Oscar Herrera Ahuad, Alberto Fernández, Hugo Passalacqua y Carlos Rovira
Oscar Herrera Ahuad, Alberto Fernández, Hugo Passalacqua y Carlos Rovira

Después de su reunión con representantes del FMI el precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, viajó esta mañana a Misiones en plan de campaña. Cuando esta tarde se subió al vuelo de regreso se lo veía convencido del apoyo del oficialismo local, a pesar de que el Frente Renovador de la Concordia va a la elección con boleta corta.

A su arribo a media mañana lo esperaban con un mate con la imagen de Evita y chipá. En el Centro de Convenciones se reunió con intendentes y con el gobernador electo Oscar Herrera Ahuad, actual vicegobernador, luego habló en conferencia de prensa en la sede del PJ y finalmente fue a almorzar con el actual gobernador, Hugo Passalacqua, y el peronista Carlos Rovira que en la víspera dijo: "La boleta corta es el sagrado respeto a ese voto del 2 de junio, donde nació el misionerismo y está vigente". Para no perder los votos de su boleta, algo parecido dijo Passalacqua en una actividad de gestión antes de la comida con los porteños: "Nosotros vamos a esta elección con boleta corta, lo que quiere decir que cada uno puede votar a quien le plazca del nivel nacional". El precandidato agradeció a los tres el almuerzo de más de dos horas y la foto todos juntos.

Para preparar la agenda y allanar el camino, hace diez días viajó Nicolás Trotta, quien coordina los equipos técnicos. Ya en el aeropuerto General San Martín el precandidato a presidente recibió la primera señal: el gobernador electo Herrara Ahuad esperaba al líder de la fórmula Fernández-Fernández para agradecerle la visita. Ratificó el acompañamiento sentado junto a él en un living con sillones grises en el acto que compartieron con intendentes que responden a Rovira en el Centro de Convenciones.

Allí Herrera Ahuad le hizo un guiño: "Lo recibimos con los brazos abiertos, con mucha esperanza y fe que tenemos todos los argentinos, pero especialmente los que estamos a más de mil kilómetros de la parte central".

Fernández respondió: "Hace un tiempo cuando vine les hablé de la necesidad de unir fuerzas, de olvidar reproches y de encarar el futuro de otro modo". Y como en sus otras visitas a San Juan y Tucumán, habló del federalismo y cuestionó el país "unitario".

Después de conversar con despedidos de Dass, la empresa más grande de calzado de Misiones, se trasladó a la sede del Partido Justicialista donde le preguntaron sobre una posible reforma laboral en caso de ganar las elecciones. Contestó: "La solución no está en precarizar el trabajo, eso es la flexibilización laboral, eso es hacer el trabajo más precario y sacarles derechos a los trabajadores. Cuando fui jefe de Gabinete existía la doble indemnización y creamos 4 millones de empleos. El problema hoy es que la economía está parada, que no funciona. Nosotros vamos a crear trabajo, no les vamos a quitar derechos a los trabajadores".

En conferencia de prensa pidió "trabajar contra la especulación, las Lelics, los bonos, de los que se llevan los dólares". Cuando le cantaron "a volver, a volver, vamos a volver", hizo señas con la mano pidiendo silencio y aclaró con leve autocrítica: "Vamos a volver aprendiendo de las enseñanzas vividas, vamos a volver mejores".

Gran parte del discurso con el que viaja Fernández apunta a reabrir fábricas, a la pobreza y a la reactivación de empresas. El mismo eje que tuvo hoy en Misiones tanto en las visitas a medios, en el acto, como en la calle megáfono en mano.

Almuerzo en la casa del gobernador

Passalacqua ha visto pasar por la residencia de la gobernación a varios peronistas. A todos los recibe. Así fue con Sergio Massa cuando aún era precandidato a presidente. La semana pasada tuvo un gesto para con Juan Manuel Urtubey con quien compartió el acto por el Día de la Bandera. "La Patria de hoy va a necesitar hombres como Juan Urtubey, porque la Argentina será federal o no será" lo elogió aquel día, mientras que suele insistir en que en su provincia no hay grieta porque su postura "es misionerismo puro".

Pero los jefes políticos de la provincia habían tomado distancia para evitar contaminarse a nivel local con las peleas y grietas nacionales. Tras las elecciones del 2 de junio Rovira, Passalacqua y Herrera Ahuad plasmaron en un documento firmado por los tres que el Frente Renovador de la Concordia irá con lista corta a las legislativas nacionales y sin fórmula presidencial. Lideran la lista Diego Sartori (intendente de Alem); Ivonne Aquino (ministra de Educación provincial) y el árbitro Néstor Pitana. Quien quiera salirse de esa 'ingeniería' tendrá que ofrecer tijeras y hacer campaña por los Fernández sin arriesgar las candidaturas de su lista, los "diputados federales", según los llaman. Los viajeros confían en que muchos trabajarán por la fórmula nacional.

Para el primer round de agosto la primera candidata a diputada nacional del Frente de Todos es Cristina Brítez, que estuvo hoy junto a Fernández. Del otro lado, en Juntos por el Cambio, habrá PASO entre Alfredo Schiavonni, del PRO y hermano de Humberto Schiavoni; Ricardo Anderssen (UCR) y Pedro Puerta (PJ), hijo de Ramón Puerta, ex gobernador, ex presidente y actual embajador en España. La 'corta' de los renovadores.

De origen radical, Passalacqua ayudó a Rovira en la creación del Frente Renovador de la Concordia y fue su ministro de Educación y Cultura, cargo que mantuvo durante parte del gobierno de Maurice Closs. Reconoce sin embargo que "el hacedor de gobernadores" es Rovira, primo hermano de su esposa Viviana Rovira y presidente de la Cámara de Representantes desde el 10 de diciembre del 2007 cuando dejó el sillón de gobernador. Son casi doce años y medio los que lleva en el Poder Legislativo apoyando y controlando la gestión de sus sucesores. Con Alberto Fernández se conocen desde los inicios de Néstor Kirchner como candidato a presidente.

En ese marco Alberto Fernández estuvo en Misiones acompañado por primera vez por su mujer, la conductora y actriz Fabiola Yáñez, que se crió en Misiones y tiene allí a parte de su familia. Por el ala política fueron Trotta; Fernando 'Chino' Navarro del Movimiento Evita y el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María, que hicieron esfuerzos para arrimar voluntades al Frente de Todos.

Seguí leyendo: