Sin dejar de tener presente la profunda crisis presupuestaria que atraviesa el sistema de defensa del país, la que ha colocado a las fuerzas armadas en una situación cercana a la parálisis total, las más altas autoridades políticas y militares se las ingenian para reservar parte de los exiguos recursos financieros para posibilitar al menos actividades de capacitación para sus cuadros más jóvenes.

Para posibilitar la salida al terreno de unidades militares, a los costos de traslado, racionamiento, apoyo logístico y otros, se les debe agregar para el caso particular de la artillería, el considerable costo de la munición. Cohetes de 127 mm, munición de 105 mm y otros empleados en este ejercicio posibilitan el entrenamiento de centenares de cuadros, para lo cual se centraliza la actividad para maximizar el rendimiento que se obtiene por cada disparo efectuado.

Según pudo saber Infobae, el Ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad, intenta potenciar hasta donde resulte posible todas las actividades operativas de las tres fuerzas armadas. En ese contexto, la presencia del propio Aguad junto al Secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Horacio Chighizola, y de los jefes del Estado Mayor Conjunto, Teniente General Bari del Valle Sosa, y del Ejército Argentino, General de División Claudio Pasqualini, durante la jornada de entrenamiento de este lunes fue interpretada por el personal como un claro respaldo a la actividad institucional.

Salinas del Bebedero es un enorme yacimiento de cloruro de sodio de 6500 hectáreas de extensión, ubicado a 40 kilómetros al suroeste de San Luis capital. Tradicionalmente y fuera de la época de "zafra" de la sal, se realizan ejercicios que nuclean componentes de artillería de todo el país e incluso efectivos de la fuerza aérea y de infantería de marina.

La instrucción brindada durante la semana pasada y que hoy presenció Infobae consiste en ejercitaciones en el terreno con tiro de artillería empleando medios integrados los que operaron en "distancias reales". El ejercicio tiene como principal objetivo que oficiales y suboficiales cursantes obtengan la correspondiente certificación para desempeñarse como jefes de subunidad y operadores de armas, según corresponda.

Durante la zaga de exposiciones que distintos oficiales del arma de artillería brindaron ante el Ministro de Defensa se dieron detalles sobre los elementos con que cuenta en el presente el Ejército Argentino, haciendo especial hincapié en todo lo atinente a desarrollos propios de la fuerza y fabricación nacional.

La actividad se divide en dos partes fundamentales: una educativa y otra de experimentación. La primera parte incluye tiro de 105 y 155 mm, tiro nocturno y diurno, como así también relevamiento topográfico. Por otro lado se experimentan diversos desarrollos, de material y de software propios de la fuerza.

"La zona de operaciones reúne condiciones casi desérticas, temperaturas elevadas, clima extremadamente seco y fuertes vientos, ponen a prueba además la preparación física y la resistencia de las tropas empeñadas en la tarea", sostienen los instructores militares

Las Fuerzas Armadas que vienen

Cada vez toma más cuerpo la idea imperante en el gobierno nacional sobre producir una profunda reestructuración del sistema de defensa de Argentina y por añadidura la reestructuración de sus FFAA. En este sentido se prevé reorganizar unidades, agrupar no sólo algunos cuarteles, sino además unificar algunas tareas administrativas que en la actualidad las fuerzas llevan adelante en forma paralela.

En lo que respecta al personal militar y civil, los planes en desarrollo prevén inducir al personal civil en condiciones de hacerlo a optar por la jubilación. Limitar la permanencia de militares y civiles a 35 años de servicio y además a la desafectación y eventual venta de algunos activos hoy en poder de las FFAA sin estar afectados a un uso estrictamente militar.

El presupuesto militar para el ejercicio 2019 supera los 100 000 000 000 millones de pesos en valor nominal, pero en virtud a la depreciación de la moneda, en la práctica resultará sensiblemente menor al del corriente año. "Deberemos agudizar el ingenio para optimizar la relación entre gasto y recurso. Este ejercicio es una muestra de ello" señaló a este medio uno de los altos oficiales presentes en el campo de tiro.

Ascensos esperados

Desde el pasado viernes, el jefe del Ejército, Claudio Pasqualini, fue promovido al grado inmediato superior. El ahora General de División había quedado afuera de los ascensos generales de personal superior aprobados hace poco más de un mes para las tres fuerzas por parte de la comisión de acuerdos del Senado. Infobae pudo saber, además, que idéntica suerte correrán los 3 contraalmirantes cuyo ascenso a vicealmirantes había sido demorado por el Senado en virtud de las presuntas responsabilidades que les pudieran corresponder respecto a la tragedia del ARA San Juan.

Por último, fuentes de la cartera de Defensa sostienen que el actual Jefe interino de la Armada, José Luis Villán, será confirmado por el presidente Mauricio Macri como titular efectivo de la Marina de Guerra.