Patricia Bullrich (Franco Fafasuli)
Patricia Bullrich (Franco Fafasuli)

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, habló de la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia de reabrir la investigación por la muerte de Santiago Maldonado, el joven artesano de 28 años que se ahogó en el río Chubut en 2017, para determinar si los efectivos de Gendarmería cometieron el delito de abandono de persona.

"Lo que sucedió fue muy claro: hubo una protestas que cortaba la única ruta, Gendarmería despejó el día anterior, volvieron a cortar la ruta y Gerdamería volvió a actuar e intentó detener en flagrancia, pero no tuvo ningún contacto físico con ninguno de los miembros del grupo. Si lo hubieran detenido o visto, lo hubieran ayudado", manifestó la funcionaria en diálogo con radio Mitre. En ese sentido, quiso desligar a los efectivos y apuntó directamente contra los manifestantes que estaban junto al joven artesano durante el operativo de Gendarmería. "Abandono de persona es si lo hubieran visto y no lo ayudaron. Éso está más dirigido a aquellos compañeros de Maldonado que no hicieron nada", aseguró.

"Nosotros tenemos absolutamente comprobado que los que estaban cerca, inclusive está el diálogo en la causa de los que estaban cerca que era uno de los testigos que ahora se pide que lo llamen de nuevo, que era Lucas Pilquiman que estaba exactamente al lado Santiago Maldonado y que no lo pudo ayudar a cruzar el río", aseguró.

Bullrich, asimismo, indicó que "los tres pedidos de revisión que hace la Cámara son elementos muy pequeños respecto a todo lo que hicieron los peritos: el polen, las algas y los billetes. Son elementos que van en la misma línea de lo que más de 50 peritos firmaron", remarcó. Dijo que la decisión de la justicia viene a ratificar lo que el gobierno siempre ha sostenido y que las versiones que indican que hubo una desaparición forzada "son inverosímiles".

"Hubo una gran cantidad de versiones acerca de lo que había ocurrido con Santiago Maldonado. Que se lo había llevado a una camioneta, que lo habían golpeado. Una cantidad de construcciones que nunca se verificaron porque nunca había sucedido. Siempre sostuvimos que eso nunca fue así. Que había que poder rastrillar la zona, que fue muy difícil y que prácticamente no se pudo hacer, por la imposibilidad entrar al lugar. Y el férreo dominio que tenía la comunidad en este Pu Lof. Finalmente supimos como todo el país siempre supo que, 78 días después se encontró el cuerpo en la aguas del río Chubut y que luego de una pericia exhaustiva, de 55 peritos, dijeron que había sido ahogado en el momento que intentó cruzar un río muy complejo, sólo apto para personas que lo conocen muy bien", señaló.

"Lamentablemente murió allí, sin nadie que estuviera cerca. Nadie de Gendarmería, digo. Gendarmería llegó siete minutos después y eso lo tenemos comprobado. Esto es lo que la Cámara ahora ha ratificado en cuanto a que es totalmente inverosímil. Es una construcción, así lo define, el intento de querer plantear la desaparición forzada y deja abierta una investigación que, desde mi punto de vista que no es lo central, de lo que se discutió en el caso Maldonado, que es el abandono de personas", agregó.

Entre otros temas, la ministra aprovechó para contestarle a Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, quien insistió con la acusación de la desaparición forzada. Consideró que "ha hecho de esto una bandera, quiere que la realidad encaje con su versión" y que "todo esto ha sido muy difícil, porque antes de que se supiese nada, cuando el Gobierno le ofreció ayuda, él ya tenía una decisión tomada de lo que había pasado con su hermano".

Afirmó que por esa razón "nunca pudo haber un diálogo racional" con la
familia del joven artesano. "La Argentina necesita legalidad, Estado de derecho. Los miembros de las fuerzas de seguridad también tienen derechos
humanos. No pueden ser acusados per se sólo por ser miembros de
una fuerza de seguridad. No se puede tener una mirada per se
siempre culpando a las fuerzas de seguridad", sentenció.

Seguí leyendo