Miles de piqueteros frente al Congreso de la Nación (Fotos: Adrián Escandar)
Miles de piqueteros frente al Congreso de la Nación (Fotos: Adrián Escandar)

Miles de representantes de diversas organizaciones sociales se instalaron este mediodía frente al Congreso, a la espera de que el Senado convierta en ley la Emergencia Alimentaria en la Argentina.

Bajo el lema "El hambre no espera", están presentes representantes de organizaciones como Barrios de Pie-Somos, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

"El jueves pasado logramos la media sanción de la Emergencia Alimentaria en diputados. Hoy volveremos a estar en las puertas del Congreso para que se termine de aprobar esta ley que es urgente e impostergable ante el fuerte deterioro social que se vive en nuestro país", afirmó el coordinador de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, en declaraciones publicadas por el medio Noticias Congreso Nacional.

Vista aérea del Parlamento y de la plaza donde están los movimientos sociales (Foto: Thomas Khazki)
Vista aérea del Parlamento y de la plaza donde están los movimientos sociales (Foto: Thomas Khazki)

"Al igual que con la Emergencia Social, las organizaciones sociales logramos instalar un debate importante en la sociedad con la emergencia alimentaria. Los movimientos populares somos actores protagónicos que luchamos día tras día por mejoras en la calidad de vida de los que menos tienen. Hoy resulta importante que todo el arco político acompañe estas medidas por las que venimos pidiendo hace meses", agregó el militante.

Con el aval del Gobierno nacional, se espera que los representantes del Senado no encuentren obstáculos en el camino hacia la aprobación de la Ley de Emergencia Alimentaria.

La sesión, comandada esta tarde por la vicepresidenta Gabriela Michetti, tendrá un tratamiento exprés, ya que se consensuó (como sucedió la semana pasada en Diputados) que participarán pocos oradores.

El texto de la ley promueve una prórroga de la emergencia alimentaria nacional hasta el 31 de diciembre de 2022. Además, contempla un incremento de emergencia de "los créditos presupuestarios vigentes del corriente año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición", equivalente a unos $8.000 millones.

Según la FAO, Argentina fue uno de los tres países de Latinoamérica, junto a Venezuela y Guatemala, en los que más creció el hambre durante 2018. Además, el INDEC aseguró que la pobreza en el país supera el 30% de la población y la tasa de desocupación del primer trimestre del año fue del 10,1 por ciento.

SEGUÍ LEYENDO: