en la Argentina”. “Hay que pegarles donde más les duele”, dijo Vidal en relación a las estructuras de lavado de dinero, e insistió en que “los pobres son rehenes del narcotráfico cuando el Estado pasa por el costado”.

Este domingo, en el programa de Luis Novaresio, Kicillof cuestionó la política de seguridad del Gobierno y aseguró que "con la pérdida de empleo hay gente que se dedica a vender droga porque se quedó sin laburo, obviamente es un delito, pero no pasa por ahí el fenómeno”.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fue la primera funcionaria en salir al cruce. “Me parece que está justificando a quienes laburan de narcotraficantes y eso no está bien. Vos no podés naturalizar a quienes trabajen de narcos o de mulas. Eso es justificar el delito como forma de vida y es exactamente lo contrario a lo que nosotros pensamos y hemos hecho durante nuestra gestión”, aseguró la funcionaria en diálogo con Infobae.

Para Bullrich, el ex ministro de Economía impulsa “una filosofía zaffaroniana” de no criminalización de las personas que venden droga, lo que termina transformándose en un “dejar hacer”. “Lo que no entiende es que el narcomenudeo es lo que más violencia te trae y es lo que más cerca tienen los vecinos”, desarrolló.

Axel Kicillof (captura video)
Axel Kicillof (captura video)

Según Vidal, los dichos del candidato del Frente de Todos demuestran que “no conoce la Provincia ni los barrios" porque "ni los desocupados ni los pobres son narcotraficantes”. “Me parece una estigmatización de la desocupación y de la pobreza asociarlo con el narcotráfico”, sostuvo.

Por otro lado, destacó que durante su gestión fueron encarcelados más de 7 mil narcotraficanes y se destruyeron cientos de puntos de venta. “Las primeras que salían a aplaudir cuando derribábamos los bunkers eran las madres porque sabían que sus hijos compraban droga ahí”, recordó.

El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, salió a respaldar a Kicillof: “La gente en la calle sabe muy bien que el problema del narcotráfico empeoró estos últimos 4 años. Gobernadora Vidal: todo está peor en la Provincia. Nuestra prioridad con Kicillof va a ser llevar paz y oportunidades de progreso a cada barrio y familia bonaerense”.

Kicillof ganó las elecciones primarias y quedó muy bien posicionado para suceder a Vidal. Es que a diferencia de lo que sucede en el plano nacional, en territorio bonaerense no hay balotaje y quien triunfe el 27 de octubre se convertirá en gobernador independientemente de la cantidad de votos que obtenga.

Seguí leyendo: