Alberto Samid, junto a su abogado, comparece ante los jueces (foto Adrian Escándar)
Alberto Samid, junto a su abogado, comparece ante los jueces (foto Adrian Escándar)

Luego de pasar la noche detenido en la sede de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, Alberto Samid fue trasladado esta mañana en medio de un fuerte operativo de seguridad a los tribunales de Comodoro Py, donde compareció frente a los jueces del Tribunal Oral Penal Económico (TOPE) 1. El empresario cárnico enfrenta cargos por una evasión millonaria e integrar una supuesta asociación ilícita.

En su esperada comparecencia frente a los jueces, Samid se refirió a su viaje a Belice, señaló que "había una animosidad en el juicio" y planteó que no lo dejaban hablar con los testigos, que quería pedir explicaciones al presidente del Tribunal y no se lo permitían.

En cuanto a su viaje al exterior, Samid expresó: "Se me fue formando algo. Un señor me dijo que estaba en el horno. Entré en pánico y me tomé unos días de vacaciones". Además, admitió que habló con su abogado, Vicente D'Attoli, le preguntó cuántos días faltaban para que termine el juicio, y entonces decidió "irse de vacaciones" a Belice. "Pido disculpas si dije cosas que no eran", afirmó, en clara referencia  a sus acusaciones contra el fiscal Gabriel Pérez Barberá. Samid había dicho que el miembro del Ministerio Público le había pedido una coima de USD 1,8 millones para liberarlo de las acusaciones.

Al respecto, el empresario peronista remarcó que el fiscal no había sido la persona que le había pedido esa plata. "La moraleja es que cuando entrás en pánico, a los 70 años, también te podés equivocar", manifestó.

"A mí me tienen que dar una medalla porque hace 50 años que trabajo por el país. Soy solidario en mi barrio, fui boy scout, bombero voluntario, presidente de Morón, vicepresidente del Mercado Central, congresal nacional y provincial de mi partido. Esta es una causa política, no jurídica. Yo soy oposición de este gobierno. Quieren disciplinar con causas judiciales", cargó el empresario, al tiempo que negó las acusaciones.

Esposado, rumbo a Comodoro Py: Alberto Samid pasó su primera noche detenido en la sede de la Policía (Matías Baglietto)
Esposado, rumbo a Comodoro Py: Alberto Samid pasó su primera noche detenido en la sede de la Policía (Matías Baglietto)

Samid explicó que le molestó que en el juicio lo acusen de asociación ilícita, cargo que negó. "Es una asociación ilícita sin plata ni damnificados. Los daminificados somos nosotros. Siempre se pagó, nunca hubo evasión", dijo el empresario sentado en la primera fila de asientos.

A las 10:10 llegó a los tribunales de Comodoro Py custodiado por cuatro camionetas y una moto con dos efectivos, uno de los cuales filmaba el operativo. Samid bajó esposado y con dos agentes. Otros 20 hacían un corralito por el acceso lateral de los tribunales. A Samid solo lo esperaban una veintena de periodistas y fotógrafos.

A las 11 empezó la audiencia. La defensa de Samid pidió la excarcelación. El abogado D`Attoli sostuvo que no tiene antecedentes, que siempre "estuvo a favor de la justicia", que tiene problemas de salud y más de 70 años; tiene arraigo y trabajo. También hizo referencia a la fuga: "Sufrió un pico de stress que alteró sus capacidades y le impidió medir sus decisiones". Pidió que sea sometido a una pericia psicológica y aportó las historias clínicas de Samid.

Gabriel Pérez Barberá, el fiscal del juicio (Adrian Escándar)
Gabriel Pérez Barberá, el fiscal del juicio (Adrian Escándar)

La defensa también señaló que se puede pensar en "medios técnicos alternativos" para quedar en libertad. El abogado no lo dijo pero la referencia fue a una tobillera electrónica que controle los movimientos.

El tribunal tiene 24 horas para resolver. Primero debe opinar el fiscal. Hasta tanto eso ocurra Samid seguirá detenido.

Luego las defensas pidieron la prescripción de la causa. Los abogados de los ocho acusados señalaron que venció el plazo de 10 años -el máximo de la pena- para juzgar el caso. Explicaron que el 9 de abril de 2009 fue la citación a juicio oral y último paso para contar la prescripción. El fiscal se opuso y rechazó el planteo. Explicó que hubo una segunda citación a juicio -de octubre de 2009- y que se debe contar desde ahí.

Ahora los jueces deben resolver el planteo y dispusieron que el juicio continúe el próximo miércoles a las 9:30. Será el momento de lo que se conoce como "réplicas" y posiblemente las últimas palabras de los acusados y el veredicto.

Tras la audiencia de hoy, Samid y sus abogados se quedaron en la sala de audiencia. Al empresario lo acompañaron su esposa y sus dos hijos. Luego Samid fue llevado a la alcaidía de los tribunales de Comodoro Py. Allí hizo su ingreso formal al Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Los jueces del Tribunal Oral que juzgan a Samid (Adrian Escándar)
Los jueces del Tribunal Oral que juzgan a Samid (Adrian Escándar)

Detención en Belice y traslado

El empresario llegó a últimas horas del martes a la Argentina tras su paso por Belice, de donde fue expulsado y donde fue detenido el viernes a la noche tras un pedido de captura internacional por no presentarse al proceso.

Esposado y escoltado por la Policía, Samid ingresó a la dependencia policial ubicada en la avenida Belgrano y Virrey Cevallos. Antes de hacerlo, se dirigió a los periodistas que se encontraban en la entrada. "Viva Perón", dijo el matarife.

Poco antes de las 10 de la mañana, se llevó a cabo el traslado del empresario hacia Comodoro Py. El detenido llegó a los Tribunales cortejado por cuatro camionetas y una moto de la Policía Federal. Ingresó al recinto esposado, y a diferencia de otros detenidos de renombre en los últimos años, lo hizo sin casco y sin chaleco anti balas.

(Matías Baglietto)
(Matías Baglietto)

El objetivo de la presencia de Samid ante los jueces fue que compareciera porque así lo había ordenado el tribunal antes de su fuga. Se trató de una audiencia técnica. Las defensas  reclamaron la excarcelación y pidieron la prescripción del caso. 

 
Operativo de seguridad para el traslado de Samid (Matías Baglietto)
Operativo de seguridad para el traslado de Samid (Matías Baglietto)

El segundo pedido fue insistir en la realización de una pericia psiquiátrica. "Samid tiene diabetes y eso puede estar influyendo en sus conductas. Emocionalmente puede estar desestabilizado. Su salida del país fue rarísima y habla de alguien que no está en sus cabales", le dijo ayer D'Attoli a Infobae. El tribunal no resolvió el planteo por eso la defensa lo volverá a pedir.

Samid, esposado y rodeado de policías (foto Matías Baglietto)
Samid, esposado y rodeado de policías (foto Matías Baglietto)

"No lo hacemos para pedir la inimputabilidad de Samid. Pero creemos que puede ser útil para profundizar en su estado de salud", aclaró hoy el abogado.

El tercer punto es compartido por el resto de las defensas y es la prescripción de la causa. Entienden que el domingo pasado prescribió el caso y lo expondrán. Su postura se basa en que desde la primera citación a juicio oral vencieron los plazos para juzgar el hecho. El tribunal tiene otro convencimiento. Antes del inicio del juicio resolvió que la causa vence recién el año que viene.

Samid es el único acusado que tiene que estar en el juicio

Samid y otras siete personas, entre ellas su hermana Alicia, están acusados de integrar una asociación ilícita a través de la cual evadían el impuesto al IVA en la comercialización de carne. La acusación por la evasión prescribió.

El fiscal Pérez Barberá pidió que Samid sea condenado a seis años y medio de prisión y que junto con el resto de los acusados paguen una multa de 23 millones de pesos. También, en diálogo con radio La Red, adelantó que pedirá la prisión preventiva del empresario. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que actúa como querellante, pidió una condena de siete años.

El juicio empezó el 18 de marzo y el 24 Samid salió del país hacía Paraguay. Y de allí fue a Panamá y luego a Belice. No tenía prohibición de salida del país. El tribunal lo citó a cuatro audiencias y como no se presentó, los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari ordenaron el miércoles pasado su captura nacional e internacional. Su defensa dijo que no sabía dónde estaba y que había perdido contacto.

Fue detenido el viernes a la noche en San Pedro, ubicada en Cayo Ambergris, una de las islas del país centroamericano. Belice lo expulsó y con dos agentes de la Policía Federal emprendió su regreso a Argentina. "Me fui un fin de semana de vacaciones, estaba muy estresado", dijo Samid arriba del avión antes de su partida de Belice.

SEGUÍ LEYENDO: