Fue una reunión cordial, donde el sueño futbolístico de armar el Mundial 2030 en Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile imperó en la charla de presidentes. Pero también hubo un espacio para la reflexión y el debate político, en donde Mauricio Macri, su par de Chile Sebastián Piñera y el paraguayo Mario Abdo Benítez difirieron del uruguayo Tabaré Vázquez en un tema central: la conformación del Prosur para desterrar de una vez la Unasur, aquel espacio creado al calor del chavismo.

Durante el almuerzo que compartieron los cuatro presidentes de la región en la residencia de Olivos, después de la apertura de la cumbre de cooperación Sur-Sur de la ONU, hubo un intercambio de opiniones que derivó en un claro quiebre de posiciones en la región ante la crisis de Venezuela como telón de fondo.

"Cada uno planteó su posición y hay coincidencias mayoritarias de que la Unasur no funciona más y que hay que dar lugar a otro espacio más activo y pragmático de acción regional", dijo a Infobae un funcionario del Gobierno. Coincidió con esta apreciación un diplomático de Chile y otro de Uruguay.

Tabaré Vázquez hizo pública su posición en contra de la creación de Prosur que Piñera quiere lanzar este viernes desde Chile en una reunión a la que fueron invitados 12 presidentes. Macri ya adelantó su presencia. Al salir del Centro de Convenciones donde se realiza la cumbre Sur-Sur de la ONU, el presidente de Uruguay fue tajante: "Generar otra integración con finalidad ideológica sería cometer otro error".

Y agregó: "América Latina tiene una enormidad de procesos de integración regional: el Mercosur, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el ALADI, somos la región con más integracionismo del mundo. Superponemos un proceso tras otro". Inmediatamente lanzó un mensaje que luego tradujo a sus pares Macri, Piñera y Benítez: "Debemos pensar bien y no cometer errores que ya se cometieron".

El presidente de Uruguay se refería así a la eventual creación de Prosur que este viernes quiere lanzar Piñera en Chile. El presidente de Uruguay adelantó a sus pares que no irá a Chile pero que enviara a su vicecanciller como observador aunque no espera sumarse a esa partida.

El Prosur coincide con la mayor parte de los países de línea centro derecha que han surgido en América Latina en los últimos años y que cuestionan duramente al régimen de Venezuela. Vázquez siempre tuvo un tibio apoyo por la dictadura de Nicolás Maduro y es por ello que no se sumará.

Reunión en Chile

Este viernes Macri viajará a Chile para asistir al entierro definitivo de la Unasur, aquella unión de países sudamericanos que nació al calor del chavismo y el kirchnerismo hace 10 años para contrarrestar a los Estados Unidos. Pero a cambio de ello, el presidente argentino, junto con otros 11 jefes de Estado de la región, buscarán crear el Prosur, un nuevo espacio de integración latinoamericano que se propone ser más dinámico, con menos carga ideológica y mayor pragmatismo.

Macri llegará a Santiago de Chile para la reunión convocada por el presidente Piñera con la idea de dar el puntapié inicial al Prosur. Hasta hoy estaba confirmada la visita de Macri por el día junto con la de 9 jefes de Estado y la idea era conciliar un documento conjunto que englobe, entre otras cosas, fuertes cuestionamientos al régimen de Venezuela al mismo tiempo que impulsen temas de debate regional.

"Hay una decisión firme de conformar un nuevo espacio que logre una mejor integración en Sudamérica ciertamente sin los ideologismos que arruinaron la Unasur y sin perjuicio de los aportes que en algunos temas pudo dejar ese espacio en otros momentos", expresó a Infobae el embajador argentino en Chile, José Octavio Bordón, quien confirmó la visita de Macri el 22 de marzo a Chile.

El día previo a la reunión de presidentes en Chile habrá un encuentro de cancilleres para intentar abordar un documento para ser firmado por los jefes de Estado y dar así el puntapié inicial al Prosur.

Por razones obvias y abiertas diferencias ideológicas, Venezuela no fue invitada al convite. Es que allí se dará entierro definitivo, aunque sin mencionarlo tácitamente, a la Unasur creada en su momento por Hugo Chávez, Lula Da Silva, Rafael Correa, Néstor Kirchner y Evo Morales, entre otros jefes de Estado que conformaban el denominado eje bolivariano.

Pacífico, Mercosur y fútbol

Por otra parte, se supo que en la reunión de Olivos se analizó la idea de avanzar en acuerdos entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico para agilizar el comercio regional a Asia.

En este punto hubo amplias coincidencias entre los presidentes en ampliar los mecanismos de integración entre los dos bloques. Se sabe que la Alianza del Pacífico conformada por Chile, Colombia, Perú y México ha dado muestras para coincidir en acuerdos con el Mercosur. Pero las diferencias en el bloque que hoy preside Argentina impidieron ese rumbo.

En la distensión de la charla en Olivos se habló también de fútbol y los proyectos comunes para que los cuatro países se presenten como candidatos para el Mundial 2030. Aunque hubo una exigencia de parte de Argentina y Uruguay: que la final y apertura eventualmente sean en Buenos Aires y Montevideo. Allí concluyó el debate, porque en ese tema no hubo definiciones.