El saludo entre Evo Morales y Mauricio Macri (foto Adrián Escandar)
El saludo entre Evo Morales y Mauricio Macri (foto Adrián Escandar)

A pesar de las amplias diferencias ideológicas que los separan, los presidentes Mauricio Macri y Evo Morales acordaron este lunes relanzar las relaciones bilaterales entre la Argentina y Bolivia con una amplia agenda de temas que abarcó la idea de potenciar los acuerdos por la provisión de gas boliviano, el aumento del comercio, la profundización de los controles en la frontera y la hidrovía, la entrega de un avión Pampa, un acuerdo de reciprocidad sanitario y la posibilidad de avanzar en los proyectos de energía nuclear.

Luego de una recorrida por la estación aérea de El Palomar para visualizar el avión Pampa que entregará la Argentina a Bolivia a cambio de insumos de gas, Macri y Morales compartieron una declaración conjunta a la prensa en la Casa Rosada que se extendió por menos de 10 minutos y donde a ambos jefes de Estado se los veía fríos y distantes.

"Destacamos la amistad que une a nuestros países y que se refleja en el enorme volumen de la comunidad boliviana en Argentina que vive y que trabaja con mucho respeto", expresó Macri en su breve declaración al lado de Morales en el Salón Blanco de la casa de gobierno. Y añadió tajante: "Hablaremos de equipamiento, recursos hídricos, intercambios comerciales y culturales", dijo antes del encuentro que mantendrán más tarde junto con sus ministros para avanzar en la agenda conjunta.

En tanto, el presidente de Bolivia dijo que "somos dos países vecinos y tenemos la obligación en trabajar por el bien de nuestros pueblos" aunque reconoció que "siempre puede haber diferencias como las hubo con el tema de los textiles". Lo dijo en relación a las denuncias que hubo en algún momento por el trabajo esclavo a bolivianos en industrias textiles argentinas pero también en función de las amplias diferencias ideológicas que separan hoy a Bolivia y la Argentina, sustancialmente en el caso de Venezuela donde Evo Morales apoya taxativamente al régimen de Nicolás Maduro.

Evo Morales y Macri al ingresar en el salón Blanco para dar una declaración conjunta (Adrián Escandar)
Evo Morales y Macri al ingresar en el salón Blanco para dar una declaración conjunta (Adrián Escandar)

El presidente de Bolivia se mostró abierto a cerrar acuerdos con Argentina para equipar a sus Fuerzas Armadas con el avión Pampa construido por FADEA a cambio de la entrega de gas a nuestro país. También Morales dijo: "Queremos tener el aporte de la tecnología argentina para el sector energético". Y adelantó que habrá un acuerdo para reestablecer una zona franca de Bolivia en el puerto de Rosario para potenciar la hidrovía.

En relación a la cooperación científica Morales habló de la intención de ambos países en el desarrollo de biocombustibles. Aunque también ello prevé la intención del INVAP en desarrollar un Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia de última tecnología en Bolivia que tendrá tres componentes: un ciclotrón (generador de radioisótopos, marcador tumoral), un Pet Scan (sistema de escaneo) y un Acelerador Lineal (para un tratamiento focalizado). Además, se implementará un Centro de Producción de Radiofármacos en la Ciudadela Nuclear en Tarija.

En el capítulo referido a la política energética compartida, las cancillerías de Bolivia y Argentina emitieron un comunicado en el que sostuvieron "la importancia del Memorando de Entendimiento suscripto el 14 de febrero último entre el Secretario de Gobierno de Energía de Argentina y el Ministro de Hidrocarburos de Bolivia, que incluye – entre sus iniciativas más importantes – la posibilidad de que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) comercialice directamente gas natural en Argentina, bajo ciertas condiciones; el aliento a eventuales inversiones bolivianas en campos petrolíferos argentinos; el desarrollo de proyectos para que YPFB participe del abastecimiento a futuras plantas de licuefacción destinadas a la exportación de Gas Natural Licuado (GNL) desde territorio argentino; la promoción de los intercambios de gas y de energía eléctrica, y la futura provisión de petróleo y/o combustibles terminados de Argentina a Bolivia; así como la cooperación científica y tecnológica en materia de biocombustibles".

Asimismo, los Presidentes resaltaron los resultados del Memorando de Entendimiento para el Intercambio de Energía Eléctrica suscripto entre la Argentina y Bolivia el 16 de junio de 2015, que estableció las bases para la Primera Etapa de vinculación eléctrica entre ambos países, a partir de la interconexión de las localidades de Yaguacua (Bolivia) y Tartagal (Argentina), obra financiada y en proceso de construcción por la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) de Bolivia.

Por otra parte, en el marco del referido instrumento internacional y del Memorando de Entendimiento suscripto el 20 de octubre de 2015, los Presidentes declararon su voluntad de continuar con el establecimiento de mecanismos que permitan el intercambio de energía eléctrica utilizando las instalaciones desarrolladas en 132 kV, sobre la base de operaciones que propendan a la optimización de los recursos y capacidades disponibles.

Se comprometieron a continuar con la evaluación conjunta de las condiciones y conveniencia de una eventual segunda etapa de la vinculación eléctrica entre ambos países, a través de una línea de transmisión en 500 kV desde la localidad de Yaguacua (Bolivia) hasta la Estación de Transformación San Juancito (Argentina), y a estudiar las opciones para la comercialización de energía asociadas a dicho proyecto.

Diferencias políticas

Por lo pronto, el encuentro de presidentes es un hecho significativo si se tiene en cuenta que Macri y Morales vienen evitándose desde el año pasado y no habían logrado un encuentro bilateral por mantener diferencias en temas espinosos como el gas, el acuerdo de reciprocidad sanitario y el caso de la crisis de Venezuela.

De hecho, a fines del año pasado Morales estuvo en Buenos Aires para participar de un encuentro con la comunidad boliviana y no se acercó a la Casa Rosada para visitar a Macri. No sólo ello. Ayer, Evo Morales estuvo en un acto en La Matanza con referentes del kirchnerismo como la intendenta Verónica Magario y el diputado Fernando Espinoza.

Evo Morales, junto a Verónica Magario y Fernando Espinoza
Evo Morales, junto a Verónica Magario y Fernando Espinoza

Según confiaron a Infobae diplomáticos de Bolivia y funcionarios de la Casa Rosada, la agenda de Morales y Macri en la reunión que tuvieron hoy en el despacho presidencial contempló también la firma del acuerdo recíproco de salud. Es decir, que Bolivia aceptó finalmente ofrecer asistencia de salud gratuita a los argentinos que se encuentren en su territorio. Esto se da casi dos años después de que la Argentina reclamara la atención sanitaria de sus ciudadanos de la misma forma que se hace aquí.

Así, la Cancillería argentina destacó que el presidente Macri "valoró la entrada en vigencia de la nueva Ley del Sistema Único de Salud en Bolivia y los avances en la cobertura de las emergencias médicas de los ciudadanos argentinos en su territorio, en reciprocidad con la cobertura que tradicionalmente reciben en idénticos casos los ciudadanos bolivianos en territorio argentino".

Tanto Evo Morales como Macri destacaron los avances de sus equipos técnicos dirigidos a concluir la negociación del Acuerdo de Cooperación en Materia de Salud, inspirado en los principios de equidad y reciprocidad para la atención sanitaria en favor de sus connacionales. Y reconocieron la importancia del "Plan de Hospitales para Bolivia", lanzado en septiembre de 2015 y la consecuente demanda de equipamiento e instrumental médico que el mismo conlleva. En ese marco, acordaron que las autoridades de ambos países llevarán adelante conversaciones destinadas a facilitar la participación del sector privado argentino en las licitaciones de equipamiento médico hospitalario, conforme la legislación sectorial vigente de Bolivia.

Por otra parte, en la reunión de Macri y Morales ratificaron el contrato de provisión de gas vigente con Bolivia hasta 2026, que establece un esquema diferente de precios y cantidades contractuales, con mayor estacionalidad en las entregas para el período 2019-2020, con lo que espera ahorrar USD 460 millones en dos años. Como parte de ese acuerdo, el secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, ofreció al ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, un avión Pampa 3 fabricado en FADEA ante un sobrecumplimiento del contrato. El avión Pampa 3 será entregado por Argentina a Bolivia ante la oferta de gas sobrecumplida en 45 millones de metros cúbicos durante los cinco meses de mayor demanda. Aunque en FADEA se entusiasman con ampliar este acuerdo con la venta de otros dos aviones a Bolivia.

Por otra parte, ambos mandatarios evaluaron la necesidad de reforzar los controles de militares y fuerzas de seguridad en la frontera común para frenar el narcotráfico y el contrabando. "Este tema de la delincuencia en aumento en la frontera preocupa y mucho a Macri por lo que así va a ser planteado a Bolivia", dijo un funcionario de Cancillería que se encuentra trabajando en la agenda de los jefes de Estado.

Fuentes de la Casa Rosada descartaron por otra parte que hasta ahora se haya analizado la idea de incorporar a Bolivia en el proyecto de Mundial 2030 que Macri comparte con Paraguay, Chile y Uruguay. Esto forma parte de un plan a largo plazo pero hasta ahora Macri no emitió gesto alguno hacia Bolivia.