Después de 80 días en la cárcel, Samid quedó a un paso de la prisión domiciliaria

Samid en una de las audiencias del juicio oral (Adrian Escándar)
Samid en una de las audiencias del juicio oral (Adrian Escándar)

El empresario de la carne Alberto Samid lleva 78 días preso. Pero estos pueden ser sus últimos en la cárcel de Marcos Paz. Es que por su estado de salud -tiene afecciones cardíacas y stress- y la falta de buenas condiciones de atención médica en el penal, podría continuar su arresto bajo el formato de la prisión domiciliaria.

Tanto la Fiscalía como la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) avalaron el pedido a este efecto que hizo la defensa. El Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 tomará una decisión la semana que viene.

"Si me mandan a la cárcel con mis 71 años y mis problemas de salud más que a la cárcel me mandan a la Chacarita", había dicho el empresario antes del veredicto.

A mediados de abril, este tribunal condenó a Samid a cuatro años de prisión por asociación ilícita y lo mandó a detener tras fugarse a Belice. Samid estaba siendo juzgado junto a otras ocho personas cuando se fugó. El 24 de marzo pasado salió del país por Paraguay, pero el 6 de abril fue detenido en el país caribeño.

No hubo una explicación lógica para su decisión ya que no corría ningún riesgo de detención. Inclusivo si hubiera condenado, no hubiera ido a prisión hasta tanto la decisión no hubiera quedado firme. Eso ocurrió con otra acusada en el juicio: la contadora María Moreno recibió una pena de tres años y medio de cumplimiento efectivo y no quedó detenida.

"Se me fue formando algo. Un señor me dijo que estaba en el horno. Entré en pánico y me tomé unos días de vacaciones", dijo Samid ante los jueces a modo de explicación sobre su fuga.

El empresario cuando fue extraditado de Belice
El empresario cuando fue extraditado de Belice

Pero ya con una fuga y considerando el riesgo de que vuelva a ocurrir, el Tribunal Oral lo dejó preso luego de haber sido expulsado de Belice por irregularidades en su ingreso, y enviado de nuevo al país.

La defensa pidió la detención domiciliaria y Samid fue sometido a una serie de estudios médicos por parte del Cuerpo Médico Forense, del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y del perito de la defensa. Y esta semana se hicieron dos audiencias ante el tribunal.

Allí, los médicos oficiales señalaron que Samid sufre los problemas propios de la edad: afecciones cardíacas e hipertensión. Pero también diabetes y un severo cuadro de stress. Los expertos explicaron que cada persona reacciona de manera distinta a la cárcel y que Samid lo hizo de manera negativa.

Los forenses señalaron el cuadro de salud de Samid se puede agravar por la falta de atención médica en la cárcel de Marcos Paz. Dijeron que de las tres ambulancias que tiene la unidad solo anda una (las otras dos tienen problemas mecánicos) y que se usa para trasladar a detenidos a turnos médicos fuera de la prisión, por lo que ante una emergencia los únicos medios disponibles son camionetas del SPF, que no están acondicionadas para atender a un paciente. A eso agregaron que el hospital de alta complejidad más cercano a la cárcel de Marcos Paz está a una hora de viaje.

Samid participó de las audiencias que se hicieron en los tribunales de Comodoro Py. "Se lo vio muy cabizbajo y tenía un aspecto muy desmejorado. Inclusive lloró", le dijeron a Infobae dos fuentes que participaron.

Con el dictamen de los médicos, la Fiscalía y la AFIP -que actúa como querellante en la causa- consintieron que a Samid se le de el arresto domiciliario. La Fiscalía -que cuando Samid fue detenido se había opuesto- pidió que en caso de otorgarle el beneficio se le coloque una tobillera electrónica que controla sus movimientos.

El empresario aportó su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía para continuar la detención. La decisión final la tomarán los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari y está previsto que lo hagan la próxima semana.

Los jueces del Tribunal Oral que condenaron a Samid y deben resolver el pedido de prisión domiciliaria (Adrian Escándar)
Los jueces del Tribunal Oral que condenaron a Samid y deben resolver el pedido de prisión domiciliaria (Adrian Escándar)

El empresario, ex diputado bonaerense y director del Mercado Central no está preso cumpliendo la condena ya que no está firme porque fue apelada y será revisada por la Cámara Federal de Casación Penal.

La detención de Samid es preventiva por el riesgo de una nueva fuga. El tribunal entendió que la única manera de neutralizar ese riesgo es que esté preso. Si recibe la detención domiciliaria no será definitiva. Puede volver a la cárcel si la condena queda firme y si su cuadro de salud mejora. La ley establece que las personas de más de 70 años pueden solicitar el arresto en su casa, pero ese beneficio no es automático por la edad. Se deben dar otras circunstancias y la salud es una de ellas.

Samid fue condenado a cuatro años de prisión por el delito de asociación ilícita y a pagar los 282 mil pesos que costó el operativo para traerlo al país desde Belice. Junto con el empresario fueron condenadas otras cuatro personas -entre ellas su hermana Alicia- y otros cuatro acusados fueron absueltos.

La acusación fue por formar una asociación ilícita para evadir impuestos de la comercialización de carne. El delito de evasión no se juzgó porque fue declarado prescripto. Se trata de una causa penal que se inició en 1996.

Seguí leyendo: