La ensayista Beatriz Sarlo analizó el panorama político y social de la Argentina y dejó varias definiciones. El comienzo del juicio oral de la causa "Vialidad" donde Cristina Kirchner se encuentra acusada; el escenario electoral luego del anuncio acerca de la precandidatura presidencial de Alberto Fernández -secundado por la ex Presidente- y la reacción por parte del resto del espectro político fueron algunos de los temas que abordó.

Respecto de la primera audiencia oral por el primer juicio a CFK, la ensayista notó que la ex mandataria "parecía no estar concentrada" en la lectura de los cargos contra ella, sino que "estaba todo el tiempo con el celular". "Parecía una pasajera de subte", graficó en diálogo con Luis Novaresio en el ciclo "LNE", que emite A24

Además, resaltó el hecho de que la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, estuviera sentada en la primera fila de la sala. Sarlo Calificó su presencia como un "uso miserable del asunto". "Al margen de que ella no fue presionada. Debe haber estado muy contenta de poder ir. Pero debería haber desistido. Un juicio de corrupción, si bien tiene que ser probado, es un guiso demasiado pesado", analizó.

Cristina Kirchner. Atrás, Estela de Carlotto (Adrián Escandar)
Cristina Kirchner. Atrás, Estela de Carlotto (Adrián Escandar)

A continuación, la ensayista pasó a dar su parecer sobre el anuncio de la precandidatura presidencial de Alberto Fernández, quien será secundado por la ex Presidente. "Tuvieron la inteligencia de tomar la iniciativa y si Lavagna hoy dice que va a ser candidato es porque ellos los primerearon".

Y continuó: "Los que querían que Lavagna se pronunciara le tienen que agradecer. Muestra lo que era mi tesis. Quien toma la iniciativa obliga al otro al contragolpe. No para siempre, pero si durante las primeras jugadas".

Sarlo pasó a analizar el perfil político de Alberto Fernández en particular. Lo describió como "un buen táctico" y "muy inteligente". Y aseguró que si bien esta característica es claramente valiosa, lo lleva en ocasiones a "sobreestimar su capacidad de convencer de su posición a más gente de la que convence".

Alberto Fernández (Télam)
Alberto Fernández (Télam)

Además, consideró que luego de esta jugada política es probable que el ex jefe de Gabinete se encuentre aguardando por una definición por parte del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien "estuvo en un péndulo entre Alternativa Federal y Cristina durante los últimos meses".

"Massa va a tener que ver si decide que le conviene aceptar que va a la provincia de Buenos Aires (como candidato a gobernador). Que no se le ocurra que va a disputar una PASO dentro del kirchnerimo. O quizás sí. Eso sería interesante", especuló la ensayista.

Sarlo se refirió luego a la decisión de la ex Presidente de ser candidata a vice. Al margen de las apreciaciones políticas, deslizó que según su parecer las distintas causas de corrupción en las que CFK se encuentra acusada jugaron un rol relevante.

"Creo que es un dato importante. Creo que le preocupa. Primero por su hija (Florencia), que salió del país. Su hijo tiene fueros y a ella puede llegar a preocuparle, aunque uno podría decirle 'bueno señora, diputada o senadora va a ser elegida siempre'. Después, la figuración en lo público es algo fundamental para un político cuando está acostumbrado", dijo.

En otro pasaje de la entrevista, la ensayista se refirió a las declaraciones públicas por parte del gobernador de Mendoza y presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, sobre el futuro inmediato de la coalición.

Por un lado, Cornejo no descartó la posibilidad de plantear una paso presidencial al presidente Mauricio Macri; y por otro, pidió ampliar la coalición Cambiemos e incorporar referentes del peronismo no kirchnerista tales como Roberto Lavagna, o Juan Manuel Urtubey.

Cornejo no descartó la posibilidad de plantear una PASO presidencial dentro de Cambiemos
Cornejo no descartó la posibilidad de plantear una PASO presidencial dentro de Cambiemos

Si bien consideró que una respuesta positiva contribuiría a "descabezar una tercera fuerza", criticó la manera en que la iniciativa fue planteada, al asegurar que tendría como único propósito aumentar las chances electorales de Cambiemos.

"No se hace así una coalición. Esas cosas no se tiran por radio o televisión, se negocian antes. Si quisieran descabezar esa tercera fuerza tendrían que decir bueno, a ver que podemos articular dentro del Estado, donde se pueden hacer aportes. Así se negocia", precisó.

Consultada sobre si la "tercera fuerza" debería conservar expectativas electorales, Sarlo dijo no saberlo con precisión. "Creo que el ritmo al que se está construyendo es muy lento para los movimientos súbitos de la política local, sobre todo cuando el kirchnerismo es un elemento que hay que considerar".

Finalmente, presentada con un escenario donde una eventual segunda vuelta termine con una nueva elección entre las ahora dos principales fuerzas políticas del país, Sarlo fue clara: "Yo no voto al menos malo, nunca. Tengo que tener algunos elementos de coincidencia con el candidato. Si no hay tercera fuerza, de nuevo retomaré una vieja tradición mía que es la del voto en blanco", cerró.

La entrevista completa