Sara Garfunkel, la madre del fiscal Alberto Nisman, volvió a hablar después de cuatro años de silencio. Y a pesar de que mantuvo un perfil bajo desde el inicio de la investigación tras la muerte de Nisman, Garfunkel no dudó sobre las causas del fatal desenlace. "Para mí lo mataron y punto, lo sé desde el primer momento. Lo que digan no me importa, pueden hablar los demás, pero sé que lo mataron", sentenció.

Garfunkel se encuentra en Israel para participar en un homenaje que le realizará el Fondo Nacional Judío Keren Kayemet LeIsrael y el KKL Argentina. En ese marco, contó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) sobre cómo siente la pérdida de su hijo. "Es como que estoy cayendo ahora. A pesar de que ya pasaron cuatro años, ahora me resulta más difícil. Estos últimos tres meses fueron muy difíciles para mí".

"Fue tremendo. Me quedé dura, no lloré nada en ese momento. Me quedé dura porque era algo que no se podía creer", dijo la mujer al describir el momento en que se enteró del fallecimiento de Alberto Nisman.

Consultada por la responsabilidad política del gobierno de Cristina Kirchner en la muerte del titular de la UFI-AMIA, la madre del fiscal evitó dar definiciones:  "Prefiero no hablar de política".

Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman. (NA)
Sara Garfunkel, la madre de Alberto Nisman. (NA)

Sergio Berni y el caso AMIA

A lo largo del reportaje, la mujer se refirió al momento que el entonces secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, le transmitió las condolencias por el fallecimiento de su hijo, corroborando la versión de que el funcionario sabía del deceso antes que se conociera oficialmente.

"Fue así. A las doce de la noche, estoy sentada en la cama, cerca del baño, y entra a las 12, cuando lo vi venir, estaba con una amiga y le digo, le digo algo… porque dos días antes había dicho de todo de Alberto, si era Berni, y mi amiga me dice: "Callate no digas nada". Y viene y me dio el pésame. A las dos de la mañana está en la cocina con (la entonces fiscal Viviana) Fein y un montón de gente, y le dice: "Vamos a ver doctora si está vivo". Me acuerdo porque cuando lo vi entrar miré la hora. Fue una de las tantas cosas que pasaron", relató la madre de Alberto Nisman.

Garfunkel habló sobre los rasgos del fiscal y dijo que era "un hombre demasiado valiente para su gusto". "Pasó por lo que pasó por eso", afirmó. Además, lamentó que el titular de la UFI-AMIA se haya arriesgado para avanzar con la investigación por el encubrimiento de la mutual judía. "Por lo menos hubiera estado vivo. Ya está, ya no se puede volver atrás", sostuvo. "Fui yo quien le dijo que no se hiciera cargo de AMIA. Mi mamá le decía: "Si sos inteligente, ponete solo"", planteó en otro tramo de la entrevista.

Homenaje en Israel

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, recibió ayer a Sara Garfunkel en una reunión a puertas cerradas.
El presidente de Israel, Reuven Rivlin, recibió ayer a Sara Garfunkel en una reunión a puertas cerradas.

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, recibió ayer en Jerusalén a Sara Garfunkel en una reunión privada y definió al fiscal como un "héroe", a raíz de su investigación del atentado de 1994 contra la sede central de la mutual judía AMIA en Buenos Aires.

La madre del fiscal arribó al país de Medio Oriente para presenciar la inauguración de un monumento a Nisman en el parque Ben Shemen, cuando se cumpla el cuarto aniversario de la muerte ocurrida el 18 de enero de 2015. El memorial consta de una pared que en su punto más alto llega a los dos metros y medio y luego baja hasta el suelo.

Garfunkel calificó de "honor" la invitación del gobierno israelí y saludó el "acompañamiento" de la comunidad de ese país. Sin embargo, señaló que recién en este tiempo "está cayendo" por el desenlace fatal de su hijo. "A pesar de que ya pasaron cuatro años, ahora me resulta más difícil. Estos últimos tres meses fueron muy difíciles para mí. No lo sé, cómo madre me pongo a pensar ahora que estoy acá, que él podría estar acá, pero está bajo tierra… últimamente me está pasando", contó.

Además de Garfunkel, se prevé que este viernes participen de la inauguración del monumento el presidente de la Knesset (el parlamento unicameral israelí), Yuli Yoel Edelstein, el embajador argentino en Israel, Mariano Caucino, el presidente mundial del KKL, Daniel Attar, el vice Hernán Felman, y el presidente de la AMIA, Agustín Zbar.

Seguí leyendo: