Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la fórmula presidencial del Frente de Todos
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la fórmula presidencial del Frente de Todos

El próximo 28 de septiembre, en la zona norte de la Capital Federal, Mauricio Macri iniciará una compleja campaña electoral que tiene como única finalidad obtener más del 35 por ciento de los votos y evitar que su adversario político, Alberto Fernández, corone una mayoría que supere el 45 por ciento del padrón. Si Macri no logra este objetivo electoral, Fernández alcanzará la presidencia y el peronismo regresará al poder en diciembre.

Los resultados en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) terminaaron con la estrategia electoral única que diseñaban el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba. Esa estrategia transformó a Fernández en un cuasi presidente, y a María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta en dos blancos móviles a merced del Frente de Todos. 

En este contexto político, Peña y Durán Barba abrieron el juego y se inició un debate interno que incluyó a los principales referentes de la coalición oficialista. La Unión Cívica Radical (UCR) exigía que Macri saliera a la calle y se contactara con los votantes, en lugar de hacer actos 360 en espacios cerrados y tocar timbre para escuchar una opinión acotada de la cruda realidad social.

El debate interno en Juntos por el Cambio desembocó en un nuevo guión de campaña que Peña y Duran Barba presentaron al Presidente en la intimidad de Olivos. Macri avaló la nueva iniciativa proselitista y en pocos días ya tenía titulo propio: 30/30. 

Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio
Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio

En la jerga de la Casa Rosada, 30/30 implica que Macri se dedicará sólo a gestionar como Presidente hasta el 28 de septiembre, y que a partir de ese día será al mismo tiempo jefe de Estado y candidato presidencial de Juntos por el Cambio. 

La designación de las 30 ciudades tiene una lógica política atravesada por el peso electoral del distrito y por la probabilidad de seducir al voto posible. Macri no perderá tiempo en intendencias del Conurbano en las que jamás tendrá chance, como La Matanza, y recorrerá ciudades que son adversas pero importantes para sumar votos: Rosario y Paraná, por citar dos ejemplos que son comentario obligado en Balcarce 50.

Aunque todavía Macri, Peña y Durán Barba no definieron las 30 ciudades que se recorrerán desde el 28 de septiembre al 24 de octubre, ya hay una lista tentativa que circula en el primer piso de la Casa Rosada.

En la nómina de las 30 ciudades electorales aparecen La Plata, Bahía Blanca, Luján, Mar del Plata, Vicente López, Posadas, Mendoza capital, San Salvador de Jujuy y San Miguel de Tucumán, entre otros distritos que son claves para acercar posiciones con Fernández.

Junto a la definición de las ciudades, Peña y Durán Barba trabajan también en el formato de presentación electoral de Macri. Será en lugares abiertos –plazas, paseos, avenidas–, convocará el candidato oficialista en tono coloquial y la consigna irá directa al corazón del militante: "Sí se puede", alegará Macri para asegurar que puede achicar la diferencia y derrotar a Fernández en un balotaje.

Macri en un formato 360, que se usó en la campaña de las PASO y ya fue archivado hasta nuevo aviso.
Macri en un formato 360, que se usó en la campaña de las PASO y ya fue archivado hasta nuevo aviso.

Treinta ciudades con perspectiva electoral, Macri hablando distendido en lugares públicos, y un discurso épico para remontar una diferencia que tiene la amplitud de la quimera. El Presidente va por su sueño de reelección, arranca en Capital Federal junto a Horacio Rodríguez Larreta, y cree que se puede llegar a la segunda vuelta.

Desde el 28 de septiembre, Macri tendrá treinta días para probarlo.

Seguí leyendo: