La Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) editó un vídeo recordatorio del ataque terrorista que dejó un saldo de 85 muertos y mas de 300 heridos. Aún no se encontraron los responsables del atentado fundamentalista, pese a los 25 años transcurridos y a las miles de fojas que tiene la causa penal abierta el 18 de julio de 1994, día en que un coche bomba estalló frente a la sede de la organización judía.

Hasta hora hubo dos juicios orales que no reportaron condenas para los imputados en la causa. En el primer juicio oral se resolvió anular toda la investigación judicial por profundas irregularidades, mientras que en el segundo juicio oral se condenó por encubrimiento a ciertos miembros del Poder Judicial, la comunidad judía, los servicios de inteligencia y un ladrón de autos que aún no contó lo que sabe del ataque a la AMIA.

El expediente judicial y la información aportada por Estados Unidos e Israel aseguran que el atentado fue ejecutado por Hezbollah, un grupo terrorista apoyado por Irán con células dormidas en la Triple Frontera. En este contexto, Mauricio Macri decidió abrir un registro de organizaciones fundamentalistas y poner en primer lugar a Hezbollah, como ya sucedió con una lista elaborada por la Casa Blanca.

La AMIA siempre se caracterizó por editar y difundir vídeos testimoniales acerca de las consecuencias personales e institucionales causadas por el ataque terroristas. Sin embargo, en esta oportunidad se recuerdan los 25 años del atentado contando la vida de un puñado de chicos que nacieron justo el día en que la AMIA fue destruida por un coche bomba.

Para ellos, para todos, ese día quedará imborrable en la historia de la Argentina.

Seguí leyendo: