El 31 de marzo se cumplirán 10 años de la muerte del "padre de la democracia moderna en Argentina". Raúl Alfonsín (1927-2009), el estadista, el político radical, el abogado, el gran humanista; aquel hombre que con convicción proclamó ante los argentinos aquello de que "un pueblo unido, jamás será vencido" y que promovió el Juicio a la Juntas, recibirá su homenaje en el Aula Magna de la de Facultad de Derecho el próximo jueves a las 19.

El objetivo del homenaje es evocar la dimensión de su figura, el vigor de sus ideales y la permanencia de sus valores que son, para un amplio espectro del arco político, y también para la cátedra libre Democracia y Estado de Derecho Raúl Alfonsín, que desde 2009 se dicta en ese claustro académico, una tarea imprescindible en los tiempos que corren.

Así también lo entendieron personalidades de los más diversos ámbitos como Claudia Piñeyro, Eduardo Menem, Fernando Bravo, Manuel Antín, Carlos Campolongo, Daniel Grinbank, Alberto García Lema y Luciana Rached, quienes plasmaron en un video para la ocasión la fecundidad de un legado.

Esa herencia será recordada como la que sentó las bases del Mercosur, selló la paz con Chile, promovió el divorcio vincular y la patria potestad compartida e instaló el diálogo y el disenso políticos en un plano de paridad, tolerancia y solidaridad.

Fue ese estandarte el que Alfonsín encumbró como lenguaje remozado para los argentinos, desde la visión del rol del Estado en estricta observancia de la construcción social y el desarrollo de los ciudadanos.

El primer discurso de Alfonsín como presidente

Raúl Mariano Alfonsín, uno de sus nietos, también abogado, y uno de los impulsores del homenaje junto al secretario de Investigación de la Universidad de Derecho de la UBA, Marcelo Alegre, lo resume con otras palabras: "Si algo nos legó a los argentinos mi abuelo fue el reconocimiento de las libertades políticas para la concreción de los derechos sociales de libertad e igualdad". Alegre también contó a Infobae que hace tiempo que desde distintos sectores le pedían un homenaje. "Creo que servirá también como espacio de reflexión, porque su pensamiento no sólo nos sigue acompañando a través de sus valores, que son los nuestros, sino también porque aún resta mucho por hacer".

La cita del jueves próximo, con entrada libre pero cupo limitado, tendrá tres oradores. Ricardo Gil Lavedra, Graciela Fernández Meijide y Marcelo Stubrin repasarán los valores por los que luchó Alfonsín toda su vida y los que inspiraron su presidencia y fraguaron sus luchas: el imperio de la paz, el respeto irrestricto a los derechos humanos, la ética de la solidaridad, la modernización del Estado, el diálogo como herramienta central de la convivencia política, la búsqueda de consensos, la unidad nacional y la construcción de una Argentina plural, sin exclusiones e insertada en el mundo.

El homenaje a diez años de su muerte se suma a los proyectos de la Legislatura porteña para rebautizar a la estación Congreso y al Paseo del Bajo con el nombre de Raúl Alfonsín.

Seguí leyendo: