A tono con la campaña electoral, y en virtud de una nueva búsqueda de posicionamiento como líder regional, el presidente Mauricio Macri recibirá esta semana a sus pares de Colombia, Iván Duque, y de Brasil, Jair Bolsonaro, con una movida agenda de temas tan variados como la crisis de Venezuela, la reformulación del Mercosur y el incremento del comercio en América Latina.

Bolsonaro estará este jueves en la Casa Rosada y Duque llegará el domingo para mantener un encuentro con Macri, por lo que en ambas reuniones el presidente argentino aprovechará el escenario para reforzar su discurso electoral antikirchnerista sustentado en la coincidencia con los presidentes de Brasil y Colombia en cuestionar duramente el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Algo de esto sugirió ayer el canciller Jorge Faurie cuando planteó en la Bolsa de Comercio de Córdoba que "diciembre de 2015 / diciembre de 2018 marcan un cambio copernicano en nuestra relación con el mundo", y destacó que "en lo que viene por delante en Argentina hay una opción hacia el pasado y una hacia el futuro. Y ese pasado es la foto que quedó atrás".

Esa "foto el pasado" es la que quiere mostrar Macri con Bolsonaro en su reiterada crítica a Venezuela. En tono de campaña electoral, el Presidente coordinará tanto con su par de Brasil como de Colombia la necesidad de reforzar la ayuda humanitaria al pueblo venezolano. De hecho, anteayer llegó a Cartagena de Indias un cargamento de 26 toneladas de alimentos y productos de higiene de la Argentina para que ingresen a Venezuela como parte del programa de ayuda humanitaria sustentado por los Cascos Blancos de la Cancillería.

Según revelaron a Infobae fuentes diplomáticas de Itamaraty, la agenda que Bolsonaro trae a Buenos Aires también tiene que ver con una "reforma profunda" del Mercosur en la que coincide Macri para "racionalizar el bloque", agilizar su funcionamiento y establecer que haya una mayor flexibilización de los cuatro socios a la hora de establecer acuerdos de libre comercio con otros países afuera del bloque regional. Y se apunta a una rebaja de los aranceles de productos extra Mercosur para abaratar costos en determinadas industrias.

Todos estos serán temas de debate en la cumbre de presidentes del Mercosur que se realizará en julio en Santa Fe donde Argentina ocupará la presidencia pro témpore del bloque regional.

En el plano de las relaciones bilaterales, la idea de Macri es avanzar con Bolsonaro en la ampliación del flujo del comercio. Es que según datos de la fundación Ecolatina, el comercio bilateral de bienes con Brasil volvió al terreno negativo (USD -127 millones) luego de cinco meses en la zona de equilibrio y leve superávit. Esto fue producto de importaciones que suavizaron su contracción tras la estabilidad del tipo de cambio y algo más de claridad en cuanto a la contienda electoral argentina que habrían estimulado el nivel de actividad en mayo.

También está previsto que Macri y Bolsonaro ratifiquen el acuerdo bilateral en materia de seguridad que apunta a avanzar en mayores controles y cooperación en la lucha contra el narcotráfico.

Iván Duque recibió a Mauricio Macri en el 2018 cuando asumió la presidencia
Iván Duque recibió a Mauricio Macri en el 2018 cuando asumió la presidencia

Reunión con Duque

Por otra parte, en la reunión de Macri con Duque se apuntará a reforzar también las críticas al régimen de Maduro y a establecer una nueva presión internacional para recuperar la democracia en Venezuela. Tanto la Argentina como Colombia tienen cierta expectativa de las negociaciones en Noruega por una salida a la crisis. Pero también son conscientes de que no se debe resignar la continuidad de la presión internacional desde el Grupo Lima que Argentina conforma junto a otros 12 países.

Este discurso con Bolsonaro y Duque le dará a Macri una nueva oportunidad para instalar en la agenda electoral con tono de campaña su contraposición con el kirchnerismo que apoya a Maduro. Además, en la Casa Rosada dijeron a Infobae que hay una idea de forzar al candidato presidencial Alberto Fernández a que exponga públicamente su postura ante Venezuela.

En la agenda de Macri con Duque se buscará avanzar hacia la ratificación concreta de un acuerdo con la Alianza del Pacífico que integran Colombia, México, Perú y Chile con el Mercosur. Macri es un ferviente impulsor de un acuerdo de libre comercio entre estos bloques para potenciar el comercio con la vista puesta en Asia.