Cristina Kirchner hace su acto de cierre con Kicillof y Massa en primera fila

Será en la localidad bonaerense de Tortuguitas, adonde presentará su libro "Sinceramente" frente a 15.000 invitados especiales y militantes

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la fórmula presidencial del Frente de Todos
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, la fórmula presidencial del Frente de Todos

Cristina Fernández de Kirchner eligió al candidato a presidente y su propio acto de cierre. Alberto Fernández encabeza la fórmula del Frente de Todos y la candidata a vicepresidente cerrará su campaña electoral presentando su libro best seller "Sinceramente". Será en el conurbano bonaerense y en primera fila estarán Axel Kicillof y Sergio Massa, que sellará en público su pax proselitista con Cristina Kirchnertras años de guerra personal y política. 

Sinceramente

Es inédito en la historia electoral de la Argentina que un candidato/a a vicepresidente haga su propio acto de cierre. No sucedió con Carlos "Chacho" Álvarez cuando tenía poder real en la Alianza, y menos todavía con Julio Cobos, que se alió al kirchnerismo para explorar una tercera vía que la 125 transformó en abono agropecuario.

Pero CFK impuso las reglas de juego, y Alberto Fernández, Kicillof y Massa avalaron casi todo. La candidata a vicepresidente desea ejecutar su cierre en Tigre, territorio de su nuevo aliado Massa, pero al precandidato a diputado nacional le pareció demasiado y jugó para que todo se hiciera en Malvinas Argentinas. Ganó sobre la hora: "Sinceramente" tendrá otra noche triunfal en el DirecTV Arena, un estadio cerrado con capacidad para 15.000 personas.

Massa y Fernández serán aliados y socios políticos si ganan las elecciones presidenciales

Alberto Fernández se presenta en los spots de campaña como "un hombre común" que pasea a su mascota y toca la guitarra. Massa propone negociar con el Fondo Monetario Internacional y repudia al régimen populista de Nicolás Maduro.

Los dos amigos y socios políticos pretenden exhibir un discurso moderado, afable y seductor ante un sector de la sociedad que está frustrado con Mauricio Macri y desconfía de las propuestas ideológicas de Cristina, Máximo Kirchner y la Cámpora.

En este contexto, el próximo discurso de Fernández de Kirchner ante los 15.000 invitados especiales y militantes será un desafío para el liderazgo de Alberto y las intenciones políticas de Massa.

En su última presentación de "Sinceramente", CFK hizo una comparación de Argentina con Venezuela y reiteró sus opiniones en las segundas marcas, dos consignas propias de campaña que limaron la credibilidad del candidato a presidente y del futuro diputado nacional.

Junto a Massa estará el candidato a gobernador bonaerense Kicillof, que representa en estado puro el discurso y las propuestas de CFK. Massa y Alberto tienen diferencias con ciertos planteos de Fernández de Kirchner, mientras que Kicillof es un soldado político que cumple las órdenes que llegan desde el Instituto Patria.

Kicillof asume que es clave para la construcción de poder de La Cámpora, Máximo y Cristina, y propone un discurso desdoblado que se extiende desde las promesas de campaña  bonaerense a las eventuales recetas económicas que debería aplicar Alberto como presidente.

Es en este punto que Fernández muestra las uñas a través Massa: "Kicillof no será ministro de Economía, será gobernador", alerta el candidato a diputado que militaba en la UCEDÉ cuando el postulante a gobernador ya leía a Carlos Marx y Federico Engels.

Axel Kicillof, Cristina Fernández, Alberto Fernández y Verónica Magario, las cuatro piezas clave del peronismo K
Axel Kicillof, Cristina Fernández, Alberto Fernández y Verónica Magario, las cuatro piezas clave del peronismo K

Si no hay cambio de guión, Cristina presentará "Sinceramente" y después subirán al escenario Massa y Kicillof. Habrá besos, abrazos y miles de fotos, tras un discurso que será crítico con Macri y María Eugenia Vidal, épico para la militancia que cantará "vamos a volver" e inclusivo para los votantes que aún dudan de las intenciones de CFK y el poder real que detentará Fernández.

Esta es la principal preocupación de Alberto y Massa: demostrar que Cristina no mandará desde el Senado y que la Presidencia se ejercerá desde la Casa Rosada. Un desafío político que hoy tendrá una prueba compleja y con final incierto. Depende de Fernández de Kirchner.

Seguí leyendo:

Cristina Elisabet Kirchner: "Sorry, hoy con la comida estamos igual que Venezuela"

TE PUEDE INTERESAR